Capsulas de Carreño

Nacional, debutando a lo cam…peón.

BARRANQUILLA. Escasamente Nacional tuvo unos diez minutos jugando a lo campeón, momento en el que logró el empate a un gol. Junior lo superó en planteamiento e individualidades. Foto @Dimayor.com.

===

Por Jorge Iván Londoño Maya.
Columnista Cápsulas.

 

 

*Confiemos en que el mensaje que aparece en la camiseta que está usando Herrera, sirva para calmar los ánimos.
===

 

 

Nacional inició este torneo dándole a su kínder una salidita,  cogidos de la mano por el Atanasio, para enfrentar al Tuluá, práctica que en el semestre anterior hizo contra Águilas Doradas, y que le supo a cacho.

 

Para el segundo partido contra el Junior, el técnico Herrera no tenía de otra que sacar la pesada, lo que  prácticamente se tradujo en el debut del campeón, frente a uno de sus enconados rivales, al que había eliminado en el cuadrangular,  con consomé de tiburón incluido. Se presagiaba, entonces, que Junior, tu “expapá”, ateniéndonos a los resultados de los últimos partidos, en los que Nacional sacó ventaja, se iba a venir con arroz con coco incluido, y así fue.

 

Junior puso las condiciones en el partido, de la mano de Cariaco González, con pura pinta de santo de Semana Santa pueblerina. Escasamente Nacional tuvo unos diez minutos jugando a lo campeón, momento en el que logró el empate a un gol, empate que llegó de la cabeza de Duque,  y elevándose como el dólar; mejor dicho, les repitió la misma jugada del Atanasio en el partido de vuelta.

 

Poco duró la ilusión de equilibrar en fútbol el partido, porque Nacional se diluyó y volvió a su otro juego, el de cam…peón de ajedrez, por su limitación para salir, solamente una casilla por jugada, y comiendo tímidamente por los lados.

 

En el primer gol del Junior, Cariaco le hace una jugada de arco iris a Candelo que se come enterito el amague, y saca un disparo que encuentra en el poste su aliado para que entre el balón. El segundo es de esos goles sin querer queriendo, logrado por Esparragoza, currambero de patacón completo;  y el tercero es un penal por mano de Ángulo, “soplado” por los señores del VAR, que anoche si justificaron el sueldo, gracias en primer lugar a la falta de pantalones del árbitro, al ponerle reversa a la expulsión de Hinestroza, y luego en la merecida expulsión de Mier, quien anoche pasó del salón de la fama al cuarto de San Alejo.

 

Nacional ha tenido un comienzo de torneo aparatoso por las malas decisiones administrativas, que incluyó la echada de Gio por la portada de potrero; beligerante entre las barras y los directivos, y cantinflesco por las explicaciones del Presidente Gutiérrez.

 

Confiemos en que el mensaje que aparece en la camiseta que está usando Herrera para dirigir, “Oh Libertad, Oh Nacional”, sirvan para calmar los ánimos y que las aguas vuelvan al interior de Hidroituango, porque el siguiente partido es contra Millonarios, el equipo del exmanizalita Vélez, y luego contra el Tolima.

 

“Ir juntos es un comienzo, mantenernos juntos es un progreso, trabajar juntos nos hará triunfar”. Henry Ford.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top