Capsulas de Carreño

Nacional en Pereira, como en casa de primos

PEREIRA. Nelson Deossa, uno de «los tres ases» de Nacional, línea que funcionó bien ante Pereira. Foto @Dimayor.com.

===

Por Jorge Iván Londoño Maya

 

 

 

*Ganó Nacional con solvencia, con entrega y con ganas. Lástima la lesión de Jarlan adportas de la Copa Libertadores.
====

Con tantos enfrentamientos entre Nacional y Pereira, el asunto se volvió como en casa de primos, a la que uno llega con plena confianza y apapachado como si fuera la propia. Los hinchas pereiranos se conocen de sobra; los hinchas de Nacional tienen su tribuna escriturada, muchos de ellos llegados desde Medellín en Empresa Arauca o Yamaha.

 

Igual que en los demás estadios del país, Nacional pone a girar el torniquete, y otra vez el Hernán Ramírez repleto, con cancha mojada y blanda por la lluvia que hizo las veces de preliminar. El protocolo de siempre y que no falten el colorido humo y la pólvora; el sorteo de campo entre los capitanes, hasta con caras de pocos amigos.

 

Nacional comienza muy cómodo, con buena salida de sus laterales, principalmente Banguero que se junta con Jader, que al menos en el primer tiempo mostró cositas nuevas. Por la otra punta es Jarlan, estrenando silueta, el que pone la nota en alto, Duque muy acucioso marcando la salida de los matecañas, en el medio campo se destacan “Los Tres Ases” Solís, Deossa y Sebastián, el que toca la guitarra puntera y primera voz.

 

Corría el minuto 8, Solís le hace un largo pase a Jarlan hasta la punta, quien se corre hasta el centro y empalma un zurdazo para que el balón entre como pedro por su casa por el ángulo superior derecho y se decrete el primer golazo de la noche.  Jarlan corre hasta el parche verde a celebrar su obra de arte.

 

Minutos después Jader pudo aumentar, pero Quintana lo evitó con gran atajada. Terminando el primer tiempo se produce el tirón de Jarlan, que en Pereira se dice turrón, por aquellos famosos, que obliga a su retiro para que entre Dorlan. Más adelante la producción nos mostraría  a Jarlan sentado en la banca, con su bolsa de hielo pegada al muslo izquierdo, en el que tiene un enorme tatuaje en forma de pergamino romano, que a lo mejor contenga los derechos del hombre.

 

El primer tiempo termina con una incursión de Nacional en el área del Pereira, como si se tratara de la mejor versión de la escalada de comando del ejército a un campamento chusmero, acción que comenzó con una lujosa jugada de Banguero, que tal vez Pelé la haya hecho, túnel a un contrario pero hecho de taquito. Yo pues, jamás en mi vida.

 

Nos vamos para el segundo tiempo, con un Nacional que se relaja en su juego, producto a lo mejor de la intensidad del primero y del estado de la cancha; cede terreno y espacio.  Pereira aprovecha el papayazo para generar el fútbol que no le vimos en el primer tiempo; a propósito, y ya que estamos comiendo prójimo, que Pereira tan flojo, sin argumentos y lejos del equipo campeón. Arley Rodríguez, viejo conocido, comienza a inquietar, a manotear, a fingir, porque para eso es cinturón negro, acolitado por Carlos Ramírez y Jhony Vásquez, que en todos los partidos hacen las veces de abogados litigantes ante el árbitro.

 

Durante los últimos 15 minutos Nacional cambia su forma de jugar, y retoma su estilo para generar llegadas de gol, una de ellas al mejor estilo del verde, un triunvirato que comienza con Dorlan a Roman, quien en un pase genial habilita a Duque para que salga en carrera, se coma de cuento a Quintana y dispare al arco para que el balón entre empujado y alineado por todos. Se configura el dos a cero y la tranquilidad. Luego Nacional tendría dos oportunidades de marcar, impedidas por las humanidades de Quintana en una  y Vásquez en otra.  A segundos de terminar el partido, el paral le niega al Pereira la oportunidad de hacer su gol.

 

Ganó Nacional con solvencia, con entrega y con ganas. Lástima la lesión de Jarlan adportas del inicio de la Copa Libertadores, y que pone al departamento médico a codearse con San Vicente Fundación, debido al elevado número de lesionados en recuperación.

 

Este fue un partido de nuestro torneo, contra un Pereira venido a menos; en el que Nacional practicó un fútbol casero,  pero otra cosa es la Libertadores, que está a la vuelta de la esquina, y allí nos podríamos enfrentar a uno de estos viejos conocidos como Fluminense, Palmeiras, Boca o River. ¿Cómo la ven?

 

Por el momento, para Nacional sigue el clásico montañero contra el DIM, que viene desfilando por la alfombra roja, luego de su clasificación a la fase de grupos en la Copa Libertadores.

 

Lo mejor será seguirle el consejo a Mateo: “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propio afán”. Mateo 6:25 -34.

Compartir:

5 comentarios

  1. Miguel Robledo Restrepo

    18 marzo, 2023 at 6:28 pm

    POR COLUMNA DE JORGE IVÁN LONDOÑO
    Quiero atreverme a unos apuntes a tu certera columna, Jorge Iván. El túnel de taquito de Banguero es para enmarcar y quiero recrear otra jugada en la que Román pasa por detrás de Jarlan quien le cede, para meter un pase atrás que si Aldair no le tapa el remate a Gentil, todavía estuviéramos celebrando.
    Nacional jugó un gran partido los 90 minutos, salvo una desconcentración fugaz en el minuto 60 con el cambio de Perea por Gentil.

    Aparte, quiero destacar a dos jugadores «distintos» por su biotipo y su manera de jugar: Deossa y Solís. Son volantes de ida y vuelta, ambos longilíneos, que en cierto modo recuerdan a Harold Lozano; muy habilidoso y dominador Solís y Deossa con una capacidad de sacrificio asombrosa.

    Otra jugada que mencionás al detalle fue el formidable pase de Román a Duque para el segundo gol. Me hizo recordar al inolvidable Mac10, Macnelly Torres que tantas glorias nos dio.
    Miguel Robledo Restrepo

    Hincha de Club Atlético Nacional
    Montebello - Antioquia.

    • Miguel Robledo Restrepo

      19 marzo, 2023 at 8:47 am

      REFLEXIÓN VERDE
      Y no entiendo cómo dicen que Duque se comió el gol ante el centro de Perea; entonces Dorlan también se lo comió. La tapada doble fue una proeza de Aldair Quintana. Hay qué analizar la jugada para no sacar conclusiones desafortunadas.
      Miguel Robledo Restrepo

      Hincha de Club Atlético Nacional
      Montebello - Antioquia.

    • Miguel Robledo Restrepo

      19 marzo, 2023 at 8:48 am

      REFLEXIÓN VERDE
      Y no entiendo cómo dicen que Duque se comió el gol ante el centro de Perea; entonces Dorlan también se lo comió. La tapada doble fue una proeza de Aldair Quintana. Hay qué analizar la jugada para no sacar conclusiones desafortunadas e injustas.
      Miguel Robledo Restrepo

      Hincha de Club Atlético Nacional
      Montebello - Antioquia.

    • Jorge Iván Londoño Maya

      19 marzo, 2023 at 8:54 am

      EN RESPUESTA A MIGUEL ROBLEDO RESTREPO
      Muy agradecido Miguel con tu comentario, al igual que por el de Libardo. creo que ha sido el partido con mayor despliegue táctico, técnico y físico de Nacional. Con notas muy altas en Sebastian, Deossa y Solís, al igual que Banguero y Roman. Jarlan nos deleitó con ese golazo que lo tiene patentado ante notario.
      Autuori, a estas alturas, debe tener muy claro cuales son los hombres claves. Ese medio campo con el «Trió Los Ases» debe tocar en todas las serenatas; la defensa creo que hace un trabajo aceptable, porque el que no tiene a Pasarela, con Zapata se acuesta.
      Mier tiene sus atajadas y pifias brillantes, siendo más las primeras, por fortuna; y Jefferson Duque, con su gol, nos mostró que todavía tiene con qué.
      Jorge Iván Londoño Maya

      Hincha de Nacional
      El Retiro

  2. Libardo Jaramillo c.

    18 marzo, 2023 at 2:30 pm

    DE NACIONAL EN PEREIRA
    Muy poco deja Jorge Iván para agregar: vimos el mismo partido. Un Nacional muy dinámico y el marcador debió ser más amplio. Este equipo para mí es el que mejor presentación ha hecho en estos últimos días.
    Libardo Jaramillo B.

    Hincha de Nacional
    Medellin

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *