Capsulas de Carreño

Nacional entre una película rosa o de terror.. Por Jorge Alberto Cadavid

Por Jorge Alberto Cadavid.
 

*El sábado ante Junior sabremos en que programa estamos, si de susto o de alegría. Ya veremos.

—-

Desde los preámbulos del partido, ya empieza uno a someterse a las angustias que genera el terror de las decisiones de Osorio, rotación, seguro innecesario, pero es el método de este Señor.

Ya en el desarrollo del partido, la defensa genera pánico, Blanco es el lunar negro de esta. Segura lo repito no es jugador para el verde y Palacios ni fu ni fa.

En el medio campo, Arango es un fantasma que aparece y desaparece, su intermitencia es una sombra en el terreno de juego.

Y escalofrío es lo que genera las pobres presentaciones de González Lasso, que desperdicio, que ineficacia, que soledad para aspirar a una anotación.

Pero la otra cara de la moneda se da, con los tres puntos logrados, así todo es color de rosa.

Gracias a la magistral jugada iniciada por Andrade y concluida con clase por Barrera , asistimos a la película rosa.

Pero no solo esto, el segundo llegó con una joya de Quiñones, que alumbró la noche de amor con la red.

Otra alegría es la presentación de Córdoba, joven en la zona defensiva, la más traumática, pero esperanzadora con su aporte.

El terror, cuando el equipo queda expuesto en los contraataques, dejando tantos espacios.

Por el sector de Palacios- Quiñonez, y la pasividad de los centrales, llegó el descuento búcaro.

Mejor el primer tiempo, rosa, que el segundo, donde le faltó físico y aprovechar un hombre de mas, terror.

El sábado ante Junior sabremos en que programa estamos, si de susto o de alegría. Ya veremos.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top