Capsulas de Carreño

Nacional es un equipo de chispazos

Por Miguel Robledo Restrepo.
Columnista Cápsulas.

 

Atlético Nacional 2 – Deportivo Pereira 0. Septiembre 3 del 2023

Y es por eso que ya me harté de escribir crónicas de partidos tan irregulares que no permiten concluir si el equipo es bueno o malo o si juega bien o mal. Pienso dedicarme a buscar los detalles que me llamen la atención.

Lo primero, un remate de Brahian, de su estilo; correrse de derecha a izquierda para buscar el espacio.

Deossa se liberó de su trabajo a los 74’, conduce el balón por el medio, y teniendo pase a su izquierda se decide a rematar, con tan buena fortuna que su tiro, que era flojo, pega en la pierna de Quintero y se mete al arco. Un 2 – 0 que dio tranquilidad. Foto @nacionaloficial.

Luego sigue con la buena pegada de Carlos Ramírez quien se la tiene velada a Nacional contra quien siempre se luce. Ese remate casi desde el centro de la cancha iba con tanta potencia que rebotó en el pecho de Mier y se devolvió muchos metros. A los 29’ hubo una jugada similar, de larga distancia, que Mier supo desviar a un costado.

Hablando de chispazos, el mejor fue el que tejieron entre Mejía, Brahian, Román y Duque para un magnífico gol en el minuto 12. Y no destaco nada más del primer tiempo, solo aproximaciones.

En la primera jugada del segundo tiempo, Yimer Fory le gana la raya a Román saca un centro a la olla y Zapata que corría detrás de González, le pisa el talón para que piten un penal justo. Viene el cobro de Ramírez. Mier en una jugada inteligente deja clavado su pie derecho y extiende todo su cuerpo a la izquierda para una brillante atajada.

A los 51, Kener Valencia remata entrando al área para el lucimiento de Mier, y en el único tiro directo al arco Verde, pues todos los demás fueron aproximaciones.

A esta altura del partido ya Cantera nos sacaba la piedra con su lentitud, su alegadera y su ineficiencia y la peor fue su descache ante el excelente pase de Brahian. Cantera le pegó al aire.

A los 63’ vino el primer revulsivo, Entran John Duque y Néider Moreno por Cantera y Brahian con lo que Deossa se libera de su trabajo de marca y es así como a los 74’ conduce el balón por el medio, y teniendo pase a su izquierda se decide a rematar, con tan buena fortuna que su tiro, que era flojo, pega en la pierna de Quintero y se mete al arco. Un 2 – 0 que da tranquilidad.

Entran Jader y Tatay por Mejía y Perea y el partido se anima un poco. Luego Asprilla por Jefferson como para cerrar el juego.

Nacional no tiene un sistema de juego definido porque carece de un conductor, entonces se limita a los chispazos que nacen de la genialidad de sus individualidades.

Yo pienso que Amaral no dirige sino que rompe una piñata para ver qué recoge de lo que cae disperso.
Con la certidumbre de que me van a crucificar y viendo al Pereira de ayer, me atrevo a sugerir el retorno de Alejandro Restrepo a su casa. Me parece que el hombre ya está maduro para coger las riendas del Verde. Viendo la liga local y algunas de América no veo a nadie más con la capacidad y los méritos de Restrepo y que esté al alcance de las posibilidades de Nacional.

Por lo demás, Nacional es una recocha con muchos jugadores que marcan diferencia individualmente pero que no están sintonizados.
Miguel Robledo Restrepo.
Columnista de Cápsulas.
Hincha de Club Atlético Nacional.
Montebello – Antioquia.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *