Capsulas de Carreño

Nacional internado en una UCI

ASUNCIÓN. Este señor, de nombre Gabriel Ávalos, paraguayo de 30 años, con el doblete acabó de desnudar las fallas defensivas del Atlético Nacional. Foto @AAAJoficial.

Por Jorge Iván Londoño M.
Columnista Cápsulas.

 

Además de tener que soportar las artimañas de los dueños del balón en el ámbito suramericano, porque eso de programar un juego de “local” a 4.000 kilómetros de Medellín, pues, en avión, no tiene presentación, Nacional con su derrota frente a Argentinos Juniors, quedó internado en una unidad de cuidados intensivos, para salvarle su continuidad en la Copa Libertadores.

 

Alarmista, para nada, realista de tiempo completo. Miremos a brinco de monja el grupo efe, de funesto, que nos tocó.

Argentinos Juniors se escapó con 9 puntos; queda entonces un cupo para tres, Nacional 4 puntos, la U Católica 3 puntos y el tocayo de Uruguay 1. De los tres partidos por jugar, Nacional juega este 12 de mayo de “local” frente a su tocayo,  a lo mejor lo manden para la Patagonia. Y le restan dos partidos de visitante, condición que se volvió en un dolor de cabeza en esta temporada del verde.

 

Otro funesto partido para Guimarães y sus dirigidos. Algunos dirán que el largo viaje y lo apretado del horario pudo haber influido en el rendimiento; vaya pregúntele eso mismo a los jugadores de Santa Fe, que le jugaron mano a mano a River Plate, y si no es por Armani (mucho Armani) les ganan el partido, y a los cardenales les tocó beber del mismo cocinado preparado por la Conmebol, cocinado que obligó a los equipos nuestros a hacer vaca para pagar un vuelo chárter.

 

Lo que si es cierto es que el mediocre árbitro venezolano influyó en el resultado del partido, al no sancionar dos acciones de penal a favor de Nacional. Obviamente eso no tapa el mal accionar del equipo, ni las concebidas rabietas de Jarlan, ni la quebrada de otro vidrio por parte de Castro, ni la pobreza franciscana en los cobros de tiro libre o de esquina.

 

El equipo de Milito mostró solvencia y contundencia y Nacional fue irreverente con su fútbol. Para ajustar, el técnico ahondó su falta de criterio profesional, porque cuando expulsan a Olivera, por segunda amarilla que nace de una  falta intrascendente,  no recompone la defensa, sino que cambia a Duque por Álvez, delantero por delantero, y en el minuto 86, cuando todo está cocinado, ingresa a Vladimir. ¡Válgame Dios!

 

Lo enclenque de Nacional en defensa, la merma en su producción goleadora y las pobres decisiones tácticas del técnico, hacen que en este momento la esperanza cambie de verde a morado (luto) y que nos inunde el pesimismo de que el equipo no salga bien librado de la unidad de cuidados intensivos.

Beato Marianito, es todo tuyo.

Compartir:

3 comentarios

  1. Jorge Iván Londoño M

    10 mayo, 2021 at 10:30 am

    *Para Víctor y Jorge Enrique
    Van mis agradecimientos por su comentario, y por coincidir con el difícil momento que vive nuestro equipo. Confiemos que el partido contra el otro Nacional, en la ciudad de Pereira, nos devuelva la esperanza con un triunfo, así sea por medio gol, que no es mucho pedir,
    Jorge Iván Londoño M., columnista Cápsulas

  2. Jorge E Vanegas

    9 mayo, 2021 at 12:40 pm

    *Por columna de Jorge Iván Londoño
    Jorge Iván ese titular es lo más claro y contundente de esta tan extraña realidad del Nacional. Estar en una UCI, ya pasó de cuidados intermedios y llegó a los intensivos. Nada como bien expresas enmascara la falta de sincronización de este equipo en función defensiva, la de la creación e ideas de manera continua por parte del que supone ser el encargado, Jarlan Barrera, quien parece elegir partidos y quien muestra una falta de ganas y de mística sorprendentes. Y así haya marcado tantos goles en el año, solo han aportado eficiacia en casa porque como visitante su fatalidad es la constante del año en logros. Esto para expresarnos ante tu gran comentario.
    Jorge Enrique Vanegas, columnista Cápsulas

  3. Victor H Restrepo Tapias.

    7 mayo, 2021 at 8:54 pm

    *Nacional se desplomó
    El equipo se desplomó definitivamente, estaba convencido que de ganarle a Equidad iba a catapultar el equipo en todo, se nota que lo de Equidad fue un mazazo que lo dejó de UCI como usted lo aprecia.

    En verdad no sabemos que pasa en Nacional, no se sabe cuál será el revulsivo para salir de este nadaísmo en la que anda el equipo.

    No entiendo un técnico con 10 jugadores manda al equipo a presionar arriba cual Manchester City, porque no lo hizo cuando estaba completo? si es que era capaz porque no lo hizo desde el comienzo.

    Tenía buenos presentimientos con el señor Guimaraes, ahora veo que anda más confundido y dando bandazos de no te lo puedo creer, perdiendo dos a cero para que vainas entro un jugador al minuto 88, eso es crucificar a alguien cuando nada va a resolver.

    Claro que la culpa no está toda en él, esos benditos refuerzos de Nacional si que salieron «paquetacos» y los que medio andaban en nivel se cayeron como siempre, mejor dicho como se burlan de mi en Cali, con el equipo «tosferina» solo le da a los chicos.

    Insisto hay que reestructurar este equipo, en todo, dirigencia, cuerpos técnicos, fuerzas básicas, asesores y en jugadores menos confort y mas exigencias, pagar por logros, por triunfos y no tirar la plata con jugadores que llegan a Nacional a ponerse las pantuflas y a dormir cual recién pensionado perezoso.

    Uno como hincha lamenta y le duele lo que le pasa al equipo, además es como un revoltijo con rabia porque no se ve quién pueda salvar esto.

    Esperemos mi columnista admirado Jorge Iván, encontremos pronto la vacuna para salir pronto de la UCI en la que estamos y recuperar la salud futbolística, la salud de éxito de nuestro amado verde. Que el Todopoderoso nos envíe pronto ese salvador y la cura pronto.
    Víctor H. Restrepo Tapias, Cali, hincha de Nacional

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top