Capsulas de Carreño

Nacional y el Bolívar desnudo.

PEREIRA. Justificaron algo del sueldo Sebastián Gómez hasta que le llegó la patada voladora y Dorlan Pabón. Los demás, bien gracias. Foto @Dimayor.com.

==

Por Jorge Iván Londoño.
Columnista Cápsulas.

 

Pereira tiene su Bolívar desnudo en la plaza del mismo nombre, y Nacional por su parte lo imitó haciendo lo mismo en el Hernán Ramírez Villegas, para dejarnos ver sus flaquezas en el orden futbolístico, estratégico y de actitud.

 

Como abrebocas a este partido, el Bucaramanga nos mostró cómo se resurge de las cenizas, como se remonta un marcador en contra de 3 – 1, de la mano, la cabeza y los guayos de Sherman Cárdenas, el pequeño gigante en entrega y pundonor. Yo en forma ilusa pensaba para mis adentros, Nacional contra el Pereira también puede poner alma, vida, y clara con yema. Menos mal soñar es gratis.

 

Con una buena entrada y un decorado entre amarillo, rojo y verde, se dio el estreno del estático (ya le conocemos esa condición) técnico Autuori, y del “nuevo” Nacional, la verdad, muy diferente al que Sarmiento adecuó en la media horita que le dieron.

 

A los 9 minutos penal a favor de Nacional, porque Ramirez empinó el “codo” al mejor estilo pipero, ante disparo de Dorlan. 5 minutos demoró el cobro que Duque convirtió en gol. Pereira hacía el gasto para atacar, saliendo desde atrás porque Nacional no apretaba la salida matecaña. El ataque verde se generaba principalmente por la banda izquierda, en donde Banguero hacía de las suyas, pero en contra, apoyado en sus malos pases y en su deficiente marca.

 

Dorlan hacía mucho más que sus compañeros por el partido, repartía juego, mandaba matracazos, como el que le tapó el portero Castillo y otro que salió desviado, ordenaba y gesticulaba. Duque con su cuota mínima, hizo el gol de penalti y tuvo una oportunidad de cabeza que no pudo capitalizar. Andrade al minuto 44 pudo anotar el segundo, pero….deje así.

 

Arranca la complementaria con los jugadores de Nacional en la cancha pero el espíritu todavía en las alcobas del hotel, porque Pereira en los 5 minutos iniciales, pudo empatar el partido. Se ve a un  Nacional no tan recursivo como en el primer tiempo, y a un Pereira con arrestos y con ganas, por lo que recibe su premio al minuto 64, un balón aéreo de izquierda a derecha que Banguero rechaza pero hacía atrás, lo deja servido para el centro y Leo Castro, de taquito con aire de tango, logra el empate.

 

Pereira se queda con 10 jugadores porque Piedrahita  le hace a Sebastián el tatuaje del número de sus guayos en su ojo izquierdo. Nacional, ahora si apura, y trata de lograr el gol del triunfo, pero lo que se deja para mañana por lo general se vinagra.

 

Para destacar y en mayúsculas, pero en lo negativo, el trabajo de Candelo y Banguero. Justificaron algo del sueldo Sebastián hasta que le llegó la patada voladora y Dorlan. Los demás, bien gracias. Solamente a título informativo, Jarlan entró el minuto 83. Debut frío de Autuori, a quien, como al resto, habrá que darle un compás de espera, pero no tan ancho como el canal de Panamá.

 

Bueno, para la fecha 20, la definitiva, tendremos varios equipos “maquetas” que no tienen más remedio que sacar 3 en el examen final, para pasar así sea raspa´o. Entre ellos está nuestro flamante y costoso Nacional, que se las verá nada menos que con la Equidad de Alexis, equipo que nos eliminó en el mismísimo Atanasio Girardot, en los albores de mayo 2021.

 

“Lo único imposible es aquello que no intentas” Bob Marley.
=========================================

Compartir:

Un comentario

  1. Victor H Restrepo Tapias.

    24 octubre, 2022 at 5:59 pm

    POR COMENTARIO DE JORGE IVÁN LONDOÑO
    Mi admirado Jorge Ivàn, con este equipo mutante cada tres meses de tècnico y de ideas de juego, creo que no podemos esperar mucho; no sè uno como jugador de fútbol, aunque el ya está inventado todo se le vuelva a uno confusión con ese salpicón de ideas cada tres meses, sumado a la «perecita» y la incapacidad técnica de algunos de ellos que no ayuda mucho.

    Los tècnicos hablan de correr, de sacrificio, de presión alta y demás habladurías y en Nacional muchas de sus figuritas no conocen de ello. Dicho esto en Nacional atacan varios y por decir todos, pero defienden 6; el arquero,los cuatro de atrás y Sebastián Gómez el resto de sudor y lágrimas pocòn, pocòn.

    Este Nacional yo lo volví como la definición de fe que me enseñaron con el catecismo del padre Astete: «La confianza en lo que no se ve y la convicción y certeza en lo bueno que me espera»

    Asì que fútbol que convenza hoy no hay mucho, confianza como hincha que llegue algo bueno por la visión futurista que tiene el nuevo tècnico cuyo discurso suena prometedor, esperemos se materialice lo que se pregona.

    Así que a esperar que se clasifique, aunque de esos equipos dirigidos por ex nacionalistas, líbranos Señor. Otro dilema es que ahora buscar un culpable, en el fracaso de una no clasificación no va a ser posible encontrar el chivo expiatorio para despedir, el técnico, entonces llega la depuración, en buena hora.
    Víctor H. Restrepo Tapias

    Hincha de Nacional.
    Cali.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top