Capsulas de Carreño

Nacional y sus quiebras entre 1950 y 1958 (1)

Fabricato le tendió la mano al Atlético Nacional en ese 1951 complicado en el aspecto económico. Aspectos del folleto publicado con los jugadores. El uniforme del equipo era camiseta verde y pantaloneta roja. Foto tomada de la Revista del Atlético Nacional.


Por Juan Manuel Uribe,
historiador

El club Atlético Municipal fue fundado el 30 de abril de 1947 (escritura pública # 2.100). Y a tres años de la fundación, Atlético Nacional estaba quebrado. Apareció Santiago Mejía Olarte, de 28 años, hincha del equipo mas no socio fundador como erráticamente escribí hace unos años, y se le ocurrió tocar la puerta de la empresa privada. Habló con Rudesindo Echavarría, presidente de Fabricato.

La junta directiva de la empresa textil aprobó, sin mayoría, apoyar al club y aportó 100.000 pesos de la época (unos 300 millones de hoy), para salvar la crisis económica y reforzar la nómina. Señalo que Mejía Olarte no fue directivo de fútbol posteriormente sino uno de los empresarios más brillantes de Colombia y se le conoció y conoce como Don Santiago Mejía Olarte. Esta historia la domina el doctor Rafael Mejía Correa, hijo de Don Santiago.


Es interesante la consulta a la prensa: EL COLOMBIANO, 1º de abril de 1950:
1º. El conjunto Atlético Municipal estará compuesto por elementos nacionales de verdadera representación deportiva, con lo cual se pretende formar el equipo nacional más completo que pueda presentarse en cancha alguna.

2º. Dada la circunstancia de ser el conjunto Atlético Municipal el único equipo integrado por jugadores colombianos, dentro del actual torneo profesional, sus directivas solicitan y esperan la colaboración económica no sólo de la industria, del comercio, su hinchada, sino de todo el público en general para demostrarles a esos jugadores que se les estima y para obtener la feliz culminación de la onerosa tarea que se ha impuesto.

3º. El lema de esta campaña será “por encima de todo, la defensa y estímulo del jugador nacional”. Medellín, marzo 31 de 1950. Raúl Zapata Lotero, Jorge Osorio Cadavid, Enrique Montoya Gaviria, Jaime Correa Estrada, Francisco Robles Echavarría y Raúl Héctor Sánchez, gerente.

Y fue Santiago Mejía quien actuó para salvar al club, que cambió de nombre de Atlético Municipal a Atlético Nacional, el 10 de julio de 1950 con la escritura pública #4.178, protocolizada el 4 de agosto de ese año.

Y volvamos a la prensa: EL COLOMBIANO, 25 de julio de 1950:
… El doctor Raúl H. Sánchez entrega el club a una nueva organización que se encargará de su manejo. Raúl Héctor fue uno de los creadores del espíritu del Atlético Municipal. Se le inculpa de manejar el club como casa propia. Pero él afrontó las difíciles condiciones económicas del último año. Entregó el equipo que pasó a ser un fuerte club con gerencia de $ 800,oo. La nueva junta tiene el apoyo financiero de Fabricato y está integrada por los señores Rodrigo Mejía, Santiago Mejía Olarte, Gilberto Escobar, John Londoño y Hernando Echeverri Duque.

Municipal arrancó el campeonato de 1950 con siete partidos perdidos: el momento en que se pidió el apoyo. Cuando la nueva junta tomó las riendas el equipo disputaba la retaguardia con Huracán y Once Deportivo, dos clubes que van a desaparecer tras el año siguiente. Estos directivos no lograron enderezar el camino y en 1950 Nacional quedó colero en compañía del Once Deportivo (de Manizales).

Pero siguieron pensando en grande y para 1951 hicieron tres adquisiciones de postín: Julio “Chonto” Gaviria, Óscar “Severiano” Ramos y Carlos Arango, que junto con Humberto “Turrón” Álvarez, Hernán Escobar Echeverri, Rafael Serna, Gabino Granados, Rafael Serna y el resto del grupo se formó una cuasi selección Colombia. Pero el fracaso fue mayúsculo en 1951: 15º entre 18 equipos. Fabricato perdió su inversión y se retiró en noviembre de ese año.

Nacional 1951. Chonto, Ramírez, Carlos Arango, Turrón, Hernán Escobar, Córdoba, Guerra, Amaya, Osorio Vargas, Shinola Aragón y Rumbo Vidal. Abajo: Aicardi, Apolinar Pérez, Granados, Marcos Osorio, Severiano Ramos, Vivares, Alzate y Gamboa. Foto cortesía.

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top