Capsulas de Carreño

Ni goles de Messi necesitó (Walter Vargas, ole.com.ar)

Walter VargasPor Walter Vargas,
ole.com.ar

————————————————————
*La sangre caliente indispensable para toda gesta. ¿Nadie sale campeón en la víspera? Cierto.
————————————————————-

Ganar 6-1 en una semifinal es una buena noticia que no admitirá objeciones o dejará a las objeciones desnudas, o medio desnudas y sin documentos. Si además ese 6-1 se consuma frente a un rival con el que dos semanas antes se había empatado 2-2 y que unos pocos días antes había eliminado a Brasil (por flojito que fuera ese Brasil), la buena noticia ya está bañada, perfumada y camino de la fiesta de gala.

Esta vez, sí, esta vez sí la Selección ha quedado a mano con su siembra y con su cosecha. Esta vez sí se hizo cargo de su potencial y de esa zona lógica que también gravita en el fútbol aun cuando el fútbol sea el deporte menos lógico.

La única luz de alarma reside en ese rato despistado que tiene en cada partido. En esa inquietante tendencia a comprar problemas donde parecía que no había a la vista ningún vendedor ambulante de problemas fast food.

Todo lo demás se perfiló y cumplió con soltura, contundencia y jerarquía. Con el debido respeto a Chile, que será un hueso duro: cuando la Selección juega bien, juega mejor que todos, y por diferencia. Por confección, por producido y por sus exquisitos detalles de terminación.

Qué bien habrá jugado la Selección que no necesitó de los goles de Messi. Qué crack será Messi que no necesitó de su gol para sobresalir: intervino en cinco de los seis y manejó la batuta con una pertinencia correspondida por la sutil segunda guitarra de Pastore y la ardorosa tercera guitarra de Di María. Y todo eso sostenido por Mascherano, portador del virus SC.

La sangre caliente indispensable para toda gesta. ¿Nadie sale campeón en la víspera? Cierto. Tanto como que la que viene será una víspera tensa, sí, pero muy esperanzada.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top