Capsulas de Carreño

No fue el “Qué”, fue el “Cómo”..

ITAGÜÍ. Nacional salió a la cancha frente a Leones y dejó afuera todo lo que se necesitaba para cumplir con la tarea. Vaya excesiva confianza. Foto @Nacionaloficial.

Por Mónica Hincapié Moreno

 

*Sí, eso fue lo que pasó en el partido contra Leones de Itagüí. 

 

Fue realmente decepcionante ver la forma en que los jugadores asumieron este “compromiso” y lo escribo entre comillas porque hago alusión a una cita como tal, porque por parte de los protagonistas fue lo que menos vimos.

Nacional salió a la cancha y dejó afuera todo lo que necesitábamos para cumplir con la tarea; se olvidó de la ganas, del orden y la colectividad entre muchas otras cosas; pero sobre todo se olvidó de que aunque estábamos entre los 8, aún no estábamos clasificados.

Fue una noche de desconsuelo e impotencia por parte de la afición, no alcanzábamos a entender como un equipo que dependía sólo de sus resultados se entregaba de una manera displicente en la cancha, eso fue lo que pudimos percibir y es que no se puede defender lo que a la vista de todo el mundo es indefendible.

Gran parte de la afición era consciente de que aunque estuviéramos jugando con un equipo que hoy ya hace parte del torneo de la B, no iba a ser fácil conseguir el resultado puesto que los equipos coleros siempre hacen fiesta con nosotros, pero jamás pensamos que iba a ser de una forma tan anunciada. En esta última oportunidad que nos quedaba, vimos todo lo contrario a lo que estábamos esperando. Así es entonces que no es tanto el “Qué fue lo que pasó” sino “Cómo pasó”.

Hay que resaltar que no sólo por esto se pierde la oportunidad de seguir adelante, es simplemente un evento más que se suma a muchos otros errores cometidos durante casi un año y que podemos considerarlo fracaso.

Perdimos la final de la Superliga perdimos la final del primer semestre frente a Deportes Tolima, fuimos eliminados de manera temprana de la Copa Libertadores de América y ahora de igual forma nos quedamos sin fiesta de fin de año; no se puede dejar de valorar lo importante que fue haber obtenido el título de la Copa Águila; pero sentimos que el equipo quedó debiendo y mucho.

No me detendré a señalar culpables, porque sabemos que son muchos y lo que si es cierto es que esto no puede recaer sobre un solo nombre; son muchos los actores implicados y no se salva ni la misma afición; porque cuando más debemos estar unidos, es cuando más nos dividimos.

Ahora sólo queda esperar a que las directivas comiencen a ejercer en propiedad sus tareas, porque muchos de los protagonistas en la cancha no fueron traídos por esta administración, así es pues que a seguir llenándonos de paciencia y a esperar que tomen las mejores decisiones, porque para el 2019 nos espera el certamen más anhelado y queremos ser por lo menos grandes protagonistas.

Con todo y esto que no se nos olvide que el hincha del verde, es un hincha feliz. Eso no lo podemos perder.
#SDVSF
@Monikhin

Compartir:

2 comentarios

  1. Jorge Iván Londoño M

    13 noviembre, 2018 at 6:41 pm

    *Muy atinado el comentario de Mónica
    Creo que los directivos y el técnico tienen suficientes elementos de juicio para determinar quiénes se van, quiénes se quedan sin condiciones y quiénes con matrícula condicional. Llegó la hora de darles un sonoro aplauso y un Dios les pague a Henriquez, Aldo Leao, Bocanegra y Loaiza. No queremos estrellas, queremos jugadores honestos, entregados por la hinchada, por la institución. No mas lujo por doquier y privilegios de magnates, queremos obreros que la suden. ¿será mucho pedir?,
    Jorge Iván Londoño M., columnista Cápsulas

  2. Saúl Restrepo

    13 noviembre, 2018 at 9:49 am

    *Las causas de la debacle Verde
    Después de leer muchas opiniones, columnas y reportajes sobre la debacle verde, puede haber conclusiones pero no hay certezas de que fue lo que verdaderamente ocurrió este año con el equipo, porque ya se dice que se quiso salir del octagonal para no pasar más vergüenzas ni penurias con el nuevo DT y no entrara a quemarse en la liguilla.

    Al leer la encuesta que hay en este blog sobre las causas, hay un consenso entre los votantes; mala administración, que reúne dos items indagados, no recuperarse de la salida de Rueda y malas contrataciones.

    La suma de todas las anteriores, más los problemas de vestuario, sindicato que llaman. Para los que estamos afuera son las fuentes y móviles del descalabro, pero; allá adentro, en esa entraña, ¿que será la vaina?

    Lo que si es claro es Nacional se excluye solo, por sus propios méritos en capitular actitud dejó de participar en competencia.

    ¿Que esperar del equipo? Si bien, al menos en este año gana una copa consolación, pero no deja espacio para una buena expectativa. Entonces es mejor no tenerla, así lo que hagan es de grata sorpresa para el 2019.

    El forofo no se la va a quitar a uno por los malos resultados, uno es verde siempre y sin dudas. Pero eso no quiere decir que como hincha no se le exija disposición, compostura y correspondencia al equipo.

    Nacional es un prestigioso de nuestro fútbol y eso lo obliga a ser protagonista con dignidad, pundonor, honra, decoro y orgullo. No lo que vemos ahorita; un equipo abyecto y degradado.
    Saúl Restrepo, Bogotá, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *