Capsulas de Carreño

No hay que pedir perdón por ganar

Por Santy Nolla, Mundo Deportivo.

 

 

*En competiciones largas, como la Liga, gana la regularidad. Nada más lejos de la realidad.
====

El Barça se impuso a un gran Getafe en el Camp Nou. Mantuvo la portería a cero, logró tres puntos muy importantes que le permiten seguir a distancia del Madrid, después de conquistar la Supercopa. Su fútbol no fue excelente. El Getafe de Quique Sánchez Flores planteó un muy buen encuentro en la pizarra.

Supo defender con orden (5-4-1) y atacar con peligro, pero una conducción excesiva del buen central togolés Djené fue el error que aprovechó el equipo de Xavi. Pero eso también es el Barça: saber aprovechar el único fallo defensivo en la salida del balón del equipo rival. Fue Christensen quien dio el pase al espacio a Raphinha y este a Pedri para que anotara. Fue otro ejemplo de robo y fútbol vertical. Nadie debe pedir perdón por ganar.

Da la sensación que si el Barça no entusiasma con su juego, el resultado no vale. Nada más lejos de la realidad. Los partidos nunca se ganan en la previa y no se regala nada. El Getafe es un equipo con hechuras para no tener problemas en la tabla de clasificación y, sin embargo, debe luchar cada jornada para alejarse del descenso. Ayer defendió bien y tuvo ocasiones, como el Barça.

En competiciones largas, como la Liga, gana la regularidad, pero es imposible mantener un tono elevado durante todos los partidos. Hay que saber vencer con oficio los partidos trampa y, sobre todo, aquellos que todo el mundo ya da por ganados antes de jugarse simplemente al mirar la clasificación.

En San Mamés, el Athletic fue superior al Madrid en casi todas las facetas del juego, pero Benzema marcó un gol que, junto al de Kroos en el minuto 90, acabó por decidir el partido. Ernesto Valverde ya lo había advertido. Se puede jugar mucho mejor que el Real, pero al final marcan y se van con los tres puntos. Pasó eso en un San Mamés que registró la mejor entrada de su historia en un partido de fútbol con 49.316 espectadores.

El anterior registro lo tenía un partido contra el Barça en la Copa. El Athletic, que sufrió la falta de definición, se vació y un polémico gol anulado a Iñaki por supuesta influencia de otro delantero, cuando el balón venía del Real, permitió el triunfo de los blancos, que lograron mucho con bien poco.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top