Capsulas de Carreño

Notas marginales del título

Por Julio César Rodas Mejía.
Columnista Cápsulas.

 

 

Hace 4 meses nadie daba un centavo por la clasificación del Medellín a finales. Hacia poco se debatía sobre el retiro de Comesaña y se discutía sobre el acierto o no de la llegada de David González a la dirección técnica del club.

Había escepticismo generalizado y el color del ambiente no cambiaba de gris. Cuando el equipo clasificó entre los ocho ya sé aceptaba más o menos generalmente qué la mano de González se veía y el equipo prometía. Había jugado partidos con solidez y coherencia, había sido contundente en el clásico regional y terminó «bien clasificado».

Pero como suele pasar con la especial afición roja, sufrida y exitista, empezamos a forjarnos una gran ilusión, no rebatida ni siquiera por el flojo inicio en el cuadrangular. Llegar a disputar la final no era una meta, era el penúltimo peldaño de la conquista que la veíamos tan cercana. En cuanto el Pereira parecía menos fuerte que cualquiera otro de los del grupo A.

Y ahora no sé sí fue que el equipo se desinfló o simplemente no era más de lo que vimos en esos 180 minutos finales y estábamos ilusamente entusiasmados.

A mí me parece qué David González, en el último partido, le apostó a la llegada a los penaltis. Creo que su planteamiento avala mi pensamiento y si no estoy equivocado, entonces era que David González creía menos en sus posibilidades de lo que creíamos los aficionados. Tengo la impresión que Medellín saltó a la cancha a no perder y así no se gana.

Confieso socarronamente que yo particularmente perdí menos. Viví muchos años en Pereira y estoy muy ligado a esa tierra y si mi equipo amado iba a declinar el título, lo mejor que podía pasar es que fuera contra el Pereira.
[Julio Rodas
Diciembre 2022].
===============

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top