Capsulas de Carreño

Otro año perdido en la AFA (Cristian Grosso)

Cristian grossoPor Cristian Grosso,
canchallena

*El año ya está perdido. Otro. Como el fútbol argentino.

Muerto el rey, la transición prometía tempestades. Y tanta incompetencia, deslealtades, egoísmos y vanidades dinamitaron el año. Desde hace meses se desató una rastrera rebelión en la AFA que hundió al fútbol argentino en el descuido. Mirarse el ombligo, atender lo urgente y olvidarse de lo trascendente. La administración y gobernabilidad quedó olvidada detrás de estrategias, roscas y operetas con olor a rancio. Apetitos individuales, personalismos que persiguen salvatajes. Bajo el romántico eslogan de la AFA del futuro se ignoró el presente. Justo cuando sobran temas sustanciales que merecen ser atendidos con celeridad porque el fútbol argentino apesta.

La galopante deuda de los clubes que nadie se atreve a vigilar, la intervención judicial a la AFA para entender sus ejercicios financieros, el riesgo de default que acorrala a la mismísima AFA, las investigaciones sobre los árbitros, la discutible validez de los promedios, la connivencia de los barrabravas con los dirigentes, la deuda con la AFIP, la intromisión de sectores de poder y su malsano oportunismo para utilizar al fútbol, las discusiones con el Gobierno por los atrasos de Fútbol para Todos , la función del Tribunal de Disciplina, las contramarchas con AFA Plus , el disparatado torneo de 30 equipos que aún desconoce qué monstruo alumbrará en 2016, el polémico sorteo de los árbitros, la prohibición para los hinchas visitantes y su innovador goteo electoralista, la relación con Torneos, los contratos con los sponsors del seleccionado, la organización de los partidos que constantemente salta de días y de horarios, los atropellos reglamentarios a las fechas FIFA, la muerte que tiende emboscadas en ruinosas canchas del ascenso…

El encantamiento de serpientes moverá la agenda en los próximos meses, detrás de atrapar algún votito rumbo a las elecciones de diciembre. La desventura del absurdo, con la gestión estancada en la telaraña de las operaciones políticas. El año ya está perdido. Otro. Como el fútbol argentino..

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *