Capsulas de Carreño

Otro novelón. … Por Saúl Restrepo


Por Saúl Restrepo.

*Con Reynaldo o sin él, ya nos cogió el día. Y llegar tarde en esto, es salir eliminado.

Y me refiero al de Reynaldo Rueda. Tanto que ya el tema está más harto que ver a Win por estos días. Ya esto ha durado mucho, tanto, tanto; como el novio de Loren Esteban, ¡que cosa! Todos los días nos explican otra razón del porque no llega. Que ya casi, que ahí viene, parecen jugando Lobo está.

Va un mes y estos 5 días, que están con el tema del DT. Y se ha especulado de todo; Hoy es porque hay una cuenta pendiente que nadie quiere pagar, ni los chilenos ni el vallecaucano. El caso es ya no lo quieren allá y aquí se está como embolatando su llegada. Hace un par de días Chalo nos chismoseó que ya todo estaba listo, que el hombre ya estaba de sudadera y guayos, y ya los iba a poner a jugar al bobito, y a hoy, nada de nada, sin técnico.

Esto se puede sumar a los fracasos que ha tenido nuestro fútbol a lo largo del 2020. Un año que fue de horror en todo sentido a nivel futbolístico.

Sin hacer mucha memoria y contando solo algunos, quedamos como su hubiéramos sufrido una avalancha que se lleva toda la casa y solo se queda con lo que se tiene puesto. No hay nada que rescatar, ni mostrar como una consolación.

Los dirigentes y directivos son eso intermediarios. Y su función se basa es en; -Cuanto voy ahí-. Condición que estropea cualquier gestión en general.

Los resultados de los equipos fueron paupérrimos, a todos los eliminaron y su disculpa siempre es el factor económico, por ende falta inversión, lo que no venden lo empeñan para poder sobrevivir. Son vergonzantes del deporte.

A nivel de Selección seguimos solo con la esperanza y las ganas de que algún día se ganará algo. Nos llenamos con saber que hay unos muchachos que hacen algo en Europa, figurando allá y en la sección deportiva de los noticieros nos muestran sus goles musicalizados y con eso ya nos ilusionamos.

En este momento se está perdiendo un tiempo valioso, Sin DT, sin plan de trabajo, unas figuras que no tienen continuidad en sus equipos, es que si no están chupando banca, está aporreados o su defecto, sancionados.

Y a los locales los desprecian, por que no tienen nivel, no son experimentados, no han jugado lo suficiente y no los conoce el seleccionador, tal cual pasó con el anterior; Él allá en Lisboa rascándose las tales y aparecía faltando dos días pal’ partido con los mismos y en las mismas.

No se motiva un proceso, unos microciclos, ni se los acompaña a entrenar en sus propios clubes, nada, cero. Vuelven a convocar a los mismos y por eso montaron sindicato y se volvieron activistas de sus propias causas.

En conclusión, no se vislumbra un buen panorama en este ítem. Con Reynaldo o sin él, ya nos cogió el día. Y llegar tarde en esto, es salir eliminado.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top