Capsulas de Carreño

Pablo Arbeláez, posgrado con el libro Liga de Natación 50 años

Pablo Arbelaez (15)

 

-Son más de 37 años en estas lides del periodismo duro y puro.
-Y lo confiesa sin temor… «Esto va para largo».
-Autor de una obra completa de la natación antioqueña.
-Es como si hubiese adelantado un nuevo posgrado en periodismo.
-Liga de Natación 50 años lo volvió a graduar como el gran escritor que es.
-Pablo Arbeláez Restrepo cuenta detalles de la obra periodística acuática que recibe elogios por doquier.

 

-Autor del libro de la Liga de Natación 50 años y en la gala dice que esta obra lo graduó como periodista. ¿Por qué?
«Los más de 35 años que afronté como periodista deportivo en El Colombiano, fueron la preparación para afrontar este enorme reto. Estos siete meses se convirtieron en una prueba diaria en todos los campos. Hacer reporteria, buscar a los invitados, coordinar todos los frentes, escribir, corregir y analizar fotos al lado del incansable Gabriel Buitrago, fueron elementos determinantes en cada jornada. Por fortuna conté con la enorme ayuda del equipo de periodistas y de toda mi familia, especialmente de Jackie y Paulo César. Roosevelt Castro fue mi mano derecha, un trabajador incansable, leal, y Mauricio López también le imprimió su estilo muy peculiar al trabajo.

 

-¿Qué de especial tiene el Libro de Natación 50 años?
«Poder desentrañar el pasado no vivido por todos los periodistas que estuvimos en la investigación. Tener notas con los nadadores Gilberto y Sergio Martinez, es de notable valor, al igual que Luis Felipe Echavarría y Roselina Ángel. Poder rescatar los valiosos testimonios de Guillermo Antonio Madrid, padre de los hermanos Madrid y de las sincronizadas Olga María y Margarita Rosa Correa, campeonas nacionales en 1975. En cada entrevista, en cada nota hay sorpresa y una historia por descubrir. Es un homenaje a quienes han sido los verdaderos protagonistas de estos deportes en el agua».

-Una de sus preferencias periodísticas ha sido la natación. ¿Cuándo y dónde nació esta especialidad?
«En la juventud. Yo fui nadador no competitivo, un gomoso de la natación carreras, deporte que he practicado desde los seis años y que me ha servido de punto de equilibrio y para afrontar el arduo trabajo del periodismo. La disciplina en alto grado se gesta en este deporte. Eso fue lo que encontré durante todos estos años entre quienes están en estas ramas acuáticas. Tuve la fortuna de conocer de cerca a figuras de talla mundial como Pablo Restrepo, Mark Spitz y Greg Louganis y sé todo lo que les costó llegar hasta el sitial que ocuparon. Supieron a fondo lo que es el valor del sacrificio».
Pablo Arbelaez (15-2)

Ha cubierto muchos deportes pero se advierte preferencia marcada por el ciclismo, la natación y el boxeo. Si fuera uno solo con cuál se quedaría?
«Con la natación y el ciclismo. Son deportes repletos de valores y acompañados del verdadero espíritu agonistico que debe mover a la actividad muscular. El boxeo lo seguí durante muchos años y tuve la fortuna de estar en varias peleas de título mundial, pero con algunas muertes de púgiles me entró cierto desencanto. Mi fuerte ha sido el ciclismo por una sencilla razón: es un deporte que le ha dado notorios triunfos a Colombia, lo que me pone ahí, con cariño, y eso si, sin fanatismos, algo que aprendí con el paso de los años. Me ha tocado ver crecer a varias generaciones del pedal y poder acompañar los logros de los corredores».

Libro de Natacion
—-

 

-¿Por qué su inclinación roja del Deportivo Independiente Medellín?
«Todos hemos sido niños e hinchas de un equipo. He sido rojo desde pequeño y nunca lo he negado. Fui de los primeros hinchas rojos en llevar su bandera al estadio. Jugué fútbol e incluso actué en el balompié aficionado con la primera B de la UPB y mi sueño era ponerme la roja, pero en mi camino se atravesó el periodismo. Me dolió muchísimo dejar el fútbol, porque lo amaba entrañablemente. Como periodista, y quien lo creyera, he tenido poco contacto con el DIM y me tocó más tanto estar al lado del Atlético Nacional, el que acompañé de manera muy cercana en la Copa Libertadores de 1989. Tuve la fortuna de realizar variadas coberturas de finales cuando estuve en El Colombiano, más tanto en los barrios de la ciudad al lado de los hinchas rojos y verdes. Sigo a los equipos paisas por los medios y espero volver pronto al Atanasio Girardot».

-¿Cuántos años en el periodismo deportivo?
«Ya son más de 37 años y creo que esto va para largo sí Dios me da licencia. El periodismo es apasionante cuando se lucha por buscar la verdad de la gente y sus acciones. Resulta fascinante darle voz a quienes no tienen voz. Este es un oficio para toda la vida: irrenunciable».

Compartir:

2 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top