Capsulas de Carreño

Papaya puesta y Nacional no se la comió. Por Jorge Alberto Cadavid Marín

Por Jorge Alberto Cadavid Marín

*En la vuelta puede ganar al Huila y pasar a la final, pero cuál es el sabor que nos quedará ?

Huila por el dinero que le brinda una buena taquilla, le dio a Nacional todas la gabelas, cambio el calor de Neiva por la altura y el frío de Bogotá, le cedió la localía, en la capital el Verde lo era, las bondades eran para el que actuaba como visitante.

Pero Nacional se convenció de que era visitante y actuó como tal, tímido o mas bien despectivo, sin alma, sin ganas, sin interés, sin percatarse que estaba en la semifinal y le daban ventajas, sin respetar una afición que lo sigue con fervor.

El proceso Almirón empezó con buenos presagios, los argentinos prometían algo, Delgado descrestó, Castellani lo veía dinámico de ida y vuelta, Vladimir era el que admirábamos en Junior, Macnelly llegaba a su segunda juventud, Lenis era velocidad y sorpresa, y Campuzano era la revelación, hoy el declive en el rendimiento es latente, por no decir que vergonzoso.

Y la joya mas preciada era el técnico, con personalidad, con conocimiento, con manejo y ahora, a que juega, porque no cambia si en el campo de juego sus hombres no le responden, donde están las variantes, cuales son los revulsivos para sacar del marasmo futbolístico que presentó en el de ida ante el Cali,ante Delfín, contra Colo Colo y hoy ante el Huila.

No quería decirlo, se que es muy duro, pero que ha cambiado de Lillo a Almirón, hoy como al final del semestre anterior, Nacional es un equipo sin inspiración, sin dinámica, sin planteamiento, sin gol, sin nada para mostrar, sin nada para poder hablar de jerarquía.

En la vuelta puede ganar al Huila y pasar a la final, pero cómo podemos ser campeones, pero cuál es el sabor que nos quedará ?

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top