Capsulas de Carreño

Pasto  3 – DIM 1: Olvidos  o exceso de confianza?

PASTO. Brillante jugada colectiva que culminó con el certero cabezazo del zaguero Yulián Gómez (26) para el 1-0 parcial.  Pero el DIM terminó dominado y acorralado por Deportivo Pasto, serie igualada. Cobros desde el punto penal, 4×3, clasificación que deja muchísimo de agrio y poco de dulce  por todos los yerros cometidos. Foto @DIM_Oficial.

===

Por María Victoria Zapata B.
Columnista Cápsulas.
María Victoria Zapata, Dama Roja del comentario o simplemente Pola.

 

 

No se  si los términos impensado, inesperado  o increíble, con todos sus sinónimos y análogos, definan con precisión lo  sucedido anoche  con el Deportivo Independiente Medellín en el estadio Departamental  Libertad, de la ciudad de Pasto, los dos goles locales  con un intervalo de tres minutos,  el  desenlace del partido, los cobros desde el punto penal y todo lo que tuvo  ver con esta dramática clasificación roja.

 

Porque  aunque en el fútbol no hay nada escrito,  no  se preveía  que el Equipo del Pueblo,  que  había puesto  la serie 4-1  en el minuto 24 tras  una muy  brillante jugada colectiva que culminó con el certero cabezazo del zaguero Yulián Gómez  para el 1-0 parcial,  terminara dominado y acorralado por un Deportivo Pasto, que   arreció en su ataque, le anotó  tres goles en el período complementario y prolongó hasta el límite el sufrimiento y expectativas por el paso  a  cuartos de final..

 

El desmoronamiento del DIM  fue total  en el período complementario y, con ello,  permitió que el cuadro nariñense  marcara   tres goles, dos de ellos en la agonía del partido, igualara la serie (4-4)  y obligara a la definición desde el punto penal, que favoreció,4-3,  a Independiente Medellín,   para una clasificación que deja muchísimo de agrio y poco de dulce  por todos los yerros cometidos.

 

¿Se confió el DIM?

Aunque el  holgado  3-1 con el que llegaba el DIM a la ciudad de Pasto,  le daba cierta tranquilidad  al momento de pisar la gramilla del estadio Departamental Libertad para el juego de vuelta  en octavos de  Copa Colombia, en el fútbol no se pueden dar ventajas y Medellín dio la primera de ellas al presentar una nómina mixta para enfrentar  al onceno nariñense.

 

Jugadores como Luciano Pons y Edwuin Cetré   quedaron relegados a la suplencia  en un  partido  en el  que  Independiente Medellín no podía   darse el lujo  de desmejorar su línea  delantera  con la sustitución simultánea  de  dos jugadores claves en su  ataque,  y menos en un partido en el  que  Deportivo Pasto aprovecharía su condición de local, se volcaría en busca de la remontada  y  exigiría al  máximo al DIM, como en efecto ocurrió, especialmente en los 45 finales.

 

La expulsión de Anderson Plata, por doble amarilla, al minuto 39 y el primer gol local al 54, tras  un error de Chunga en el despeje, resintieron  de manera considerable  al DIM. Pero fueron  los relevos  ordenados por el técnico Arias y los obligados cambios tácticos y posicionales  los que más   descompensaron el equipo,  por cuanto superpoblaron, sin éxito, la zaga   y dejaron sin peso alguno  el medio campo y sin funcionalidad el trabajo de  Luciano  Pons, ingresado al terreno en el período complementario.

El  último tramo del partido fue dramático y difícil. Sin argumentos defensivos en una zaga que ni con  tres centrales  funcionó, sin marca en mitad de campo  y con un solitario atacante  para hacerle frente a la arremetida local, el DIM se desdibujó del todo,  en los minutos finales el Deportivo Pasto anotó dos goles más,  ambos del delantero Darwin López, se igualó la serie y  se definió   la clasificación con  los cobros desde el punto penal, en los que el DIM, también de forma dramática,  se impuso, 4-3.

 

Hay que retomar el rumbo.

Después de lo ocurrido en el estadio Libertad,  me sigo preguntando si el pobre fútbol exhibido por el DIM anoche en el período complementario obedeció a un exceso de confianza, a un olvido, a un traspiés  no ajeno a  la competencia o a una sumatoria de equivocaciones que comprometen por igual  a cuerpo técnico y jugadores, que  dieron lugar  a la precaria presentación roja y a una  experiencia no  digna de recordación ni repetición.

 

Cualesquiera sean las razones, para este deslucido  partido,   el Deportivo Independiente Medellín debe  aprender la lección, aplicar los correctivos  y  retomar el camino que empezó ante  Envigado F.C.,  continuó  con el mismo Pasto en el juego de ida y materializó en acciones concretas en su partido del domingo anterior con América de Cali, en el Atanasio Girardot.   Yo confío que con Alianza Petrolera, Águilas Doradas, Boyacá-Chicó, que son lo próximos  juegos en Liga,  y también con el siguiente rival en Copa Colombia, el  DIM vuelva a mostrarnos su fútbol esperanzador y efectivo. Lo  visto anoche…  es mejor olvidarlo también.
[María Victoria Zapata  B.]

Compartir:

Un comentario

  1. Luis Fernando Cardona A.

    19 agosto, 2023 at 6:32 am

    LA CLASIFICACIÓN DEL DIM
    El eterno drama, rogando a los santos por un milagro, esperando que el D.T. acierte y que el equipo contrario no atine en la definición; ahora saldrá el sobrino del dueño a decir que todo estaba planificado y que seremos campeones!!!
    Luis Fernando Cardona

    Hincha de DIM
    Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *