Capsulas de Carreño

Pecoso Castro viene por su segundo título

  • Duelo de técnicos en la final de la Liga Águila: Leonel vs. Pecoso. Foto Colprensa.

    Duelo de técnicos en la final de la Liga Águila: Leonel vs. Pecoso. Foto Colprensa.

 
*767 partidos le dan al Pecoso la marca de ser el técnico que más ha dirigido en el país.
Oswaldo Hernández,
La Patria

Fernando Pecoso Castro lleva 44 años en el fútbol. Llegó en 1971, cuando debutó con el Once Caldas y marcó los dos goles con los que le ganaron 2-0 al Deportes Tolima, uno de los dos momentos más importantes en su carrera.

Hoy, con 66 años, mil batallas en las canchas y una personalidad que lo diferencia en el medio, Pecoso dirige su cuarta final como técnico.

 

¿Qué ha sido lo más raro que ha hecho en el fútbol?
“La tirada de la camilla. Me agarró un desespero grande porque se me lesionó Juan Carlos Guazá y tanto el juez de línea como los jugadores rivales pedían la camilla. La gente de la Cruz Roja no se movía, entonces la cogí y la llevé, pero me equivoqué porque la tiré, no la entregué. Eso es lo más feo que he hecho. Pero todo lo que he hecho en el fútbol siempre fue de frente para que me juzguen”.

¿Cuál es el jugador que más ha insultado?
“En mi época hubo jugadores que se quejaban mucho, pero el que más lo hacía era Nelson Gallego con el Once Caldas y con Nacional. Siempre que lo enfrentaba, iba por él, lo marcaba duro, pero con lealtad y se quejaba y se quejaba”.

 

¿Dónde sintió miedo por la presión del público?
“En La Bombonera. Cuando salí a la cancha y vi ese gentío, sentí un estímulo grande, pero cuando empecé a correr la cancha, parecían dos o tres aviones al mismo tiempo sobre uno. Ni escuchaba, ni me escuchaban. Esa es mi gran experiencia con público, como jugador o como técnico. Miedo no sentí, pero sí fue duro”.

¿Cuál ha sido el momento más bonito de su carrera?
“Tengo dos momentos inolvidables. El primero: mi debut. El 20 de mayo de 1971, ante el Deportes Tolima, ganamos 2-0, hice los dos goles y salí en los hombros de los hinchas. Empecé a bajar hacia Fátima y la gente me saludaba y al llegar a mi casa, un pelao dijo: “ve, en ese rancho vive el Pecoso”. El otro momento fue el día que salí campeón con el Deportivo Cali en 1996”.

¿Cuándo fue la última vez que lloró en el fútbol?
“El momento más triste de mi carrera fue el día de mi retiro. Nunca quise un partido, mis amigos seguro que lo habían hecho en Manizales, pero no quise. Nunca soporté la idea de irme como jugador. Me gustaría estar jugando todavía, pero la edad ya no me da. Me hubiera gustado jugar en Palmaseca con estadio lleno”.

¿Cuál ha sido el mejor jugador que ha dirigido?
“He tenido muy buenos jugadores por su condición técnica, pero he tenido otros sin esa riqueza y me identifiqué más con ese tipo de jugadores, que tienen muy buena cabeza. Yo no fui un crack, pero siempre entendí los partidos; yo no fui elegante, pero jugaba”.

 

¿Cuál ha sido la final más linda que ha disputado?
“La Copa Libertadores contra Boca Juniors. La mitad de la gente se quedó afuera del estadio. Otro fue la Copa de la Paz con Once Caldas”.

¿De qué se arrepiente en el fútbol?
“De haberme hecho expulsar antes de la final de 1995-1996, tuve que dirigir desde la tribuna. Me expulsaron y no pude dirigir, me dolió y me arrepiento”.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top