Capsulas de Carreño

Placeres… Aquí siempre pasan cosas.

Los periodistas deportivos, vinculados a Win Sports, John Hernández y Karina Parra se comprometieron en el Pascual Guerrero. Él, de rodillas, en el momento que le entrega el anillo de compromiso a su amada.

POR WILLIAMS VIERA, desde USA.

 

 

El jueves 10 de febrero de 2022, a las 9:45 de la noche, el pitido del celular se volvió loco y era como si no quisiera negociar con nadie. Se asemejaba a un balón en una cancha de fútbol en el instante en que se mueve sin dar concesiones. Si bien tenía que enviar un libreto sobre inmigración para un programa radial que se emite por capítulos como si fuese una radionovela y un escrito político para el semanario en el que laboro, el observar el mensaje no me iba a retrasar en las labores pautadas con antelación.

La locura del sonido era insistente. Avisaba un nuevo mensaje. Llegaban unas fotos que habían sido tomadas, según contaron, el lunes 7 de febrero, después del partido que jugaron América y Santa Fe que terminó, 2-2, “con un auto golazo” de Jerson Malagón, así se tituló en Cápsulas, portal de fútbol y medios.

A Karina Parra siempre le gustó llegar a ser periodista a pesar que en casa algunas veces escuchó “dedícate a otra cosa”.

En las gráficas se observaba el trabajo que había realizado la mítica figura del serafín alado en el momento de lanzar sus flechas en los corazones de Karina Parra y John Hernández, periodistas vinculados, respectivamente, a Indervalle y Secretaría del Deporte, pero a la vez cumpliendo, en Cali, con su labor de comunicar por Win Sports la actividad futbolera.

La acción de Hernández nos hizo recordar ‘La Eneida’, epopeya latina escrita por el poeta romano Virgilio, en la que adopta a Cupido de la mitología griega como Eros, dios del amor y el deseo sexual que a su vez es hijo de Afrodita y Ares.

Pero no vamos a seguir con aquella obra mitológica que nos hacían leer en literatura y que, en este tiempo de redes sociales, Twitter se convirtió en una discoteca en la que uno asiste para saber el chisme de quién fue el muerto o qué futbolista cuenta cómo fue la pelea o la puteada en el vestuario luego de una derrota. Entonces, otros lo siguen justo en el momento que ladra un perro en alguna urbanización.

Así podríamos continuar con este tema que va compaginado con la invitación que se hace en esta tribuna, “¿Te gusta opinar de fútbol?”. En nuestro caso, como diría el popular escritor y periodista tulueño Gustavo Álvarez Gardeazábal, “somos cultores del chisme contado con pizcas de humor”, así no lo haya entendido, en su momento, por ejemplo, Andrés Perea, integrante de la comunidad cibernauta, hincha de Santa Fe y residente en Cartagena por aquello de la agudeza que, en ocasiones, se debe destilar en ciertas situaciones.

Esto es un coro

El estar inmerso en el conocimiento informativo, futbolístico y de la literatura, sirvió para que llegaran por WatsApp varias voces unidas que recordaban el coro griego. Sí ese que en las tragedias hacía de personaje intermedio entre el poeta y los espectadores y que se involucraba en las acciones ayudando a entender el significado de los acontecimientos.

Karina Parra no podía creer lo que estaba sucediendo mientras que John Hernández se mostraba perplejo.

Karina Parra y John Hernández, quienes habían trabajado como reporteros en el programa deportivo de ‘El Corrillo de Mao’, se conocieron y crecieron profesionalmente y ahí, en las fotos recibidas, nos dejaron sin parpadear, como lo hizo en su momento Willington Ortiz, vistiendo la camiseta del Deportivo Cali, en la noche del martes 21 de abril de 1981, en el estadio Monumental de Buenos Aires, Argentina, cuando convirtió el 2-1 a favor del equipo azucarero después de realizar una gambeta endiablada con la que dejó en su camino a Daniel Pasarella y Oswaldo Tarantini para luego enfrentar solo al portero Ubaldo Fillol. Ortiz amagó salir por la derecha, pero giró hacia la izquierda. El arquero argentino quedó descontrolado y Ortiz anidó el balón en el fondo de la red mientras que Ángel Labruna, técnico de River Plate, se llevaba las manos a la cabeza debido a la incredulidad de lo que había visto.

A medida que llegaban las fotos, todos hablaban y enlazaban una narración con otra. Así se cuentan las historias en las redes sociales y las mismas están acompañadas de alguna imagen con lo que se indica que aquí siempre pasan cosas como los cuatro goles de aquella noche del juego de ‘diablos’ y ‘cardenales’ correspondiente a la quinta jornada del torneo de la Dimayor.

 

Los tortolitos

 

Karina Parra no podía creer lo que estaba sucediendo mientras que John Hernández se mostraba perplejo.

Ya está el hecho de que los tortolitos van vestidos de manera muy informal y John Hernández se arrodilla y sus seguidores en Twitter, ¡quien lo creyera!, iniciaron una discusión sobre lo anticuado que es que sea el hombre el que siempre pronuncie eso de: “¿Quieres casarte conmigo?”.

Sea lo que sea, de acuerdo con las fotos remitidas a mi celular, los dos periodistas están disfrutando del momento que es un ensueño, en pleno estadio, en el Pascual Guerrero, uno de sus lugares de trabajo.

Mientras él se arrodillaba, seguimos viendo las fotografías, Karina Parra parece decir “sí” con los ojos sin dudarlo ni un instante.

“Quien me lo iba a decir. Jamás pensé que pudiera encontrar a alguien tan increíble como él. Cuando menos te lo esperas aparece el hombre más maravilloso del mundo”, se lo dijo ella hace poco a unos amigos en común quienes, igualmente, son periodistas y han sido, sin que nadie se los pida, los encargados de dar a conocer la pedida de mano de Hernández a Karina por Instagram, “la red social en la que por la noche pasan cosas”.

 

Otro caso

Y en el fútbol, suceden muchas cosas. Hace poco en el ‘Bank of America Stadium’, en donde jugará Charlotte FC como local en su primera temporada en el torneo de la MLS, dos aficionados, Armando y Jocelyn, fueron tendencia. Él le pidió matrimonio a su novia.

Armando consideró que el estadio en el que jugará Chalotte FC era el apropiado para pedirle la mano a Jocelyn.

“El amor estaba en el aire en el evento de puertas abiertas para seleccionar un asiento en el estadio. ¡Felicitaciones por su compromiso, Armando y Jocelyn!”, tuiteó Charlotte FC con una serie de fotos del conmovedor momento.

    Lo que sí tienen claro las dos parejas es que entonarán, respectivamente, el “sí quiero” tanto en Cali como en Charlotte, Carolina del Norte, y harán de su enlace, algo íntimo, con la persona que logró conquistar su corazón.

Por lo tanto, los enamorados ya sueñan con el momento en que escucharán, que “sean felices y que coman perdices”.

 

 

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top