Capsulas de Carreño

Placeres… El folletín del niñato

-Javier Hernández Bonnet, en noviembre pasado, sacó a relucir lo que sucedió en el vestuario de la Selección Colombia y dio a conocer los nombres de los implicados en una pelea que a la postre le costó el puesto al técnico Carlos Queiroz.


Carlos Antonio Vélez sorprendió en su programa ‘Planeta Fútbol’ diciéndole al ‘niñato’ que le de la cara a Reinaldo Rueda y que lo respete luego que lo excluyó de la Selección.

 

POR WILLIAMS VIERA, desde USA

 

 

    Por primera vez, quizás, desde el momento que escribimos en este portal dedicado al fútbol y a los medios, dejamos de ser el espectador de las cosas que suceden dentro del rectángulo verde porque, aunque desde la distancia, no podemos permanecer ajenos a la verborrea desatada entre el seleccionador colombiano, Reinaldo Rueda, cuando convocó y luego se retractó en el caso de James David Rodríguez Rubio.

    En la primera acción el técnico creyó en que el jugador estaba recuperado de la lesión que lo atormenta de tiempo atrás y lo incluyó en la lista de buena fe de los disponibles para enfrentar a Perú y Argentina en las eliminatorias al Mundial de Catar 2022 y en la Copa América, pero desde Goodison Park, Liverpool, en donde quedan las oficinas del Everton Fútbol Club, se prendieron las alarmas, los bomberos llegaron al igual que varias radiopatrullas de la policía para saber qué ocurría mientras que los aficionados de ese equipo inglés daban la impresión que hablaban solos en las calles adyacentes de aquel bullicio.

Entonces el coro callejero se volvió uniforme. Parecía que los médicos del Everton no se ponían de acuerdo al igual que la secretaria por lo que todos, sin excepción, parecían que decían, “Sorry”.

Jorge Mendes, empresario portugués, a quien se le considera un ‘manipulador’ y un manejador del marketing a través de su compañía de representación de futbolistas.

En esas estaban hasta que el teléfono fijo, de color blanco, se puso rojo y la secretaria hundió un botón, todos guardaron silencio, y el ambiente se llenó con la voz de Jorge Mendes, el ‘Rey Midas’ de los agentes y representantes, quien se encontraba en su oficina, en Porto, Portugal, y sin saludar, soltó “¡porra!” en portugués, es decir “¡carajo!” en español o “fuck” en inglés, pero que significa “mierda”.

En ese momento, las sirenas de las radiopatrullas y las luces se apagaron. No se realizaba la operación ‘Fuera de Juego’, en la que se imputaban 47 jugadores, entidades y profesionales del fútbol debido a un contrato, “presuntamente”, adulterado y que se ocultaba al fisco su verdadero importe y en la que se involucraba ‘Gestifute’,  empresa del representante aludido.

No, nada de eso ocurría. Dejemos de ser malpensados por más que la televisión pública de Portugal haya dicho, en su momento, que con la investigación se descubrió que hubo una evasión de más de 200 millones de dólares.

La llamada desde Porto a Liverpool tenía que ver con uno de los 127 futbolistas que representa Mendes.

“Les pido un favor”, les dijo, pero sin que nadie le escuchara “Sorry”. O “Desculpe”, en portugués. O “Lo siento” en español.

“Le escuchamos, señor Mendes”, le dijo la secretaria, de acuerdo con la fuente periodística que nos contó para este folletín, pero aclaramos que la fuente no proviene de una chuzada telefónica o de un falso positivo.

“Ya saben lo que deben hacer. El muchacho no juega, pero necesitamos que todos hablen de él para que no se desvalorice. Su nombre vende desde el momento que se convirtió en goleador del Mundial en Brasil 2014 con seis tantos. ¿Que regresa al Real Madrid por pedido de Carlo Ancelotti? ¿Que estuvo en Miami con una modelo haciendo compras en vez de seguir las indicaciones de los médicos? Dejen de ser mal pensados, definitivamente ustedes tienen pensamientos libidinosos. No me pregunten eso ni tampoco me digan que se lesiona cuando se sube al bus del equipo. ¡Aló, aló! Ya pueden apagar la grabadora, vamos a colgar el teléfono”, escucharon desde Portugal.

 

¿Es el gordo?

Imagen captada en plena transmisión por redes sociales de la charla de James Rodríguez, Camilo Zúñiga y Teófilo Gutiérrez que dio para diferentes opiniones.

En las oficinas de la Federación Colombiana de Fútbol, ubicadas en Bogotá, en la calle 94 con carrera 45, corrían de aquí para allá y de allá para acá como si estuvieran preparándose para ir a Tokio a los Juegos Olímpicos de Japón a revender boletas con el hombre del maletín, pero se habían olvidado que los escenarios estarían vacíos y por lo tanto, se quedarían sin repartir camisetas a los periodistas acostumbrados a pedirlas cada vez que la selección enfrenta una competencia.

Y mientras estaban en eso, analizaban el informe médico enviado desde Inglaterra que en principio lo consideraron secreto de estado. Entonces le dieron instrucciones a Mejía, jefe de prensa, para que escribiera un comunicado.

¿El gordo?

“¡No!”, nos dijeron desde la Federación. “El gordo Iván Mejía Álvarez no se deja ‘mariquiar’ de nadie”.

El Mejía, el de Colfútbol, es Juan Raúl, el de los boletines escuetos y sin adornos; mientras que el otro, ‘El gordo’, como lo confesó en una ocasión, “a pesar que estoy grande, tengo tres personas de las que recibo órdenes. Mi mamá me regaña y me pega coscorrones; mi esposa es la que manda en la casa, pero el control del televisor solo lo manejo yo; y mi hija, ella es la más brava de todas”.

Por eso es extraño que “el ‘gordo’ Iván”, como lo llama su colega y amigo, César Augusto Londoño, esté desaparecido en este caso del ‘niñato’ y que haya preferido guardar sus dardos como si estuviesen en los anaqueles teniendo el plácido sueño de los justos después de haberlos lanzados, pero anticipando lo que iba a ocurrir desde el pasado 14 de enero de 2021 cuando escribió, a las 11:13 de la mañana, en su cuenta de Twitter, @PajaritoDeIvan: “Profesor Reinaldo, si los ‘señoritos’ no quieren ayudar a tirar del carro, sácalos e inicie ya la renovación. Varios de ellos deben pagar su deshonestidad con el país al ‘parársele’ al DT anterior. ¡¡Lo que no sirva que no estorbe!!”.

Los trinos de Carlos Antonio Vélez e Iván Mejía Álvarez alertando a RR de lo que iba a encontrar en el vestuario de la Selección.

Pero sobre la misma situación, el mismo día, a las 10:16, Carlos Antonio Vélez, lanzó el primero de dos trinos, en su cuenta @velezfutbol: “Ojo con los ‘indignos’ que ya voltearon a uno y lo harán con el q no se someta a sus caprichos. Hay jugadores q creen tener las llaves de la Sele.!”.

Y 57 minutos después, a las 11:13, se registró el segundo trino: “¿Desde la idea de juego qué cambiará en Colombia con la llegada de Rueda? ¿Será la oportunidad para llamar nuevas caras? ¿Hay ‘insustituibles’?

¿Ganaremos algo por fin? ¿Las estrellas ‘estrelladas’ seguirán manejando la selección? ¿Los ‘cómodos’ querían otra cosa? ¿Qué hicieron para lograrlo?”.

 

Soldado avisado…

Iván Mejía Álvarez, en buen retiro, a veces lanza dardos y lo hizo con el humor que lo caracteriza.

La reacción del ‘niñato’ se preveía y por lo mismo, RR, como se le denomina en este portal, debió tenerlo en cuenta, pero olvidó, tal vez, aquella frase de nuestros abuelos que dice: “Soldado avisado no muere en guerra” o si no que lo diga Zinédine Yazid Zidane, ex técnico del Real Madrid, el mejor club del Siglo XX.

RR, debido a que estaba en Chile, se dio cuenta que Ecuador goleó, 6-1, a Colombia el 17 de noviembre de 2020, en la cuarta jornada de las eliminatorias al Mundial de Catar 2022 y que cuatro días antes, en Barranquilla, Uruguay se impuso, 3-0, que ocasionaron el despido del portugués Carlos Queiroz, pero tal vez no escuchó al periodista Javier Hernández Bonnet cuando, en primicia, destapó en su programa ‘Blog Deportivo’ en BLU Radio, la pelea entre James, Jefferson Lerma, Dávinson Sánchez y Luis Fernando Muriel.

Lo curioso de aquel episodio es que el jueves 19 de noviembre, James Rodríguez y la Federación Colombiana de Fútbol emitieron dos comunicados al público, casi de manera consecutiva, en los que desmentían por completo las versiones periodísticas de aquella noticia que el viento se llevó aunque hay que dar un dato adicional:

El mismo comunicador se defendió en el mismo espacio radial después de que el ‘niñato’ anunció medidas legales contra la persona que inició aquella versión a la que catalogó de ‘calumnias’.

Javier Hernández

Carlos Antonio Vélez

Entonces, como Hernández Bonnet no se queda con nada, dijo: “Los testimonios están en chat, yo los tengo en chat. No tengo ningún inconveniente, no tengo ningún problema… La Federación sabe que sí es cierto. Eran los primeros que tenían que salir a decir que no es verdad, ¿por qué no salieron?”.

Desde aquellos días lo está averiguando Óscar Rentería Jiménez y ya prometió, en su estilo sarcástico, directo y peyorativo, que escribirá una columna muy semejante a la que tituló “Las rueditas de Reinaldo” por incluir al ‘niñato’, como le dicen los seguidores del Real Madrid, en el listado de los 26, pero rectificó luego que lo excluyó al saber del diagnostico de los médicos del Everton o ¿por ser la piedra en el vestuario?

En ocasiones, como decimos los más veteranos, nos gusta buscarle cinco patas al gato cuando sabemos que tiene cuatro, el ‘niñato’ contrariando a los profesionales de la medicina soltó su primera bravuconada y aseguró que “puedo jugar contra Argentina”.

    “¡Oh, milagro!”, dijimos todos mientras el ‘niñato’ descartaba la hipótesis de la lesión que arrastra en una clara demostración que aprendió a escoger los partidos para vestirse de corto con lo que le dio la razón a Carlos Antonio Vélez que lo califica de “pecho frío” mientras Henry ‘El Bocha’ Jiménez, al otro lado del vidrio que separa la cabina de transmisión del control de sonido, se reía de manera socarrona mientras que el país conmocionado, se arrodilló durante las protestas sociales, y gritó, mirando a las alturas, una sola palabra: “¡Milagro!”.

 

Peló el cobre…

Iván Mejía

Podríamos recordar en este folletín las aventuras del ‘niñato’ y el cúmulo de lesiones acumuladas y que han sido, sin que nadie lo diga en voz alta, un asunto de la ley universal en el fútbol, “lo que sucede en el vestuario, se queda en el vestuario” y la misma tiene que ver con lo que se conoce como el entrenamiento invisible y las causas de ciertas lesiones. Sin embargo, la regla se rompió por la pelea de los jugadores de Millonarios y Junior y que el nombre de sus protagonistas se dieron a conocer por más que Win, ¡otra vez Win!, cortó la transmisión para que los que pagan la suscripción no se dieran cuenta. ¿Se producirá otro comunicado como el que hacía referencia al juego Santa Fe-América del pasado 27 de diciembre de 2020?

En fin, hay que retomar el tema del ‘niñato’, quien peló el cobre y le dio la razón a Zidane del por qué “si te veo ni cuenta me doy si estás en el vestuario”.

El técnico francés no olvidó una frase y la tuvo presente, en el momento que reemplazó al entrenador español Rafael Benítez, quien duró siete meses y un día en el cargo, debido a los malos resultados y al “enfrentamiento con el vestuario” como lo dio a conocer el ‘niñato’, el 12 de noviembre de 2016, con lo que  demostró lo que era capaz de hacer con la lengua.

Y como lo mediático se ha convertido en el pan nuestro de cada día, nadie está libre de ello. El ‘niñato’, con unas copas de vino en la cabeza, utilizó las redes sociales el pasado sábado 12 de junio, junto a Camilo Zúñiga y Teófilo Gutiérrez, y con un vocabulario procaz hizo el show que lo desnudó como persona ante un país que lo miraba como un ídolo que había subido como palma, pero debido a su comportamiento caía como coco en una clásica demostración del presuntuoso con aires de superioridad.

“Me faltaron al respeto… Otra cosa es que ya te diga él: mira, yo no cuento contigo porque tú no me gustas como jugador, listo. Cierro el culo y me voy”, dijo el ‘niñato’ en una especie de examen para ser contratado por algún programa de la televisión analizando el fútbol, pero cuidando los códigos y recordando, a la vez, una amonestación bíblica: “El que tenga oídos, que oiga”.

Sin embargo, el ‘niñato’ no deja de respirar por la herida de estar desafectado de la selección que dirige RR y más cuando Juan Guillermo Cuadrado, dijo: “Nadie es más que todo el equipo, porque cuando estamos unidos, creo que somos más fuertes”.

 

 

 

3.Javier Hernández Bonnet, en noviembre pasado, sacó a relucir lo que sucedió en el vestuario de la Selección Colombia y dio a conocer los nombres de los implicados en una pelea que a la postre le costó el puesto al técnico Carlos Queiroz.

 

5. Carlos Antonio Vélez sorprendió en su programa ‘Planeta Fútbol’ diciéndole al ‘niñato’ que le de la cara a Reinaldo Rueda y que lo respete luego que lo excluyó de la Selección.

 

Compartir:

Un comentario

  1. David fernando

    18 junio, 2021 at 9:42 pm

    A LA HISTORIA DE PLACERES
    A esa historia le falta algo, mucho adorno, pocas afirmaciones y nada de realidad , eso parece más bien un cuento callejero. Fantasmas rondan las huestes de los nuevos escritorios de estos jóvenes periodistas o serán viejos. Pero esto no está completo. Cuente bien la vaina y no se escurra, no le de miedo.
    David Fernando, Cali, hincha de América

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top