Capsulas de Carreño

Por ahora no hay jerarquía

Por Oscar Rentería Jiménez

* Los hinchas quieren refuerzos que marquen la diferencia, pero Cali y América todavía no los contratan.

 

El 2017 fue un año muy duro para la economía nacional y la crisis también llegó al fútbol, golpeando a los dos equipos grandes de Cali. Es importante recordar que el Deportivo Cali está estrenando Junta Directiva y que América, después de la tumbada que le pegaron a Tulio Gómez, tampoco está para hacer milagros.

Lo anterior lo entiendo y lo acepto, pero tengo la obligación de pedirles a los directivos que no hablen más de contrataciones de jerarquía, porque en el momento de escribir esta columna no las encuentro por ninguna parte. Simplemente digan que se hizo un esfuerzo muy grande para firmar con los uruguayos Da Silva y Pelusso, y que de ahí en adelante hay que conformarse con lo que se pueda traer.

América, lo anunció su Presidente, prefiere jugadores rendidores y activos y no contratará a grandes figuras porque eso no representa garantía de éxito. Por los lados del Cali sus nuevos directivos han preguntado por muchos refuerzos, pero no ubican todavía el mejor sin tener que invertir cuantiosas sumas de dinero. El rojo anunció a Avimiled Rivas y el Cali a Nicolás Roa, lo que ratifica que el palo no está para cucharas y que las luminarias del fútbol esta vez no vivirán en Cali.

Mi intención no es la de criticar, porque Juan Fernando Mejía siempre me comentó su firme deseo de reforzar al Cali con elementos valiosos, pero a veces la ilusión se pierde porque las estrellas valen mucho y nuestro fútbol es pobre.

SURAMERICANA 

La preocupación se siente al hablar sobre la Copa Suramericana que disputarán verdes y rojos, porque el evento para avanzar hasta finales sí exige gente de jerarquía y con experiencia. Por eso el Polilla,  antes de irse, fue claro al declarar en El País: “Pedí mínimo seis jugadores y espero que América los contrate”.

Si comparo las dos nóminas de 2017, en nombres se destaca mas la del Cali, pero en rendimiento no, porque jugadores como Sambueza, Benedetti, Roa, Aguilar y muchos otros se fundieron en la mediocridad de los últimos juegos. A lo mejor con Pelusso rinden y esa es la gran esperanza.

MILLONARIOS 

Me gustó muchísimo más el segundo partido entre Millonarios y Santa Fe, y pienso que el título para los azules fue merecido. Primero, porque ganaron su duelo inicial, y segundo, porque en el partido del domingo se pararon muy
bien en la cancha, fueron capaces de hacer goles cuando Santa Fe apretó y porque la anotación de Henry Rojas pagó la boleta.

La verdad es que los dos equipos de Bogotá fueron finalistas sin las grandes contrataciones que tuvieron Nacional y Junior. El mérito de los capitalinos tiene que ver con el esfuerzo de los jugadores y el gran trabajo de Miguel Angel Russo y Gregorio Pérez; entre otras cosas, técnicos extranjeros.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top