Capsulas de Carreño

Por fuera pero vivos.


Por Oscar Rentería Jiménez, Cali.

 

 

*Cali y América en este momento están por fuera de los ocho, pero nunca eliminados.

Hace pocos días me reuní con Juan Carlos Osorio en el restaurante del hotel donde se encuentra hospedado. Después del saludo, le dije textualmente: “Usted hace poco fue técnico de dos selecciones nacionales. Con la de México fue al mundial y con la del Paraguay renunció por estar pendiente de Colombia.

Tuvo una fenomenal campaña con Nacional en su primera etapa y en los últimos años ha sumado propuestas para dirigir en muchos países como Brasil, en el mundo árabe y en Centroamérica. Usted es un gran técnico, con todos los argumentos y experiencias para volver a triunfar con un equipo profesional.

Haga con el América la fácil y la mejor. No se enrede inventando situaciones por fuera de la lógica. Escoja a los mejores jugadores y con ellos integre una titular permanente. No invente con esa famosa rotación que puede acabar con usted y con el equipo.

Ponga a sus jugadores en las posiciones donde siempre triunfaron, sin cambiarles de puesto, porque reventará al plantel y se tendrá que ir”. Me escuchó, pero terco como el que más, continuó en la misma tónica y con el mismo fracaso.

LO ÚLTIMO 

Se le presentó la oportunidad de ganarle al Nacional para quedar entre los ocho, pero volvió a fallar con errores imposibles de aceptar. Improvisó a Palacios como lateral derecho, jugó con Paz como único volante de marca, repitió con Gómez por la izquierda y se abrió de piernas para que Nacional le ganara el partido y lo acercara al sacrificio de irse.

Para colmo de males dejó en el banco a jugadores como Sierra y Ureña, dispuestos para rendir mejor cuando reciban la confianza del técnico y actúen como titulares en un plantel que los necesita. Nacional es el mejor equipo de la liga y contra su nómina no se pueden hacer ensayos. También entiendo que Osorio antes de empezar con América y en vez de pedir refuerzos de categoría, recomendó a jugadores que llegaron de modestos equipos y que hasta ahora no dieron la talla. América es una institución muy grande, para armarla con retazos.

EL CALI 

No jugó el mejor de los partidos y tuvo serios problemas para vencer al modesto Águilas Doradas, ubicado en el puesto 15 de la tabla. Pero al final ganó y está en la frontera para ingresar al grupo de los ocho. El equipo ha mejorado con Dudamel en algunas cosas, pero todavía hay huecos que se deben tapar.

A Franco le falta mucho para ser el lateral derecho ideal, Andrade tiene que dar más para justificar lo que gana, hay muchos vacíos en la marca con Valencia y Colorado y se tiene que encontrar la fórmula para que Ángelo y Preciado puedan actuar juntos y rendir con goles.

Menos mal que Ortega hizo la única que le hemos visto desde que llegó y con esa jugada de pared le dio el triunfo al equipo. Hay material para jugar mejor y Dudamel tiene que aprovecharlo.

LA TABLA 

La situación como escribí al principio no está perdida. Cali está de noveno y solo tres puntos lo separan del Junior, que se encuentra en la quinta casilla. América bajó a la posición 14, pero con tres puntos llegaría a la séptima que hoy defiende Jaguares. Faltan cinco fechas y el Cali será local contra Patriotas, Quindío y Once Caldas y visitante frente al Huila y Jaguares. Sería el colmo que no clasificara.

América por su parte jugará en el Pascual Guerrero contra Alianza y Pasto y por fuera enfrentará a Tolima, Equidad y Pereira. Un poco más difícil, pero trabajando con seriedad y sin torpes ensayos también puede meterse en la final.

Los que conocen el fútbol en profundidad recomiendan a los técnicos tres situaciones fundamentales: Exigir buenos jugadores en el momento de firmar el contrato, mantener una titular estable y escoger el sistema que mejor se adapte a la nómina. Que Osorio no lo olvide nunca y lo repase siempre.

Hasta la próxima. 
@oscarrenteriaj 

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top