Capsulas de Carreño

¿Por qué hay tantos focos sobre Casemiro?

*La revolución de Erik ten Hag en el Manchester United cobró fuerza con la incorporación de Casemiro, cinco veces ganador de la Liga de Campeones, procedente del Real Madrid, por 70 millones de euros.

====

====

Redacción: The Coaches’ Voice.

Integrante más defensivo y combativo de uno de los mediocampos más laureados y famosas de la historia del fútbol, Casemiro disfrutó de un enorme éxito junto a Toni Kroos y Luka Modric, ganando 18 trofeos en sus nueve años en en el Real Madrid.

El internacional brasileño llega para añadir gran calidad y equilibrio a un Manchester United que tiene una llamativa mezcla de juventud y experiencia. Un jugador del que Ten Hag espera que pueda ayudar a guiar al club a recuperar sus antiguas glorias.

«Es el cemento entre nuestros ladrillos. Él era lo que buscaba en este mercado de pases y lo conseguí», dijo Ten Hag. «Estoy muy feliz con su fichaje. Ha ganado muchísimos títulos en su carrera. Sabe cómo es este camino: cómo ganar partidos y cómo, finalmente, ganar títulos. Ahora tenemos jugadores que ya han ganado antes y eso es una guía para el resto del equipo, para que entiendan cómo ganar partidos».

Análisis técnico:

Casemiro, jugador diestro, es un centrocampista defensivo, actuando la mayor parte de su carrera como pivote único. Sus principales fortalezas son su capacidad para romper el juego rival en las zonas centrales con intercepciones y duelos individuales, como también cubrir y proteger a los centrales de su equipo. Destaca por su capacidad para  la recuperación de balón. Fue el mejor de la Liga en esta faceta durante las temporadas 2019/20 y 2020/21 de forma consecutiva.

En los duelos por el balón, Casemiro mide el tiempo de sus acciones para tener un gran éxito en la recuperación. Aparece en el lado débil de su oponente casi de la nada, para que una vez que desvía el balón, a menudo encontrar la ayuda de un compañero de equipo. Si no gana el balón de inmediato, al menos presiona el primer toque de su rival directo. Y lo hace a menudo desde un ángulo que el oponente no espera.

Así, Casemiro se desplaza en un movimiento orientado al control del pase del rival para dificultar su primer toque (abajo). Luego, una vez en la marca sobre el oponente, es agresivo en sus intentos de ganar el balón. Utiliza su tren superior para desequilibrarlo y busca la manera de adueñarse del balón. Esta agresividad le permite ganar la posesión, pero también le lleva con frecuencia a conceder tiros libres. Casemiro es el jugador del Real Madrid que más faltas ha cometido durante siete temporadas consecutivas en la Liga.

Casemiro intercepta a un rival en su etapa con el Real Madrid

Cuando apoya una presión alta o en los primeros momentos tras una transición defensiva, la velocidad con la que Casemiro cierra las vías de pase hacia delante es muy notable. Lee bien el juego, y también vigila constantemente todo lo que ocurre cuando su equipo está sin el balón, para tener un contexto adecuado de lo que hay a su alrededor.

Eso ayuda a cerrar las líneas de pase a los rivales que ocupan posiciones centrales a su espalda y de la línea de centrocampistas de su equipo. Al mismo tiempo, permite a sus compañeros presionar alto o recobrar su posición defensiva.

Casemiro corta un pase rival entre líneas.

Cuando se encuentra más retrasado, protege a sus centrales con su posicionamiento y lectura del juego (arriba), y también defiende bien los balones aéreos. Ante los saques de puerta del rival, por ejemplo, Casemiro se posiciona inicialmente cerca de los centrales -y a veces entre ellos-, pero también es libre de lanzarse con agresividad a atacar el balón en el centro del campo. En el juego abierto, por su parte, cubrirá todo el campo. A menudo se desplazará para competir por los balones que tienen como objetivo los laterales de su equipo en el aire, o el espacio que estos jugadores han dejado si han avanzado más arriba en el campo.

Con el balón, el pase en largo de Casemiro destaca por su calidad. Es capaz de descolgarse a la línea de fondo para ayudar a su equipo en la salida. Así, se mueve entre los dos centrales o al lado de ellos, permitiendo a los laterales avanzar. A partir de ahí, sus pases en diagonal hacia el área contraria son especialmente útiles, sobre todo desde el lado derecho (abajo). Esto ayuda a su equipo a jugar por encima de la presión, permitiendo lanzar un ataque rápidamente desde una posición profunda.

Casemiro lanza un pase en largo.

Cuando juega en corto, realiza entregas precisas de forma consistente, pero asume menos riesgos. Esto no ayuda a su equipo a progresar tanto como cuando envía balones más largos. No obstante, muestra una buena madurez en sus pases, encontrando rápidamente a sus compañeros de mayor mentalidad ofensiva y técnicamente más hábiles. Son estos jugadores con los que conecta en corto quienes se encargan de hacer progresar el juego con pases de ruptura de líneas.

Aunque Casemiro se intercambia de vez en cuando en posiciones avanzadas –para permitir que los centrocampistas técnicos se acerquen a la defensa y reciban el balón–, su estilo de pase es limitado en la parte alta del campo. Así, buscará constantemente a compañeros que sean mejores con el balón que él.

Pivote único:

En su etapa en el Real Madrid, Casemiro jugó casi exclusivamente  como pivote del mediocampo de tres en un dibujo 4-3-3. Aunque también figuró en un 4-4-2 en rombo en la temporada 2017/18. Independientemente de su posición, su rol en ambas formaciones seguía siendo el mismo. Con Karim Benzema descolgándose de la posición de delantero centro y con jugadores de banda como Cristiano Ronaldo y Gareth Bale atacando hacia dentro, el 4-3-3 a menudo se asemejaba a un 4-4-2 en rombo una vez que el Madrid rompía la línea del centro del mediocampo rival (abajo).

Casemiro protegía constantemente los espacios centrales cuando el Real Madrid defendía durante largos periodos, normalmente en una formación 4-1-4-1. Como guardián entre las líneas, su objetivo era evitar que los pases centrales atravesaran a su equipo. También se movía por todo el campo para apoyar a los laterales. Esto era especialmente necesario cuando Cristiano Ronaldo y Bale jugaban en el equipo blancos. Estos dos jugadores mantenían en una posición alta cuando el equipo no tenía la posesión, quedando listos para lanzar un contraataque, y dejando a los laterales más aislados. El Real también defendía ocasionalmente en un 4-4-2, con Luka Modric uniéndose a la delantera y Casemiro permaneciendo en una línea de mediocampo horizontal.

Sus pases largos para el Real Madrid a menudo se dirigían a las carreras de compañeros por la banda derecha. Bale y Dani Carvajal eran a menudo su objetivo. Con Toni Kroos descolgándose en el pasillo interior izquierdo, Casemiro se movía entre los dos centrales para conectar con la banda derecha o encontrar a Modric o Benzema entre líneas.

Intercambio de posiciones:

A medida que avanzaba su carrera en el Real Madrid, especialmente en los últimos años de Zinedine Zidane y en la segunda etapa de Carlo Ancelotti, Casemiro aumentó sus intercambios de posición con los mediocentros. Esto también coincidió con que Modric y Kroos ya tienen más edad, y ya no presionan hacia adelante para apoyar en el último tercio como antes.

Kroos ha mantenido gradualmente su posición en el pasillo interior izquierdo durante más tiempo, con Modric proporcionando más apoyo replegado en el pasillo interior derecho. Esto ha permitido que los laterales proporcionen la amplitud ofensiva del equipo, a menudo desdoblándose en torno a los dos extremos en el dibujo 4-3-3.

Con Modric y Kroos tan retrasados, Casemiro se desplazó a posiciones más avanzadas (arriba). Desde ahí atacaba a menudo los espacios entre líneas para apoyar a Benzema y Vinícius Júnior cuando se combinaban por la izquierda. También se desplazaba hacia la derecha para enlazar con Federico ValverdeRodrygo o Lucas Vázquez. Bajo este rol más ofensivo, Casemiro ha demostrado su capacidad para conectar con sus compañeros más adelantados y ayudar a crear ocasiones, pero ha sido aún más valioso en su apoyo a la presión más alta. Su acoso a los rivales tras una pérdida de balón fue inmensamente útil para retrasar los contraataques rivales, permitiendo a sus laterales recuperarse y al centro del campo reorganizarse.

Su talento es muy variado, tanto con el balón como en la fase defensivo, y no cabe duda de que el Manchester United ha fichado a uno de los mejores pivotes del fútbol.

Puedes conocer a más jugadores y su juego en The Coaches’ Voice Análisis/Jugadores.

Redacción: The Coaches’ Voice.
====

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.