Capsulas de Carreño

Pregunta radial .. / Lo qué nadie sabe del ‘Chico malo’

P R E G U N T A  CÁ P S U L A S

-¿Con la llegada de Sarah Castro al VBar, pierde protagonismo Melissa Martínez?

=================================

(Crónica)

Lo qué nadie sabe del ‘Chico malo’

Por Williams Viera, desde USA. 

 

 

 

 En el diario vivir nadie sabe lo que va a venir y lo que cuesta entender lo que nos sucede o, mejor, lo que le acontece a alguien que conocemos mientras usted o quien se atreve a escribir estas líneas, sentado en un sofá, como se estila en este tiempo debido a un dispositivo portátil que se puede llevar a la cama, pero aprovechando la oscuridad de una habitación y el revuelo que armó Caracol Radio con la salida de una de sus estrellas, Óscar Rentería Jiménez, quien era, por demás, intocable en la cadena del molusco en la época que le pertenecía al Grupo Santo Domingo.

“Si lo dice Óscar, está bien”, se escuchaba en los pasillos de Caracol Radio, en Bogotá o en Cali, cuando proponía una idea o si él quería conseguir, por ejemplo, un capricho como ocurrió en el Mundial de Italia-90 cuando hizo construir un super estudio por el regreso de la Selección Colombia, dirigida por Francisco ‘Pacho’ Maturana, a ese certamen FIFA luego de una ausencia de 28 años, pero al final esa armazón no sirvió para nada.

“Nuestra presencia periodística debe ser a lo grande. La selección va a llegar muy lejos, así lo creo, y el rating de sintonía será impresionante por tener la exclusividad en este certamen”, le dijo Rentería a Ricardo Alarcón Gaviria, quien en ese entonces era gerente general de Caracol Radio.

Desde sus inicios como periodista y comentarista deportivo a Óscar Rentería Jiménez se le conoció como uno de los ‘Chicos malos’.

“La Gran Compañía”, ese era su eslogan de impacto, aceptó realizar la millonaria inversión a la espera de lo que ocurriese en la cancha. Y no era para menos. El lanzamiento de la presentación de lo que sería la transmisión de ese evento se hizo en Cali, en el Hotel Intercontinental. Entonces, Alarcón, en su discurso, dio a conocer algo que hizo que los presentes contuviesen la respiración, pero los aplausos no se detuvieron mientras escuchaban:

“Por las ventas realizadas para este Mundial, Caracol va a tener, en su ejercicio contable, un superávit por lo que la empresa va a estar más allá del bien y del mal hasta el 2050”.

Lo que no dijo Alarcón es que muchos de esos contratos los había conseguido Rentería debido a los contactos que tenía con las empresas que pautaban.

Colombia, por el Grupo D, le ganó, 2-0, a Emiratos Árabes; perdió, 0-1, con Yugoslavia; y empató, 1-1, con Alemania Federal.

“Ricardo, se lo dije. Íbamos a llegar lejos. Estamos haciendo historia y nos encontramos en octavos de final. Camerún, sin duda, va a ser ‘papita para el loro’ y seguiremos de largo”, le expresó Rentería a Alarcón, pero él nunca se imaginó, ¡ni nadie!, que en esa contienda un error de René Higuita le permitiría a Roger Milla marcar el gol del triunfo para el seleccionado africano y por consecuencia dejar por fuera a Colombia del Mundial.

 Entre sueños y ronquidos

Era tal la organización que había trazado quien era considerado ‘intocable’ en Caracol que, de cansancio, debido al régimen de disciplina que debía imperar entre las 40 personas desplazadas entre técnicos de sonido, comentaristas y narradores, muchas veces se quedaba dormido apoyando su cabeza en alguna de las consolas y hasta se le oía, en ocasiones, hablar.

“Jaime Ortiz, usted no puede llegar tarde a las reuniones ni oliendo a licor y es para todos. Wbeimar, prepárese que usted estará con Edgar Perea en el partido Colombia-Alemania y espero que no le vaya a dar diarrea”, decía Rentería entre sueños y ronquidos.

Y así fue. Wbeimar, en la noche anterior de esa contienda del 18 de junio de 1990, debido a la ansiedad, le dio daño de estómago, pero como conocía a un médico antioqueño que estaba en el mismo hotel de la gente de Caracol, lo buscó en el lobby y le preguntó:

“Doctor, ¿me puedo bañar con diarrea?”.

El galeno miró al comentarista y le respondió con seriedad:

“Si le alcanza, Wbeimar, lo puede hacer”.

 Morir con un micrófono

El veterano periodista y comentarista deportivo Óscar Rentería Jiménez en una intervención pública.

En esa época en que Rentería era intocable en Caracol Radio y mucho antes de que llegaran los españoles con la ‘escoba’ despidiendo a raimundo y todo el mundo sin importar ni trayectoria ni el volumen de ventas, en un programa del Combo Deportivo, en Cali, los aficionados tenían línea abierta y una hincha del América le preguntó a quién Alex Gorayeb, presidente del Deportivo Cali, había rebautizado junto a Mario Alfonso Escobar y Rafael Araújo Gámez como “Los chicos malos”.

─ Don Óscar, usted ha pensado ¿cómo le gustaría morir?

Mario Posso Posso, Heber Montoya Tascón, Reynaldo Barco, Gustavo Vidales, Carlos Alberto Lenis y quien escribe estas líneas, dirigimos nuestras miradas hacia Rentería. Entonces, él, sin asombro, dijo:

─ Dios mío. No he pensado cómo me gustaría morir. Ni lo quiero pensar. Sin embargo, creo que me gustaría morir con un micrófono en la mano en plena actividad hablando de fútbol que es lo que me apasiona.

 Entre el amor y el odio

 Desde el principio de su trabajo radial, en las empresas en las que estuvo vinculado, hasta regresar a la compañía a la que consideraba su casa y de la que no esperaba, en esta etapa en la que es manejada por el grupo español PRISA, ser sacado por la puerta de atrás por una opinión que, de acuerdo con la grabación que se conoce, era un consejo para la mujer en general sin entrar en los detalles escabrosos que sí aparecen en la investigación de oficio con fecha del 25 de febrero de 2023 y que realiza la fiscalía en Paris, Francia, por presunta violación cuando una joven de 24 años le contó, sin denunciar, lo que había ocurrido en la casa del jugador español de origen marroquí Achraf Hakimi al servicio del PSG.

“Nos conocimos a través de las redes sociales. Me invitó a su casa porque estaba solo. Acudí a la vivienda de Hakimi. Me pagó el taxi desde mi casa. Al llegar, él me besó, me levantó la ropa, me besó los pechos contra mi voluntad. Además, fui penetrada con el dedo sin mi consentimiento. Y para librarme del hombre, le metí una patada…”, fue el relato de la joven de 24 años a la fiscalía francesa.

Sin embargo, hay algo ‘curioso’ en la anterior historia. Y es que ella ha rechazado someterse al mínimo examen médico o psicológico e igualmente descartó una confrontación con Hakimi cuando la acusación se apoya exclusivamente en sus palabras.

Por eso llama la atención la situación que vivió Rentería hasta el punto que escribió, en Cápsulas, portal de fútbol y medios, el pasado miércoles 22 de marzo, “perdí mi puesto por una inesperada, absurda y equivocada decisión de Caracol. No me permitieron defenderme y me condenaron sin revisar la persecución de una persona que no identifico…”.

Rentería, desde que se inició como periodista, ha vivido entre el amor y el odio de quienes lo escuchan o lo leen. Siempre llamó al pan, pan, y al vino, vino, muchas veces utilizando como herramienta su pensamiento, equivocado o no, con lo que siempre pone frenéticos a sus colegas, a los directivos de los equipos, a los jugadores y, lógicamente, a los oyentes o televidentes de los programas en los que participa.

“Sigo pensando que, si esa muchacha se fue al apartamento del jugador sola, sabía lo que podía pasar. Para qué viene a reclamar después. La película de ella no la creo, a lo mejor es cierta y me toca presentar disculpas, pero no la creo. Ese es mi pensamiento y respeto profundamente al que piense lo contrario, pero no lo comparto”, expuso Rentería en El Pulso del Fútbol.

Los 58 años que lleva Rentería como periodista y comentarista deportivo, le permitieron agregar, sin ofender, pero sí dar un consejo como padre de dos hijas y de un hijo, y como abuelo de siete nietos:

“Tengo amigas, tengo hijas, tengo esposa. Ya no tengo mamá, pero de todas maneras puede ser en mi casa, puede ser la que sea. Es su responsabilidad. Si usted fuera una niña de once años, de diez años, aunque ahora hay muy aventajadas, todavía se lo valgo, pero una mujer hecha y derecha, mayor de edad, con todo lo que se publica a diario en las denuncias que se conocen, no me venga a decir que no sabe a qué se va a exponer si va al apartamento de soltero de un jugador de fútbol o de cualquier hombre”.

Lo expresado por el reconocido periodista y su manera en que salió de Caracol Radio sigue siendo tendencia en redes sociales y se hablará, sin exagerar, hasta el fin de los tiempos por la decisión de los ejecutivos de la mencionada empresa que se olvidaron de lo que se conoce como libertad de expresión y de lo que dice el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia: “Se  garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial…”.

Figuras del periodismo deportivo radial. De izquierda a derecha: Óscar Rentería Jiménez, Jairo Aristizábal Ossa, Benjamín Cuello, Hernán Peláez y el ejecutivo Jorge ‘Lalo’ Correa. La pregunta es: ¿Cuántos años tenían en aquel entonces los jóvenes de la foto y en dónde estaban?

 Una frase lo resume

De un tiempo para acá se alejó del mote de ‘Chico malo’ y aceptó, entre sonrisas, ser “El director de la Asociación saca técnicos” por los comentarios cargados de vinagre que emite cada vez que considera que nada va bien en los equipos y, por lo tanto, despeluca a quien sea con lo que hace sonrojar a la Asociación de Madres Católicas con sus salidas de tono, pero alguno de sus seguidores, en charla de café y pandebono, después de la siesta, le dirá a sus nietos y nietas:

─ A Óscar Rentería Jiménez lo leí primero en el diario Occidente y luego lo escuché en Todelar, pero se hizo muy popular en el programa Zona de Candela que se transmitía por Caracol, después estuvo en el Grupo Radial Colombiano, regresó a Caracol Radio, su casa, salió de ella y llegó a Super Combo RCN… Sin embargo, aún recuerdo cuando le preguntaba a don Alex Gorayeb: “¿Cómo vio el partido?”. Y el presidente del Cali le contestaba con su salida de tono: “Sentado, viejo, sentado”. Y nosotros, como radio escuchas, nos cagábamos de la risa…”.

No hay duda de que el sarcasmo, en su carrera como comentarista deportivo, le ha servido a Rentería Jiménez para fustigar a diestra y siniestra cuando se lanza por los caminos de la frase como si intentara, en cada intervención al frente del micrófono, sentar los verdaderos principios del arte de la palabra, pero enseñando a sus discípulos la curiosidad con la que se debe preguntar sin las sutilezas de la dialéctica.

Y es que el oyente, en el caso del veterano periodista vallecaucano, se queda embelesado por las palabras que le escucha, bien sea para putearlo o para admirarlo, porque siente que esa oralidad, a pesar de que lleva ¡58 años! hablando siempre de fútbol, es el amor y la ciencia de la que alguna vez hizo referencia Sócrates, el venerable filosofo de la Antigua Grecia, quien nunca vio un partido de fútbol, pero poseía el amor de la ciencia y la ciencia del amor.

Entonces, en el caso de Óscar Rentería Jiménez la frase que resume su larga trayectoria en el periodismo deportivo es su tenacidad, su capacidad de trabajo, su disciplina, su mística y sobre todo, su amor por el micrófono para hablar de la pelota y de sus protagonistas. Quizás, eso se debe a que no llegó a ser futbolista profesional por más que entrenó en la época del América cuando se le conocía como ‘La mechita’. Ese fue uno de los sueños que no pudo cumplir a pesar de ser muy devoto, aunque muchos no lo creen.

Por eso, en este tiempo, uno de sus allegados, contó para esta crónica que lo escuchó mientras musitaba, “Señor, el pasado a Tu Misericordia; el futuro a Tu Providencia; el presente, a Tu amor. Tú sabes Señor que lo único que tengo es el día de hoy para Amarte y por Ti por lo que nos has dado. Amén”.

En otra ocasión, si no llegamos a tener censura en Cápsulas, volveremos con la historia de uno de los decanos del periodismo colombiano y contaremos otros pasajes de sus 75 años de existencia. Y mientras trataba de rematar este escrito, alguien nos susurró una y otra vez, “¡no escribas ni hables ni preguntes quien fue el Judas en el caso de Rentería en Caracol!”. No hay libertad de expresión y esto está de moda. Muchos buscan evitar que se diga lo que no quieren escuchar o no quieren leer…

Entonces, nos despedimos como él lo hace en las columnas que publica. Hasta la próxima.

Compartir:

5 comentarios

  1. carlos

    28 marzo, 2023 at 12:20 am

    CASO OSCAR RENTERÍA
    Raro lo que le pasó a OSCAR esa forma de sacarlo como un perro da a entender que lo querían sacar hace rato pero no tenían cómo, el jefe de deportes de la cadena debe salir a explicar el motivo de esa salida.
    Carlos Salas

    Hincha de qqta
    qqta

  2. Jimena

    25 marzo, 2023 at 9:08 pm

    DE ACUERDO CON OSCAR RENTERÍA
    Pues estoy de acuerdo con Oscar Rentería, una mujer hecha y derecha de 24 años debe saber a qué se atiene si se mete en el apto de un hombre solo. Por supuesto que puede no pasar nada, peeeero también el tipo puede intentar algo. Que está mal de parte del tipo, obvio, pero ella no creo que fuera una tontica inocente.
    Jimena [email protected]

    Hincha de Deportivo Cali
    Cali

  3. Félix Barrera ramirez

    25 marzo, 2023 at 1:51 pm

    POR LA DESPEDIDA DE OSCAR RENTERÍA
    Echaron lo mejor que podían tener en Caracol una persona seria transparente para mi el y Mao han sido lo mejor de la radio deportiva; a él y a Mao los respetamos por siempre donde este Rentera le abonamos la empresa que lo contrate más de la mitad de la sintoniza está por él, estamos donde estés Oscar no sos el número 1, sos el mejor desde Todelar te escucho. Usted es calidad mi hermano somos tus fan por siempre.
    Félix Barrera Ramírez

    Hincha de Deportivo cali
    Cali valle

  4. Ricardo Forero

    23 marzo, 2023 at 10:27 pm

    LLAMATIVO LO DE CARACOL RADI0
    No deja de ser muy llamativo que Caracol Radio nunca publicó un comunicado para fijar su posición con respecto a la opinión que motivó la cancelación del contrato de Óscar Rentería, como es práctica usual en medios de otros países cuando hay una polémica que involucra a uno de sus periodistas.

    También llama la atención que la decisión de Caracol Radio haya sido fulminante. No hubo oportunidad para que Óscar Rentería hiciera una aclaración/rectificación o solicitara excusas en caso de haber ofendido a algún oyente, como también sucede en medios de otros países.

    Queda la sensación de que Caracol Radio (o Prisa Media, más bien) tiene un rasero ambiguo. Es cierto que estamos en una época de hipersensibilidad y corrección política exacerbada, pero a César Augusto Londoño nunca lo tocaron cuando le preguntó a Catherine Ibargüen, cito textualmente, «cuénteme quién es el machucante oficial» en Londres 2012. O cómo le permitieron tener un blog titulado «Mamasutra» (del cual ya no existe, sospechosa y curiosamente, ni un rastro en las búsquedas de Google), con contenido controversial. O cómo permitían que Daniel Samper Ospina tuviera sección permanente en varios programas de la Básica y la W, mientras era director de una revista para adultos donde aparecían mujeres desnudas o muy ligeritas de ropa.

    Ahora bien, luego de ver el último video de Óscar Rentería en su cuenta de Twitter (publicado a las 12:06 p.m. del jueves 23 de marzo), queda uno con la sensación de que El Chico Malo se convirtió en La Novia Despechada. Entiendo su bronca, pero se equivoca al considerar las cifras de reproducciones en Instagram y TikTok, las visitas en Facebook, las impresiones en Twitter y la posición de una tendencia en Twitter como una muestra inequívoca de respaldo del público. Eso no es veraz ni imparcial, ni lo que el público esperaría de un periodista con 58 años de trayectoria.

    P.D.: Siempre es agradable leer las crónicas de Williams. Le tocó compartir muchos momentos especiales… con personajes especiales.
    Ricardo Forero

    ==

    RESPUESTA A RICARDO FORERO

    Muchas gracias, señor Forero por su comentario. Siempre leo con mucho detenimiento cada escrito que llega a mis manos, pero en especial el de los cibernautas de Cápsulas y de otro medio impreso en el que laboro en Estados Unidos y en el que los temas son tan diversos, como su población.

    Es satisfactorio saber que una nota gusta y que una persona como usted, tenga el tiempo de continuarla con otros detalles al referirse, por ejemplo, en su escrito, “llamativo lo de Caracol Radio”. Se lo agradezco con el corazón al igual que a los demás ciberlectores de este portal de ‘fútbol y medios’ que nos ofrecen la oportunidad de transmitir a través de la palabra los conocimientos adquiridos en la escuela, en la universidad y en la experiencia de la vida que es, al final, la que nos permite sobrevivir en el mundo convulsionado al que nos enfrentamos de manera cotidiana.

    Es la primera vez que escribo una respuesta a un cibernauta de Cápsulas, señor Forero, porque el periodista espera, en ocasiones, que se apague un poco el ruido que nos rodea antes de hablar con el corazón. Y en mi caso le presento mis disculpas no solamente a usted sino a todos aquellos que, en alguna ocasión, hicieron referencia a alguno de los escritos publicados y que no tuve el tiempo de darles “GRACIAS”, así en mayúsculas, debido a mis quehaceres, pero “nunca es tarde”, como diría el narrador de fútbol Jairo Aristizábal Ossa en su programa social que realiza en Cali.

    Y en este momento de comunicación con usted, entre nosotros y que nadie lo sepa, señor Forero, quien es hincha de Millonarios y que vive en Bogotá, he recordado, en este capítulo por el que caminamos en el gran arte de vivir, a uno de mis profesores, el escritor Gustavo Álvarez Gardeazabal al igual que a dos hombres de letras como Gabriel García Márquez y Manuel Mejía Vallejo, a quienes pude entrevistar para el diario Occidente.

    Los tres escritores, señor Forero, me recalcaron, hace muchos años, “cada escrito que se publica se defiende solo. O es bueno o es malo. En el periodismo o en la escritura no hay medias tintas”.

    En consecuencia, un periodista agradecido con cada lector y un abrazo.
    Williams Viera desde USA.

    Hincha de Millonarios
    Bogotá

    • Ricardo Forero

      27 marzo, 2023 at 4:29 pm

      EN RESPUESTA A WILLIMS VIERA
      También le agradezco por sus palabras, Williams. Nos seguimos leyendo.
      Ricardo Forero

      Hincha de Millonarios
      Bogotá

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *