Capsulas de Carreño

¿Problemas de mentalidad o problemas de libreto?

 

Por Gilberto Maldonado Bonilla.

 

*A superar lo gris, lo cíclico, el conformismo suicida y sus seguidores podrán hablar de una buena campaña de Atlético Nacional.

 

Son los interrogantes que quedan no solo después de un partido de fútbol, no solo de Atlético Nacional, sino de la totalidad de equipos en el fútbol profesional colombiano.

En términos generales, en este país los equipos medianamente al fútbol hasta cuando logran, así sea por equivocación, ponerse en ventaja en el marcador. Un gol y hasta ahí pareciera que llegó el partido.

Lo de anoche, partido Atlético Nacional-Deportivo Cali- no fue la excepción. Minuto doce y el verde se va en ventaja; merecida por la exposición en el campo de juego. Excelente partido jugó el verde en el primer tiempo.

Para el segundo tiempo, la norma general: conformismo, aparece en el escenario la ley del menor esfuerzo. El vicio crónico y desesperante para la tribuna ver un equipo «administrando» la miseria; queriendo soportar de manera peligrosa, casi que en actitud suicida, el partido en el sistema defensivo.

El fútbol instinto diría que ante un equipo acosado por la necesidad, el Deportivo Cali, el imperativo sería no abandonar la idea de la búsqueda constante del arco rival evitando así el embotellamiento al que fue sometido Atlético Nacional durante casi todo el segundo tiempo.

El abandono de lo instintivo me conduce a la idea que dejar hacer al equipo rival adueñado del terreno de juego y del balón, es parte de un siniestro libreto y del predominio de lo ideológico, los sistemas, sobre lo instintivo.

Deportivo Cali, no se si por condición propia o por que Atlético Nacional metido en cuento de lo administrativo, no consiguió igualar el partido en lo que al marcador respecta, gracias a la actuación de Aldair Quintana.

A este cuestionado arquero se debe en gran parte el resultado final del partido. Pasando de lo gris en el comportamiento del verde pasemos a lo grato, a aquello que nos puede llevar a recobrar la fe en un buen campeonato de Atlético Nacional.

Aquí para resaltar la actuación de jugadores cuestionados y resistidos por la tribuna y por la crítica-crítica. No solo en términos netamente utilitarista, los goles conseguidos por Alvez y Marulanda. También importante el partido de Banguero.

Se resalta la actuación de Jarlan Barrera en el sentido de que ya no está tan preocupado por cazar peleas con los árbitros. ¿Será posible superar lo cíclico?

Excelente la recuperación de Jerson Candelo como jugador extremo. Esto ha llevado a un renacimiento de Marulanda.

A superar lo gris, lo cíclico, el conformismo suicida y sus seguidores podrán hablar de una buena campaña de Atlético Nacional.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top