Capsulas de Carreño

«Bayern pesca en la crisis del PSG»

* El Bayern Múnich agrandó la crisis del París Saint-Germain, dominado en el juego y en el marcador con un gol de Kingsley Coman en la ida de los octavos de final de la Champions League, condenado a una gran hazaña en la vuelta en Alemania para no comprometer su temporada. (ESPN).

========

========

Síntesis
PSG 0 -BAYERN MÚNICH 1

Kingsley Coman, francés, 26 años, no celebró el gol a su anterior equipo. Foto @LigadeCampeones.

Martes 14 de febrero/2023
Torneo: Champions League, octavos de final-ida
Escenario: Parque de los Príncipes (París)
-Asistencia: 46.435
-Central: Michael Oliver (Inglaterra)

PSG
Donnarumma; Achraf, Sergio Ramos, Marquinhos, Nuno Mendes; Verratti, Danilo (Vitinha, 75’), Zaïre-Emery (Fabián Ruiz, 57’), Carlos Soler (Mbappé, 57’); Neymar, Messi
Técnico: Christophe Galtier

Bayern de Múnich
Sommer; Pavard, Upamecano, De Ligt, Cancelo (Davies, 45’); Kimmich, Goretzka; Sané (Stanisic, 89’), Coman (Gnabry, 75’), Musiala (Gravenberch, 86’); Choupo-Moting (Müller, 75’)
Técnico: Julian Nagelsmann
Gol: Coman (53’)
Expulsado: Pavard por doble amonestación (90+2).

RESUMEN MUNDO DEPORTIVO

El de la Champions está condenado a ser un amor imposible para el PSG. Se ha dejado la piel el club parisino en esta relación tan tóxica, pero no hay manera de que funcione. El primer episodio de la eliminatoria frente al Bayern no pudo ser peor, condicionado por un grave error de Donnarumma en el 0-1 definitivo de Coman. El italiano condena a su equipo a intentar remontar en el Allianz Arena, casi una quimera en estos momentos.

El Bayern no engaña. Fiel a su esencia, entró a la cancha a tener el balón. Fue una declaración de intenciones frente a un PSG agobiado, casi siempre a merced. No tener a Mbappé era un contratiempo porque el equipo se quedó sin profundidad. Con Kimmich como termómetro, el cuadro germano se adueño de un primer tiempo en el que su rival aceptó las condiciones. Tampoco tuvo más remedio que esperar a alguna carrera de Messi o Neymar.

Tampoco le acompañó la suerte, tan necesaria en la vida. Mbappé marcó tras una portentosa carrera de Nuno Mendes, pero Neymar arrancó la jugada en fuera de juego. Messi acarició también el empate, pero un milagroso Pavard lo evitó al interponer la pierna. El central francés acabó expulsado por doble amonestación, un castigo que Nagelsmann aceptó sin ponerle reparos. El PSG tendrá que ir a Múnich a por otro milagro.
(Fuente: Dani Gil, corresponsal en París, Mundo Deportivo)

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *