Capsulas de Carreño

Que no se repita la historia. Por María Victoria Zapata B.

maria-victoria

Por María Victoria Zapata B.

*Disparatado argumento de “para que vamos a inscribir 30 jugadores si solo juegan 11”.

 

No es un secreto para ningún hincha Poderoso, el escaso apoyo que, en las últimas décadas, el Equipo del Pueblo ha recibido de un mayoritario sector de la prensa antioqueña no solo en sus más difíciles y complejas circunstancias deportivo-administrativas sino en la exaltación de todas las manifestaciones sociales y culturales que se han generado al interior de sus diferentes barras, en particular, y de su afición, en general. Por ello, y salvo unas contadas excepciones, la feligresía roja, ha librado sin respaldo alguno, durísimas batallas en la salvaguarda de este querido patrimonio suyo, de la ciudad y el departamento, que es el Deportivo Independiente Medellín.

Coincido con usted en el sentido que ha habido y hay Comunicadores deportivos, quienes, aprovechando la desproporcionada ventaja que otorgan el micrófono, la cámara o las páginas de un diario, se han dedicado una y otra vez a la innoble tarea de enturbiar cualquier ejecutoria de la actual dirigencia del DIM, de su cuerpo técnico, de sus jugadores y, por supuesto, de su afición. En otras palabras, a desestabilizar al Medellín, tal como usted lo recalca en su opinión.

Antes de continuar, considero pertinente señalarle, señor Echeverry, que aunque no soy lectora habitual de DaleRojo.net ni me identifico con muchos de los puntos de vista que en dicho portal se expresan, SI me identifico de un todo y por todo con el artículo objeto de su reclamación.

Como hincha, no veo sesgo alguno en esta información. Como columnista roja en Cápsulas, tampoco percibo afán ni interés desestabilizador en una nota que es totalmente ajustada a la verdad. La situación con el señor Elkin Congote NO es clara y la afición Poderosa tiene derecho a conocerla.

Nosotros, los hinchas, ya sufrimos bastante en la época nefasta de Jorge “el diablo” Castillo y vivimos una prolongada pesadilla en los casi interminables seis años de la “sociedad maldita”, Sueños del Balón. Luchamos tanto y con tan pocas herramientas, que ya cargamos el antídoto contra el veneno de la mala intención y los binoculares para detectar a la distancia los signos inconfundibles de desestabilización.

Es por ese motivo que nuestro apoyo irrestricto a la dirigencia roja (Eduardo Silva Meluk, Raul Giraldo y demás) NO lleva implícito el cohonestar con acciones, gestiones, o declaraciones que van en contravía del esfuerzo de la dirigencia actual y de los objetivos trazados por la Sociedad Equipo del Pueblo S.A. con nuestro amado DIM, que es justamente lo que está haciendo el citado miembro de la Comisión Técnica del equipo. Su tarea, al parecer, es destrozar todo lo bueno que se está haciendo ahora. Elkin Congote debe dar la cara y explicar muchas cosas.

Su disparatado argumento de “para que vamos a inscribir 30 jugadores si solo juegan 11”, no es más que una de las aristas de un asunto espinoso y peligroso, como quiera que él, infortunadamente, se halla vinculado con otro hecho más oscuro todavía, y es el que tiene que ver con el relevo del técnico Leonel Álvarez, tema al que no me voy a referir por ahora, no por desconocimiento sino por respeto, admiración, aprecio y respaldo incondicional, a nuestro actual director técnico.

Sería este un episodio que podría desestabilizar en grado superlativo al Deportivo Independiente Medellín, reducir a la mínima expresión la credibilidad de la hinchada en sus dirigentes y mandar al vertedero el hasta ahora exitoso programa Todos en Uno.

Las lecciones son para aprenderlas. No podemos permitir el retorno o repetición de sórdidos capítulos de nuestra reciente historia y todos los hinchas Poderosos debemos ser vigías de nuestra institucionalidad. En mi caso, y le ofrezco disculpas por hablar a título personal, si tengo que enarbolar nuevamente la bandera que empuñé en solitario en el año 2006, téngalo por seguro que lo haré gustosa, señor Echeverry.

No necesito “copiarle” nada a ningún periodista, dado que soy Comunicadora Social- Periodista, de profesión. Como amante del fútbol, como columnista (más de diez años en Cápsulas) y como hincha del DIM (más de 50 años siguiéndolo de cerca) tengo muy claro mi punto de vista respecto del señor Elkin Congote: Es nocivo para el DIM y eso lo he visto, lo he percibido y espero no lamentarlo más adelante.

[María Victoria Zapata B., en respuesta a Guillermo Echeverry]

 

Compartir:

5 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top