Capsulas de Carreño

¿Qué queda por decir del DIM 2020? (Opinión m.v.z.)

MEDELLÍN. Que queda por escribir del DIM. Que volvió a perder, en casa, en la liguilla de eliminados y con el Pereira que viene de la B. Foto @Dimayor.

Por María Victoria Zapata B.
Columnista Cápsulas.

 

¿Queda algo por decir del Deportivo Independiente Medellín modelo 2020 después de esta  nueva humillación, de  esta vergonzosa derrota, 1-2, ante el Deportivo Pereira?

No importa  en que torneo esté interviniendo, quien  sea el  rival ni  sus circunstancias. Todo eso  es irrelevante  puesto que el problema es el mismo  DIM, que es  presa fácil para cualquier equipo, que  supera con creces la debilidad del más débil, la fragilidad del más frágil  y la pobreza del más pobre. Medellín no tiene nómina, no tiene cuerpo técnico, no tiene dirigencia, no tiene juego y no tiene nada que mostrar en un estadio de fútbol, a excepción de los torturantes 90 minutos  de cada una de sus  penosas e indignantes presentaciones.

 

Y no le queda ni siquiera la dignidad de la competencia porque con la misma saña y crueldad con que fue destrozado el equipo desde las entrañas de su administración, ésta  también se la arrancaron. Y  le extrajeron, igualmente, su corazón,  su sangre y su espíritu.  No  satisfechos con ello,  en un desmedido afán mercantilista los directivos rojos   llevaron al altar del sacrificio a un puñado de juveniles a los que  no solo les robaron el tiempo de su normal proceso de crecimiento deportivo  sino que, además, los convirtieron en chivos expiatorios de una problemática cuyos directos responsables son ellos-los dirigentes- como quiera que la hecatombe roja fue planeada, gestada y ejecutada en las propias oficinas del Deportivo Independiente Medellín.

 

¿Qué queda, pues,  por decir de un DIM  manejado por  una dirigencia  que ya alcanzó el grado máximo de aprendizaje  en la escuela del  embuste, la  falsedad,  la arrogancia y la incompetencia, la avaricia,  y sin sonrojo alguno, le mintió una y otra vez a la afición,   la pisoteó y, finalmente, la proscribió? Una dirigencia que despedazó por igual  a Independiente Medellín  y a su afición. Al equipo lo despojó de sus jugadores,  de su  protagonismo, de sus metas y objetivos, de su respetabilidad institucional. A la hinchada le arrebató sus motivaciones,  alegría, sus sueños, su ilusión  y su fe.

 

¿Qué queda por decir de un Independiente Medellín con un  presente tan desolador y un futuro tan incierto y sombrío? Queda por decir que no bastará con la presentación de un nuevo  y llamativo uniforme, degradado y deshonrado antes de su  “estrén”  por una dirigencia carente de amor  y sentido de pertenencia. Un uniforme que, hoy por hoy, no tenemos quien lo luzca porque, definitivamente, el DIM  NO TIENE NÓMINA…!!!

 

Y queda por decir,  finalmente, que hoy se ratificó, por enésima vez, que el Deportivo Independiente Medellín  2020 es el peor de la historia. Aquellos de paupérrimas y dolorosas  temporadas tenían alma. Al actual, se la arrebataron de un manotazo.  Y  se confirmó, también por enésima vez, que ningún dirigente, ni siquiera aquellos de ingrata recordación, habían mancillado y  deshonrado  tanto al Equipo del Pueblo y a su hinchada,  como Raúl Giraldo, Juan Bernardo «Cunda» Valencia, Jairo Vélez  y Felipe Trujillo.

 

El  DIM 2020 es el resultado de cuatro años de exabruptos, errores y  desatinos. Es un  equipo sin nómina, sin fútbol, sin alma y, lo peor, SIN VERGÜENZA. Un DIM, que es fiel reflejo de su dirigencia.

¿Hasta cuándo tanta humillación? ¿Hasta cuándo, Raúl Giraldo y sus dirigentes  en el DIM?
[María Victoria Zapata B.]

Compartir:

6 comentarios

  1. Fernando Rivera

    1 diciembre, 2020 at 12:43 pm

    *Comentario rojo
    Don Raúl Giraldo, un exitoso negociante de abarrotes, se metió en el negocio del fútbol sin tener conocimiento y muy mal asesorado. Se estima que es cuantiosa la plata que sus asesores le hicieron invertir en negocios fracasados como la compra de los derechos deportivos de jugadores de muy baja calidad como Larry Angulo y Didier Delgado y un defensa ecuatoriano que terminó manejando taxi en Quito.

    Dejó ir los mejores jugadores sin sacarles por lo menos provecho económico, porque desconoce el negocio. No quiso contratar jugadores de trayectoria que deseaban jugar sus restos en el equipo, casi sin cobrar como Marrugo y Jackson para entregarle toda la responsabilidad a unos imberbes que no tienen calidad y mucho menos pundonor.

    Mucho se habló de las famosas fuerzas básicas, pero esos muchachos, que todavía son jugadores de potrero, no han aprovechado la oportunidad que se les dio, mas buscando un provecho económico que por convicción, que pena con David Montoya y Sebastián Botero, a don Raúl, se le abrió la agalla con uno o dos negocios buenos que hizo con dos buenos jugadores de la cantera, Yairo Moreno y Atuesta y como en el cuento de la lechera si vendo dos jugadores valen cuatro millones de US, en este año saco por lo menos 10 jóvenes y me embolsillo 20 millones de US.

    Muy mal asesorado don Raúl y muy mal aconsejado, esos sobachaquetas que lo rodean son los que se han llenado los bolsillos con el producto de las comisiones por la inversión en jugadores como Larry Angulo que lo desecharon de patriotas por malo y en el DIM dicen que es un referente. Pésima la decisión de haberle entregado ese grupo de jóvenes a técnicos fracasados como Javier Alvarez y el Beto Sierra, no quiso escuchar a la afición que le pidió a gritos dejar el equipo en manos de Ricardo Calle y David Montoya, seguramente la campaña no habría sido tan desastrosa.

    La afición no entiende la terquedad de don Raúl al querer quedarse con el equipo después de tantos desaciertos y tener que soportarse a diario una hinchada que no le perdona el haber acabado con el equipo y tenerlo haciendo la campaña mas pobre en sus 107 años de existencia y asomándose al abismo del descenso.
    Fernando Rivera, Medellin, hincha del DIM

  2. Luis fernando vieira palacios

    30 noviembre, 2020 at 10:32 pm

    *Por comentario de María Victoria
    Excelente tu comentario en esta nota que más se puede decir.
    Desde que salió Meluk las cosas en este equipo no tienen ni pies ni cabeza.
    Todo lo que hicieron en este 2020 ha sido lo más desastroso en muchos años.
    Luis Fernando Vieira Palacios, Medellín

  3. Julio E. Cromet

    29 noviembre, 2020 at 10:06 am

    *Qué están pensando los dueños minoritarios del DIM?
    Muchas veces me he preguntado si quejarnos surte algún efecto en el Sr. Giraldo y demás propietarios del DIM. No lo creo, pero también me pregunto, qué hacen y que están pensando el resto de los dueños minoritarios? Montaditos en el bus que va directo al precipicio y no les importa? No se preocupan que su inversión caiga también barranco abajo? Estarán hipnotizados? O será que el negocio sí les está rindiendo y sí les dá buenos dividendos pero a sabiendas que están destruyendo al equipo?

    Por qué tanto secreto, por qué tanta falta de transparencia, por qué esa actitud? Será que ya no ven al DIM como una tradición, como parte de la historia de esta ciudad, sino como una caja registradora? Qué vergüenza! Qué falta de carácter! Para qué un equipo así…
    Julio E. Cromet, Rionegro (A), hincha del antiguo DIM

  4. Luis Fernando Cardona A.

    29 noviembre, 2020 at 3:47 am

    *Lo del DIM
    No solo destrozaron el equipo, ahora hablan de DT en propiedad, Humberto Sierra de las entrañas del verde, que sin vergüenza acepta un equipo sin futuro y además participa del embuste cuando dicen que tienen 7 futbolistas de primer nivel en carpeta. Cínicos, hipócritas y mentirosos.
    Luis Fernando Cardona A., Medellín

  5. Luis Fernando Cardona A.

    28 noviembre, 2020 at 10:41 pm

    *Críticas para el DIM
    No solo destrozaron el equipo, ahora hablan de DT en propiedad, Humberto Sierra de las entrañas del verde, que sin vergüenza acepta un equipo sin futuro y además participa del embuste cuando dicen que tienen 7 futbolistas de primer nivel en carpeta. Cínicos, hipócritas y mentirosos.
    Luis Fernando Cardona A., Medellín

  6. Luis f lastra

    28 noviembre, 2020 at 6:16 pm

    *Lo único que queda en el DIM es hinchada…
    Nómina no hay, dt no hay, directivos no hay, dueño si hay, pero su única ambición es su bolsillo….lo único que hay es hinchada que no merece tan mediocre equipo que le dicen el poderoso….feliz noche,
    Luis F. Lastra, East Rutherford, hincha del DIM

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top