Capsulas de Carreño

Radio de ayer vs. Radio de hoy, con Hernán Peláez.

Radio de ayer vs. Radio de hoy. Conversatorio UPB/Cápsulas. Anécdotas y recuerdos en la autorizada voz de Hernán Peláez Restrepo con la moderación de Juan Guillermo Montoya Marulanda. 

Por Liceth Daniela Torres Gómez.

 

Hernán Peláez, protagonista y pionero en la radio colombiana conversó sobre la historia y evolución de este medio de comunicación en el que tiene más de 50 años de experiencia. La charla virtual, moderada por Juan Guillermo Montoya, llena de anécdotas y recuerdos fue realizada en conjunto por la Universidad Pontificia Bolivariana y Cápsulas con el fin de reflexionar sobre el pasado, presente y futuro de la radio.

La charla inició con las palabras de Hernán Peláez en las que hizo especial énfasis en la importancia que sigue teniendo la radio en nuestro país, pues sigue siendo una compañía, una ayuda y una oportunidad para los oyentes de enterarse de qué está pasando y qué puede pasar. “En el caso mío, la radio no es realmente un oficio sino un vicio”, declaró el periodista, expresando su pasión ella.

AQUELLOS PROGRAMAS

Luego, entre anécdotas, nombres y recuerdos, Peláez relató pasajes de la historia de la radio colombiana. Por ejemplo, citó aquel programa de RCN llamado Los catedráticos informan en que se podía aprender de historia o geografía, programas que, de acuerdo con Peláez, ya no se hacen en la radio actual. «Traigo ese ejemplo porque es muy representativo del papel que cumplía la radio que era educativa, era una radio informativa y guiaba al oyente» expresó el periodista.

La radio colombiana tuvo décadas gloriosas, en parte, según Peláez, porque a diferencia de las radios del sur del continente, ha sido propiedad de privados y no del Estado, lo que favoreció la competencia y llegada de mejor tecnología, lo que puso en ventaja a los colombianos frente a los colegas argentinos y uruguayos.

Como muestra de la búsqueda de innovar y de resaltar entre la competencia, Hernán Peláez contó cuando Jairo Tobón de la Roche propuso contratar una avioneta para transmitir el Tour de Francia desde los aires. Claramente los altos costos de la novedosa idea impidieron que se siguiera realizando.

«La radio no va a desaparecer sino que será transformada y cada vez más especializada, pero sobrevivirá», Hernán Peláez.

LA TECNOLOGÍA

Hernán Peláez ha vivido la evolución de la radio colombiana y afirma que el mayor mérito es que esta se ha adaptado a cada época. Con la salida de las radionovelas, los musicales y concursos que pasaron a la televisión, la radio tuvo que actuar con rapidez para no quedarse atrás.

Es por ello que surgieron los programas de la madrugada, dedicados a los noctámbulos y los noticieros que inician al amanecer con información de lo que ha sucedido en todo el mundo. Por supuesto citó los ejemplos de 6 a. m. y de La Luciérnaga, dos programas exitosos de la radio colombiana que surgieron y acompañaron a Colombia durante circunstancias adversas.

La tecnología ha transformado a la radio y para Hernán Peláez fue inevitable traer a colación ejemplos de los retos para transmitir radio años atrás, por ejemplo, antes tener una entrevista o una fuente en el exterior era todo un orgullo, actualmente es más fácil pasar de un lugar del mundo a otro o de un reportero a otro. “Era una transmisión en la que los locutores, narradores, y comentaristas llevábamos el maletín, los micrófonos, los cables, las carreras. Hoy en día es otra cosa, hoy en día comentan y transmiten desde una pantalla, muy cómodo”, expresó el periodista invitado.

Hernán Peláez ha tenido una larga experiencia en el periodismo deportivo radial con programas como Goles y maestros, El Pulso del fútbol y actualmente con Peláez y De Francisco. Durante su trayectoria ha podido compartir con figuras como Roberto Perfumo, Jorge Valdano, Francisco Maturana, Hugo Gallego, Eduardo Bonvallet y más. Sobre la radio deportiva opinó que ha nutrido mucho a la radio colombiana y que es la mejor escuela para cualquier periodista. “Usted le da el micrófono a un periodista deportivo en cualquier evento y él se lo describe, le cuenta, pregunta”, dijo Peláez sobre la capacidad descriptiva y la experiencia del trabajo de campo del periodista deportivo.

UN CUENTO BIEN ECHADO

Peláez también hizo un paralelo entre la radio deportiva del pasado y la actual. Anteriormente se tenía más contacto con los protagonistas, había accesos a camerinos en los que se podía vivenciar los rituales y costumbres de los jugadores previo a un partido, incluso se obtenían respuestas más espontáneas,. “Hoy usted le pregunta a un jugador y todos tienen casi esteriotipada la respuesta”, expresó Hernán Peláez.

Actualmente el acceso a jugadores es mucho más limitado, a eso, Peláez le suma que actualmente la agenda deportiva es más amplia, ya no se puede cubrir solamente el fútbol colombiano, los oyentes también quieren saber qué está pasando en Europa, por lo que opina que el sistema radial tradicional de estadio se ha tenido que volver más amplio e informativo.

Peláez afirmó que, por su fantasía, en la radio las historias y los cuentos son fundamentales, “la radio es un cuento bien echado, porque si el partido terminó 1-0, ese 1-0 es la noticia, no más, “cómo cuenta usted ese cuento una o dos horas después al oyente?”, agregó el periodista.

CONCLUSIÓN

Hernán Peláez resaltó el compromiso de la radio con la gente, por lo que los periodistas deben ser conscientes de la época que están viviendo y tener cultura general. “Hoy tenemos la facilidad del internet y esto ha derivado en un facilismo del periodismo. Es bueno consultarlo, pero es mejor investigar, corroborar”, sentenció el periodista que también hizo referencia a la situación económica y afirmó que, por su penetración, la radio no va a desaparecer sino que será transformada y cada vez más especializada, pero sobrevivirá.

Compartir:

3 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top