Capsulas de Carreño

Inquieta la suerte inmediata del DIM.

Raúl Giraldo como presidente del DIM es quien debe responder por el futuro del DIM. Foto Radio Múnera.

 

Por María Victoria Zapata B.

*Ya es hora de que  don Raúl Giraldo, defina sus prioridades y expectativas con el DIM y  hable con meridiana claridad  sobre el futuro del equipo.

 

Ayer los hinchas Poderosos nos despertamos  con el comunicado  sobre la terminación del vínculo laboral de los hermanos Rescalvo con el DIM.

Al igual que muchos seguidores rojos, esperaba dicha noticia, que anoche fue difundida de manera extra oficial en diversos Medios de Comunicación.

No me preocupa en absoluto la salida de un cuerpo técnico que nunca tuvo empatía con la afición ni sintonía con el buen fútbol.

Hoy me inquieta, y demasiado, la suerte inmediata de  mi amado DIM y no precisamente por la designación  del  sucesor  de Ismael Rescalvo en el banquillo  rojo sino por la pérdida del rumbo institucional.

El retroceso dirigencial y administrativo  en Independiente Medellín es evidente y alarmante, la credibilidad  por parte de la hinchada se hundió en un pozo de incongruencias y desatinos,  y el desgaste de don Raúl Giraldo es  total, por ello la distancia actual entre máximo accionista y  afición es casi imposible de acortar.

Si la reciente  renuncia  del orientador de las Divisiones Menores, Iván Arturo Corredor, planteó un montón de interrogantes respecto de la suerte que pueda correr la maltrecha cantera roja, la venta de Yairo Moreno, que se produjo en  el más inoportuno de los momentos y en medio de un imperdonable sartal de  engaños y mentiras a la hinchada,  ratificó en forma definitiva y categórica que las «ambiciones» del señor Giraldo NO se corresponden con las de la afición y que, infortunadamente,  él y nosotros actualmente   discurrimos por caminos  que  difícilmente se volverán a  cruzar.

De producirse también la transferencia de Leonardo  Castro y Didier Moreno, sabemos  que  estos dos jugadores,  así como  el ya vendido  Yairo Moreno, no serán reemplazados por futbolistas de primer nivel cuyos derechos deportivos sean adquiridos por Independiente Medellín.

Teniendo en cuenta las declaraciones del mayor accionista  en  lo concierne a refuerzos,  veremos llegar al DIM a futbolistas  que en modo alguno suplirán a los citados, con contratos a seis meses y sin opción de compra y con el consecuente menoscabo del patrimonio institucional del DIM representado en jugadores cualificados y de su propiedad.

De ser así, el DIM  se estaría acercando peligrosamente, y por segunda vez en muy pocos años, a un abismo de inviabilidad económica y directiva, agudizado por la desbandada de hinchas y, Dios no lo quiera, de  patrocinadores, y  con consecuencias funestas  para el Decano del fútbol en Colombia.

Si  hace dos días el  Deportivo Independiente Medellín pedía  un cambio  en su orientación técnica, hoy clama a gritos por un viraje en su administración. Ya es hora de que  el máximo accionista, don Raúl Giraldo, defina sus prioridades y expectativas con el DIM y  hable con meridiana claridad  sobre el futuro del equipo.  Así no podemos continuar y la nefasta experiencia  con Jorge Osorio Ciro y su sociedad maldita (Sueños del balón)  no la podemos repetir…!!!
(María Victoria Zapata B.)

Compartir:

11 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top