Capsulas de Carreño

Real Madrid vs Borussia Dortmund, final llena de suspenso y favorito claro.

Para los que amamos el fútbol, “la Champions” es nuestra reconciliación con el primer amor; sí, ese amor de infancia que nos regaló la vida, el futbol: ese deporte dueño de recuerdos imborrables de tardes y noches llenas de pasión.

Los aficionados de hoy, somos mendigos que deambulamos ahora por las pantallas de televisión, buscando la satisfacción y la emoción que brinda una buena jugada, un espectacular gol, el vértigo de un resultado y las apuestas en directo… o en general, un buen partido de futbol.

Es por ello por lo que la Liga de Campeones de Europa es un canto a nuestros más profundos vacíos futbolísticos; equipos poblados de estrellas que no niegan una gota de sudor para mitigar la sed de todos aquellos que vivimos en la sequía de ese futbol cotidiano y mezquino tan propio de los países tercermundistas. La Champions es otra cosa, brinda casi tanta expectativa y emoción como la propia Copa del Mundo.

Esta versión 2023-2024, no le ha fallado a esa cita con la calidad. Después de jornadas eliminatorias sensacionales, donde quedaron por el camino equipos encopetados como el Milán, PSV, Manchester City, Atlético de Madrid o Barcelona; el primero de junio en el mítico Wembley chocarán el Real Madrid y el Borussia Dortmund.

Lo de los españoles no sorprende, parecen ser un equipo hecho para La liga de Campeones, llegan a su final # 18, aspirando al título 15. El Real no admite debate ni comparaciones, es el más copero de Europa que se reinventa en cada torneo, no importando si cambia de jugadores y entrenador o atraviesa por momentos difíciles en su futbol; su poder futbolístico y económico, su resiliencia para sobreponerse a momentos de dudas, lo han llevado a validar la frase “al Madrid solo le has ganado cuando el equipo blanco ya está en el hotel”. Y en esta versión de la Liga ha revalidado esa frase: ganó partidos agónicos con remontadas épicas como aquella con el Manchester City o el Bayer de Múnich.

El Borussia puede catalogarse como una gran sorpresa en esta versión de campeones de Europa, casi nadie, más allá de sus seguidores, lo tenía para ser finalista, pero allí está, con su futbol pragmático de orden, fortaleza y velocidad liderado por dos sobrevivientes de la final del 2013, Hummels y Rusch, aquel fabuloso equipo dirigido por Jürgen Klopp que perdió frente a su compatriota el Bayer de Múnich, allí en el mismo estadio, Wembley, que hoy lo recibe. Borussia ha llegado en dos ocasiones a estas instancias finales de Copa de 1996-1997, 2013-2014 y en esta ocasión que será su tercer chance poder gritar campeón.

El gran favorito, sin lugar a duda, es el Madrid, por sus antecedentes, por su historia y su alcurnia, adornada por el futbol que practica con la conducción desde la línea del genial Carlo Ancelotti, el arquitecto de hoy, dueño de cuatro títulos de campeón de Liga, dos con el Milán y dos con el Real.

En la cancha, la conducción de Tony Kross, el más veterano del equipo con huella de 7 finales de champions, la genialidad de Vinicius y Bellingham, la velocidad y contundencia de Rodrigo, la seguridad de Rudiger en sector defensivo y el respaldo de sus arqueros Lunnin y Courtois, hacen del cuadro “merengue” un equipo con una línea vertebral sólida al lado de la cual se acomodan otros jugadores de la condición de Carvajal, Mendy, Tchoumeni o Valverde.

En el otro lado esta Borussia, un cuadro sin tanto perfume pero que fue eliminando rivales de la categoría del PSG al que le ganó los dos partidos de semifinal o el rocoso Atlético de Madrid al que le volteó un resultado adverso de 2×1 para ganar la clasificación 4×2. Su técnico, un joven alemán de 41 años, Edin Torzic, histórico como delantero del equipo amarillo, quien ha logrado amalgamar experiencia con juventud donde destacan el delantero Jadon Sancho, Karim Adeyemi, el talento de Julian Brandt con la seguridad de su arquero el suizo Gregor Kobel, quizás el mejor de la champions, y la aparición de un típico 9 alemán Niclas Fullkrugb.

Seguramente va a ser un partido como todos, emocionante, pero con el suspenso que alimentan dos equipos totalmente diferentes en su historia, en su estilo y en la manera de “trabajar el futbol” y seguramente así se verá reflejado en las apuestas en directo que desde ya se están haciendo.

El árbitro será un esloveno, Slavko Vincic de 44 años, con experiencia ya en una final de Europa League: Frankfurt vs Rangers de Escocia en 2022. Como dato curioso fue jugador de la cantera del Real Madrid donde marcó 47 goles en 30 partidos.

Las horas corren y la adrenalina va en aumento, las conjeturas, pronósticos y apuestas no se hacen esperar, mientras 86.600 aficionados de cuerpo presente estarán en las gradas del mítico estadio londinense… y millones de feligreses del futbol esperamos entre la expectativa y el suspenso: ¿será el Madrid campeón para su título 15 o le llegó la hora al cuadro alemán de levantar “la orejona”?, el próximo primero de junio lo sabremos y allí comenzará otro partido: el del análisis, ese tercer tiempo eterno en el tiempo que tanto nos apasiona a los futboleros.

@lidervillegas

 

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *