Capsulas de Carreño

Recordando a Uruguay Campeón Olímpico 1928 y su música

                               

Por John Cardona Arteaga, Ex presidente DIM.
Pablo Eduardo García Peña, Comunicador Social-Periodista.

 

En esta oportunidad vamos a recordar una de las más grandes gestas deportivas rioplatenses que acrecentó la rivalidad futbolera entre Uruguay y Argentina, originada en los primeros Campeonatos Sudamericanos de Fútbol desde 1916.


La nueva contienda se realiza en tierras europeas y tiene como precedente la medalla de oro que consiguió Uruguay en este deporte en los Juegos Olímpicos de 1924. El pasado 13 de junio se cumplieron 92 años de esa ardua competencia y a ella nos vamos a referir en esta crónica.

Para ese efecto, hemos querido compartir estas líneas, a dos manos, con el amigo Pablo Eduardo García Peña, destacado comunicador-social periodista a quien conocimos desempeñando con mucho éxito el cargo de Jefe de Prensa del Independiente Santa Fe de Bogotá. Ha sido además de Director de Comunicaciones y Mercadeo Distripress, Jefe de Prensa de la Copa Mustang, Jefe de Prensa Liga de Fútbol de Bogotá, Jefe de Prensa del Torneo Internacional Virtude 2012. Sea esta la oportunidad para reconocer el gran trabajo de Pablo en el periodismo deportivo.

Con Pablo participamos del gusto por el fútbol y la música en un sentido social y cultural. Sabemos de su gran conocimiento sobre salsa, boleros y música tropical. Por ello nos sentimos identificados en estas notas que tienen el único propósito de mostrar la relevancia de este acontecimiento futbolero, sin dejar a un lado la música. Vamos al tema.

A bordo del vapor Eubée fueron “embarcados” sindicalistas, líderes de izquierda y anarquistas portugueses, tras ser declarados indeseables en tierra brasilera. Sus delitos promover los derechos de los trabajadores, buscar mínimas garantías de salud y procurar una justa remuneración para los obreros y trabajadores brasileros.

En este mismo barco partieron un 30 de marzo de 1928, los integrantes de la selección uruguaya, rumbo a tierras europeas, en aras de obtener una nueva corona de laurel para el balompié celeste y el definitivo reconocimiento internacional.

La segunda excursión futbolística suramericana a los juegos en homenaje al gran Zeus, tenía otros invitados; Argentina, y Chile, acompañaron al vigente campeón Uruguay, en la noble intención de colgarse la presea dorada.

La huella dejada por el onceno charrúa en Colombes 1924, como el mejor equipo del mundo, tendría su capítulo más exuberante en 1928, al lograr nuevamente disputar la medalla de oro, ante el otro cuadro del Río de La Plata, en dos memorables partidos. El nuevo galardón confirmaría la grandeza y poderío del cuadro celeste en el ámbito orbital.

Así recuerda Eduardo Galeano en su libro El fútbol a sol y sombra a los humildes compatriotas suyos que lucharon tesoneramente para lograr el triunfo en ambos juegos.

“Los autores de aquellos milagros del 24 y el 28 eran obreros y bohemios que no recibían del fútbol nada más que la pura felicidad de jugar. Pedro Arispe era obrero de la carne. José Nasazzi cortaba piedras de mármol. Perucho Petrone era verdulero. Pedro Cea, repartidor de hielo. José Leandro Andrade, musiquero de Carnaval y lustrabotas. Todos tenían veinte años, o poco más, aunque en las fotos parecen señores mayores. Se curaban las patadas con agua y sal, paños de vinagre y unos cuantos vasos de vino.”

Cabe anotar que los jugadores uruguayos Andrés Mazali, José Nasazzi, José Leandro Andrade, Pedro Arispe, Héctor Scarone, José Pedro Cea, Pedro Petrone y Santos Urdinarán, fueron campeones olímpicos en 1924 y 1928.

 

PARTIDOS DEFINITIVOS

Argentina para llegar a la gran final dejó en el camino a Estados Unidos (11-2), Bélgica (6-3) y Egipto (6-1).

Uruguay por su parte despachó a Países Bajos (2-0), República de Weimar (Alemania) (4-1) e Italia (3-2).

Los dos representantes del balompié rioplatense llegaban a la instancia definitiva, confirmando que, en las tierras de Artigas y San Martín, se jugaba el mejor fútbol del planeta.

La medalla dorada se definió en un juego de desempate, luego que, tras disputar un primer encuentro este había terminado con paridad a un tanto. A continuación, el resumen de este juego presenciado por 29 mil fanáticos europeos:

 

PRIMERA FINAL

Uruguay 1, Argentina 1
Domingo 10 de junio de 1928
Estadio: Olímpico (Ámsterdam)
Árbitro: Job Mutters (Países Bajos)

Uruguay: Andrés Mazali, José Nasazzi, Pedro Arispe, Álvaro Gestido, Lorenzo Fernández, José Andrade, Santos Urdinarán, Pedro Petrone, Héctor Castro, Pedro Cea y Antonio Campolo.
Entrenador: Primo Gianotti

Argentina: Ángel Bossio, Fernando Paternóster, Ángel Médici, Juan Evaristo, Ludovico Bidoglio, Luis Monti, Domingo Tarasconi, Raimundo Orsi, Enrique Guiznarían, Manuel Ferreira y Alfredo Carricaberry.
Entrenador: José Lago

Goles: Pedro Petrone (23 PT) por Uruguay y Manuel Ferreira (5 ST) por Argentina.

Después de disputar un arduo y equilibrado encuentro inicial, charrúas y gauchos, definieron el título olímpico en un partido de desempate, con expectativas inusitadas, para el fútbol europeo de la época. La demanda de entradas superó las 250 mil, para un escenario con capacidad para 29 mil espectadores, tal situación retrata de cuerpo entero el interés europeo por ver a los dos colosos de Suramérica.

GRAN FINAL

Uruguay 2 Argentina 1
Miércoles 13 de junio de 1928
Estadio: Olímpico (Ámsterdam)
Árbitro: Job Mutters (Países Bajos)

Uruguay: Andrés Mazali, José Nasazzi, Pedro Arispe, Álvaro Gestido, José Andrade, Juan Píriz, René Borjas, Héctor Scarone, Roberto Figueroa, Pedro Cea y Juan Pedro Arremón.

Argentina: Ángel Bossio; Fernando Paternóster, Ángel Médici; Juan Evaristo, Ludovico Bidoglio, Luis Monti; Domingo Tarasconi, Feliciano Perducca, Raimundo Orsi, Manuel Ferreira y Alfredo Carricaberry.

Goles: Roberto Figueroa (17 PT) y Héctor Scarone (28 ST) por Uruguay. Luis Monti (29 PT) por Argentina.

Al igual que en las Olimpiadas de Paris-1924, donde Pedro “Perucho” Petrone, se consagró máximo artillero con 7 tantos, en Ámsterdam 1928, otro suramericano recibió el galardón como mayor anotador. El argentino Domingo Tarasconi, con 11 dianas, mantuvo la supremacía del Río de La Plata, en la tabla de goleadores del fútbol olímpico.

 

LA MÚSICA QUE RELATA EL TRIUNFO

No podía faltar en estas cápsulas la respuesta de la música popular ante tal hazaña. Siempre las composiciones musicales han reseñado los grandes acontecimientos deportivos y en este caso la posta la llevaron dos artistas uruguayos: Juan Rodríguez (El zorzal uruguayo), un payador que cantó con el alma las bellas tonadas del folclor rioplatense, y Francisco Brancatti, amigo de Gardel, quien le grabó cinco de sus obras, letrista cantante, guitarrista, con buena sintonía en Argentina.

Ellos retrataron con fidelidad el triunfo uruguayo en un vals titulado Campeones Olímpicos en el cual resaltan “el eco del triunfo rotundo» ante “el adversario mayor” y destacan, en la composición, la participación de todos los jugadores uruguayos que disputaron la gran final.

Para hacer más evidente este relato nos encargamos de reconstruir la letra del tema desde la grabación. La misma está publicada en la página: hermanotango.com.ar. El texto de esta bella obra se reproduce a continuación:

Campeones Olímpicos

Recitado:

Salve olímpicos campeones
Invictos gauchos de Artigas,
Que, a las huestes enemigas
Derrotaste magistral.
Guerreros de punta y hacha
Este homenaje es el tuyo,
Icen bandera de orgullo
Al cantarte tu zorzal.

 

Uruguayos hermanos valientes
Paladines de empuje soberbio,
Invencibles barones de nervios
Honra y dicha de nuestra nación.
Mi guitarra también se estremece
Ante el eco del triunfo rotundo,
Y vibrante la exhibo ante el mundo
Con la insignia de mi pabellón.

 

Como olvidar a Mazali
El técnico guardavallas,
Y el disparo de metralla
Que Figueroa lanzó.
Y aquel tiro de Scarone
En brillante trayectoria,
Nuestra olímpica victoria
Con placer nos señaló.

 

En la lidia Nasazzi y Arispe
Se mostraron también tesoneros,
Como Piriz y Andrade severos
Gladiadores de un gran corazón.
Y es deleite que aplauda Gestido
El teniente que fue una lumbrera,
Que ni bien vio flamear su bandera
Ante el triunfo soltó un lagrimón.

 

Arremón, Borjas y Cea
Fueron también los titanes,
Que derrumbaron los planes
Del adversario mayor
Por eso a mis compatriotas
Los olímpicos campeones,
Por ser tan bravos leones
Alzo un hurra a su valor.

El tema fue grabado por Juan Rodríguez con acompañamiento de sus guitarras, en el Sello Electra. Es probable que los guitarristas que lo acompañan sean sus habituales De Bassi y Spina.

Se puede escuchar este emotivo vals mediante el siguiente link:
https://www.youtube.com/watch?v=Nszu4zMPvMA

A DomingoTarasconi (llamado también Tarascone o Tarasca) Máximo goleador olímpico, romperedes del Club Boca Juniors y prenda de garantía para Argentina subcampeón, también se le dedicó un tango bajo el título Tarasca solo, con letra de José De Grandis y música de Bernardo Germino. También está mencionado en el tango Patadura, de José López Ares y Enrique Carrera Sotelo que cantó Gardel («Querés jugar de forward y ser como Seoane/y hacer como Tarasca, de media cancha gol»). El estribillo destaca su actuación:

 

TARASCA SOLO

“Mientras en tierra lejana
Hacía tantas proezas,
Cuántas veces con terneza
Nuestra patria te evocó.

 

Llevó un nombre sagrado
Que alivió los corazones,
Fue su nombre Tarascone
Y el que más nos conmovió.”

El tema fue grabado por la orquesta de Osvaldo Fresedo cantando el estribillo Antonio Buglione y se puede escuchar mediante el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=RR-M6KiMFjk

 

Agradecimientos especiales al historiador y estadígrafo Damar Deluque y a Daniel Parra, sin su concurso no hubiese sido posible este segundo homenaje al fútbol uruguayo y suramericano.

Reconocimiento sincero a todos y cada uno de los funcionarios y directivos que conforman el ITP (Instituto Técnico Profesional), AUDEF (Asociación Uruguaya de Entrenadores de Fútbol), especialmente a los profesores Gerardo Pelusso, Martín Lasarte y Olivier Viera, su generosidad y calidad humana, les aseguran un futuro lleno de laureles y logros incontables.

Elaborado con información de:

Documental “Uruguay cuatro veces campeón del mundo”.
Historia de Nacional. Andrés Reyes. Editorial Aguilar
Página Oficial de la Asociación Uruguay de Fútbol. AUF.
Página Oficial de la FIFA.
Anotando Fútbol Blog
Enciclopedia Mundial del Fútbol. Océano Editorial

Fotografías:
Wikipedia
Anotando Fútbol
AUF
Conmebol
Revista Mundo Uruguayo
Equipos de Fútbol blog
Hermano tango.com.ar

(John Cardona Arteaga, Ex presidente DIM.)                                             
(Pablo Eduardo García Peña, Comunicador Social-Periodista.)

Medellín, junio de 2020

Compartir:

2 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top