Capsulas de Carreño

Rubén Darío Sánchez no abandona el virus del fútbol

Por Carlos Julio Serna Molina.

 

*Se le recuerda como pito profesional. Y se le ve en diferentes canchas de Medellín, hace veedurías arbitrales, toma notas en cada partido. El invitado es Rubén Darío Sánchez ex árbitro FIFA profesional, cuenta su trayectoria.

¿Cómo se inició en esto del arbitraje?
«En la escuela pitaba los partidos interclases, ya que no me ponían a jugar».

Rubén Darío Sánchez, ex árbitro Fifa antioqueño.

-¿Recuerda el primer partido que pitó?
«Mi primer partido oficial fue en una Liga llamada Recreafútbol en Medellín».

-¿Y a nivel profesional?
«Fue como asistente en Armenia en 1980, partido Quindío vs Júnior,1 x 0, gol Aldo “El Pichón Rodríguez. Cómo central debuté en Barranquilla, Sporting vs Pereira (1 a 1)

-¿Con qué árbitros compartió?
«Compartí con muchos y muy buenos árbitros recuerdo a Octavio Sierra, Armando Pérez, J.J. Toro, Juan Manuel Gómez, Jesús “Chucho” Díaz, J.J Torres, Mario Canessa y Gilberto Aristizábal».

-¿Qué capacitación recibían?»
Al principio solo capacitación a nivel local y con la llegada de Don León Londoño a la Federación Colombiana de Fútbol, a los árbitros del torneo de la Dimayor  nos llevaban mínimo una vez al año a un curso».

-¿Cómo llegó a ser árbitro FIFA?
«Después de trabajar muy duro para llegar a ser árbitro FIFA, en un torneo que se realizó en la ciudad de Medellín, el profesor Carlos Romero me dijo “Rubén, hay la posibilidad de inscribirlo a FIFA como asistente” y yo le respondí “para FIFA aunque sea de cuarto”.

-¿Qué requisitos debían cumplir?
«Era trabajar duro y hacer las cosas bien».

-¿Eran bien remunerados?
«El arbitraje era muy mal remunerado, en mi primer partido como asistente en 1980 me pagaron $1.500 pesos y cuando me retiré en 1994 me pagaban $200.000 pesos, en ambos casos debíamos pagar hotel, alimentación y transporte interno».

¿Qué países conoció?
«Cómo árbitro conocí los siguientes países: Brasil, Venezuela, Ecuador y Perú».

-¿Una plaza difícil?
«Cúcuta por el entorno al ingresar al estadio».

-¿El jugador más problemático?
«No, los problemas se los crea uno mismo siendo permisivo, dejando pegar y dejando que te reclamen por todo.

-¿A qué jugadores-figuras expulsó?
«Me tocó expulsar al “Tigre Gareca”, a Jorge Amado Nunes y Eduardo Pimentel».

-¿Qué le cambiaría al reglamento?
«Algunos métodos de definición y desempate como los alargues por ejemplo»

-¿A qué árbitros admira?
«La verdad vi dirigir muy buenos árbitros como Arppi Filho, Luis Pestarino, Edgardo Codesal (médico) y acá en Colombia el más inteligente fue Óscar Julian Ruiz, Wilmar Roldán dirige muy bien y Armando Pérez fue un fuera de serie».

-¿Algún hijo le heredó el arbitraje?
«Tengo dos hijos que son árbitros, Julián y Daniel. En este momento Julián está bien referenciado a nivel nacional y Daniel también está incursionando y está en la categoría C.

-Y, finalmente, anécdotas..
En 1991 en un clásico Millonarios vs Santa Fe, me arrimé a la banda a expulsar a Manuel Rincón y me impactaron con una moneda y me abrieron la cabeza.

En un partido Júnior vs Unión Magdalena en el Metropolitano nos registramos en  hotel, Octavio Sierra se agachó por el maletín y le dio un dolor lumbar, yo iba como asistente para ese partido y volteó y me dijo “mijo le va a tocar actuar a usted”, al final el médico del Júnior le dio un medicamento y pudo dirigir el partido normalmente.

Antes de la muerte del árbitro Álvaro Ortega (15 de noviembre 1989), llegamos de una reunión de Bogotá con los árbitros que dirigíamos las finales y nos pararon dos carros y secuestraron a Armando  Pérez.

FICHA

-Nombre: Rubén Darío Sánchez Acevedo

-Lugar y fecha de nacimiento: Medellín octubre 8 de 1953

-Su familia: hijos Julián, Daniel y Darío.

 

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top