Capsulas de Carreño

Salsa y sabor con un gran elenco rojo, el de Cali, el América! (Álvaro Galeano)

 

Por Álvaro “El Polaco” Galeano

Alvaro Galeano
Para bajarle un poco a la tensión que el clásico de este domingo origina, vamos a removerle la nostalgia a aquellos caleños amantes de “La Mechita” o sea el AMÉRICA, cuando en 1969 obtenian un segundo lugar en el torneo rentado.

Vale para la polémica recordar si el técnico era o no don Angel Perucca, pero que era una nómina de respeto, no cabe la menor duda. Ya lo llamado Salsa invadía las calles de Cali, Don Richie Ray se hacia el Rey, “Comejen”, “El seis chorriao” y otras temáticas se repetían en cada sito de diversión, los futbolistas no eran ajenos a esto y en la cancha hacían bailar a los demás con su fútbol vistoso y rendidor. Veamos pues:

America Alvaro
*PARADOS
SANTACRUZ, perteneciente a una dinastía de arqueros, alternaba en la titular por varios torneos y en varios cuadros.

RIGOBERTO URREA, potente defensor central o volante de marca, se inició profesionalmente en el Kinder de López Fretes en el Pereira, iba de la seleccion Antioquia y de Apolo, equipo que vio lucir a Javier Tamayo, Gustavo Cifuentes, Carlos Arango Salinas entre otros.; pasó luego al América y fue puntal del primer seleccionado Olimpico en Méjico, desgraciadamente una lesión cortó su brillante carrera, hoy vive en Cali; antes de jugar el fútbol en serio, administraba el Bar Imperial que tanta nostalgia nos trae y una sed abrumadora.

ORLANDO HERRERA, jugador de la Costa Caribe, hizo parte de una buena selección preolímpica, aquella de 1964 en Lima, cuando la famosa tragedia; también jugó para el Tolima.

CARLOS RIASCOS, crédito porteño, marcador recio, el solo pensar que al domingo lo marcaba Riascos, no dejaba dormir a los punteros; que lo diga si no Uriel, Tato y tantos otros; de larga vigencia y un paso rápido por seleccionados nacionales.

GILBERTO REYNOSO, argentino de gran resultado en el fútbol colombiano, también jugó para Tolima, merecido cargo de capitán.

LUIS EDUARDO SOTO, el popular “Camello”, jugador del Valle del Cauca, perteneció al Once Caldas y en un trueque raro apareció por América, para luego consagrarse en Santa Fe y Millonarios; líder, hombre, no se arrugaba ante ninguno, así escondia muchas veces sus falencias técnicas, impasable por arriba, miembro de todas las selecciones de su época, empezando por esa Olimpica de Méjico 68.

JUAN OLEINICKI, arquero argentino , titular y con buena temporada.

*ABAJO
PEDRO SOMMA, argentino llegado al América junto a otros dos que enseguida referenciaremos; cuando su cuota de jugador se agotó, hizo una yunta con Eduardo Curia y se dedicaron a lo de técnicos, llegando a manejar incluso al Medellín.

NORBERTO “GALLITO” HERNANDEZ, un excelente jugador colombiano, nacido en Bogotá y con paso por infinidad de equipos, recoredemos sino a Quindio, Nacional, Santa Fe, Tolima, Pereira, etc., con clase y buen sentido del gol, creo ya falleció.

HUGO HORACIO LONDERO, venía de Gimnasia y Esgrima de la Plata cuando llegó al América, luego regresó a Gimnasia y volvió a Colombia en donde actuó para Cucuta, Nacional, Medellin. Pereira; nacionalizado colombiano, jugó tres partidos para nuestra selección en la epoca del Caimán Sánchez, en la Copa América 1975; aparte de su fútbol, como el queremos que lleguen muchos, flor de ser humano!, un ejemplo; hoy maneja sus negocios de gastronomia en la ciuda de la frontera, allá en Cucuta.

EDUARDO CURIA, había mostrado su buen fútbol en Lanús y Vález Sarfield cuando llegó al America y fue figura, terminó como técnico, ya hice mencion de ello.

PEDRO NEL OSPINA, se dice que es de Bello Antioquia, eso solo lo aclara él, pero se hizo persona y futbolista en Cali’ puntero por ambos lados, la necesidad obligaba, hizo parte de la Selección Olímpica de Méjico 68; llegó a ser técnico en propiedad del América cuando en 1977 renunció Adolfo Pedernera y le tocó la dolorosa eliminación en Bogotá cuando aquel gol de Pandolfi en el último segundo; su antipatía por los jugadores que no fueran de la casa, aceleró el retiro temprano de Jorge “La Rata” Gallego; les puedo contar en los corrillos de La Guardería, allá donde Darío Montoya, costado norte de la Marte.

Por último, un grande por donde se le mire, JAVIER TAMAYO, que luego de debutar en el DIM después de salir de Apolo y ser campeón con Antioquia en Armenia 67, decidió liar bártulos y aparecer en América, en donde, a pesar de las intermitencias, se sostuvo por dos años, con buen número de goles, consolidado delantero que había estado en Méjico 68 y se dio el lujo de hacerle un gol a Francia, el otro de Luis Alfonso Jaramillo, para que Colombia ganara por primera vez un partido a nivel orbital, 2-1, eran los Juegos  Olímpicos; Javier y la vida han quedado en paz; la vida le dio la libertad de hacer lo que quisiera, desparramando su clase por donde pasara y dejando un sello  de bohemia, sinónimo de nostalgia, sin que su pedestal cayera. Un grande del futbol y de la vida, esta foto vale por lo que aporta el corazón y la nobleza de El Toro Tamayo

 ??…. polaco

Compartir:

3 comentarios

  1. Beto Pinilla

    6 febrero, 2017 at 6:48 pm

    *Precisión para una historia americana
    Para ser fiel con la historia, permítaseme decir que el nombre de REYNOSO NO era Gilberto. Con ese nombre se conoció años después a uno de los narcodirigentes de ese equipo, hoy purgando larga condena en USA. Reynoso se llamaba GUILLERMO CÉSAR, valga la aclaración…
    Beto Pinilla

  2. gildardo bustamante ospina

    24 febrero, 2016 at 3:11 pm

    *El recuerdo de Hugo Horacio Lóndero
    HUGO HORACIO LONDERO EN SU PRIMER EQUIPO EN COLOMBIA.
    MAS TARDE ESTARIA EN NACIONAL, MEDELLIN, PEREIRA Y CUCUTA.
    GRAN GOLEADOR LO RECUERDO INAUGURANDO LA CANCHA DEL COLEGIO LA SALLE DE BELLO EN 1974,
    Gildardo Bustamante Ospina

  3. Roberto Usme Motta

    11 diciembre, 2015 at 7:38 pm

    *Por la crónica del Sr. Álvaro Galeano
    Sr Álvaro Galeano, mis respetos. Sí, el técnico era Ángel Perucca, argentino. América pierde la final con el Deportivo Cali y se le esfuma el título al “Toro”Tamayo que nunca alcanza a nivel profesional, se la pegó “La Maldición de Garabato.”
    Roberto Usme Motta,Urb San Michel,barrio San Javier,hincha del DIM.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *