Capsulas de Carreño

Sarah Castro cinco años detrás del equipo de Josè

-Después de más de cinco años de cubrir a la Selección Colombia, me animo a contar lo que hay de este lado de la historia.
-Lo que vive una periodista que va por el mundo tras el equipo de José. Un experimento.


Por Sarah Castro Lizarazo

Hago parte de una generación de periodistas formada bajo la premisa de que el protagonista es el que nos cuenta sus historias, el que está del otro lado del micrófono.
Tal vez por esa razón tardé tanto en escribir sobre mis experiencias. Este es un experimento. Después de más de cinco años de acompañar a la Selección Colombia, quiero contarles sobre este lado del fútbol.

Siguiendo al equipo de José he conocido lugares como Buenos Aires, La Paz, San Juan, Manaos, Fortaleza, Río de Janeiro, Quito, Santiago, Viña del Mar y Temuco en Sudamérica, así como Los Ángeles, Chicago, Nueva York, Houston, Miami o Phoenix en Estados Unidos. Después de pasar por Murcia, Getafe y Madrid volví a Europa. París y Londres son los destinos antes de la Copa Mundo de Rusia.
Viajo para sumar más horas de vuelo en este oficio, para ganar kilómetros, para aprender más del juego…Bienvenidos.

***

Día 8 (25/03): God Save the Queen, el Tube y a la Selección.

Primer día de mi primera vez en Londres. 
Advierto que hace más de 30 horas no duermo, así que mi gran sentido de humor y -en general- el resto de sentidos están aturdidos. Después de casi 60 minutos de vuelo desde París aterricé a la misma hora (7:00 a.m.) en Gatwick, uno de los cinco aeropuertos de la ciudad.

Dos enormes obras en honor a la Reina Isabel II (que no pude detallar porque la masa viajera del aeropuerto me recriminó la pausa) me confirmaron que había tomado el avión correcto y no el de la misma aerolínea que iba a Canarias. Era un zombie cuando embarqué.


Lección de las primeras horas en Londres
Nadie-se-vara-por-transporte. El Tube, el Overground, el Tfl Rail, el DLR, el National Rail y el Tram (sumado a un monumental sistema de buses) hacen que haya vida después del carro, que sea posible llegar a cualquier lugar y que usted no deje los ahorros de toda la vida en un par de carreras de taxi. Y eso que barato, barato, no es. Del aeropuerto al hotel fueron 14 libras (14x 4.000… deje así), pero en taxi -el mismo trayecto- no cuesta menos de 70. En general, aquí todo es muy costoso, incluso más que en París.

El Tube (tren subterráneo) hace parte de la historia de Londres desde hace más de 150 años. Fue fundado en 1963. Según datos oficiales, anualmente moviliza 1,37 billones de pasajeros y recorre 83,6 millones de kilómetros dentro de una red de 402 km. La estación más transitada es Waterloo con 100,3 millones de usuarios cada año y el recorrido más largo que se puede hacer sin paradas es de 54.9 km desde Epping hasta West Ruislip (Línea Central). Facts.

La ciudad es impactante desde la arquitectura
Y la luz del invierno complementa su atmósfera única. Cada calle impacta por los colores, las formas, los detalles. La historia. Hasta acá llegó (y me trajo) la Selección, a la que le se viene otra prueba dura, de esas que no admiten tropiezos.
Mañana Pékerman hablará con los medios de comunicación sobre el partido frente a Australia y el equipo hará reconocimiento de campo en el estadio Craven Cottage (una joyita en la ribera del Támesis), en Fulham… Un barrio con una gran riqueza cultural. Incluso los sentidos maguyados perciben y valoran el color de la diversidad.
(Night!).

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top