Capsulas de Carreño

Se depreciaron las acciones Verdes.

ENVIGADO. Un Nacional desconocido, se lo llevó Quindío por delante en el rubro de intensidad, las sociedades no funcionaron, no fue el partido de Andrés Andrade, se salva el arquero Aldair Quintana.  Foto @Dimayor.

Por Jorge Alberto Cadavid M.
Columnista Cápsulas.

 

*Lo visto en el Parque Estadio Sur constituyó un demérito en el fútbol del Verde.

 

Si antes todo había sido alabanzas y halagos para lo jugado con el técnico joven, hoy sus acciones y la de sus jugadores perdieron cotización.

Algún atenuante, la cancha afectada con los diluvios que azotan el país, pero creo que no es tan incidente, es más relevante la falta de dinámica y disposición en la cancha, el técnico sentado, como sin alma, qué trasmitía entonces, partido lento y con dudas, más presencia cafetera en el área, o desprecio por el rival.

Nacional no se conectaba, no ampliaba la cancha, los laterales no salían, no funcionaban las sociedades, Andrade – Barrera desconocidos, poca movilidad.

De entrada solo un cambio respecto de la nómina que se consolida, Rovira por Gómez, y que diferencia hay entre uno y otro, se ratificó cuando sucedió el cambio, este le da otra dinámica al equipo, es el dueño del puesto , lejos.

 

Muy rápido salió Aguilar e ingresó un debutante, Castro y que buenas expectativas generó, bien por arriba, donde hoy en defensa Quindío ganó casi todos los centros al área.

La etapa final exigía cambios desde el inicio de esta, pero pareció timorato el técnico joven, solo a los 70 minutos los hizo, cuando ya el fuerte aguacero hacia imposible dar claridad al juego, pero si era notable el ímpetu que imponía Gómez.

El equipo chico recién ascendido, insistía en buscar el empate y exigía a un desteñido Nacional en donde, con la excepción ya anotada, nadie sobresalía, talvez Quintana, con algún mérito, impidió el empate.

No deja de ser casi un regalo, por la dudas del penal pitado para el triunfo que logró Duque con su cobro, lo visto constituyó un demérito en el fútbol del Verde.

Compartir:

5 comentarios

  1. Gilberto Maldonado Bonilla

    23 agosto, 2021 at 7:29 pm

    ¿SERÁ POSIBLE?

    Es un interrogante que nos hemos planteado en muchas ocasiones. Y el desempeño de Atlético Nacional frente a Atlético Quindío nos lleva, de nuevo, a plantearnos esa pregunta.

    ¿Será posible que un equipo de la categoría (?) del verde tenga la actitud expuesta frente al equipo quindiano?. Tienen que existir razones de fondo para tan deplorable desempeño.

    La sola actitud del director técnico Alejandro Restrepo puede ser hilo conductor hacia las causas del inesperado comportamiento deportivo de Atlético Nacional la tarde del pasado sábado.

    El fútbol lo puso el equipo visitante. Decir que el cuestionado arquero Aldair Quintana tuvo el trabajo que no tuvo el arquero visitante resume el partido. El resultado tiene como dueño absoluto al arquero de Atlético Nacional.

    El temperamento, las ganas de jugar al fútbol, fueron de Atlético Quindío; el vedetismo y el alma de burócratas estuvo en la casa verdolaga. En términos de meritocracia el triunfo debió ser para el equipo visitante.

    Entonces, ¿será posible que Atlético Nacional haya tenido un cambio tan radical frente a lo expuesto en partidos anteriores? Entonces bajémonos del caballo de troya representado por la manida y falsa jerarquía del equipo verde.

    Jerarquía, en términos futbolísticos, puede concebirse como la capacidad de, mínimo, conservar y valorar lo logrado con la tendencia del mejoramiento continuo. La filosofía KAISEN aplicada al fútbol.

    Esperar que el partido frente a Atlético Quindío haya sido solamente el partido que un equipo de verdadera categoría no debe intentar repetir.

    Gilberto Maldonado Bonilla, columnista Cápsulas

    Medellín

  2. Saùl Restrepo

    22 agosto, 2021 at 11:21 am

    LA IDEA AÚN NO ESTÁ CONSOLIDADA

    Cómo dijo el filósofo palenquero; ‘Es mejor ser rico que pobre’. Es mejor corregir ganando que perdiendo. Si este mal funcionamiento del equipo verde pasara sin estar sumando ni en una buena posición en la tabla, hoy se estaría hablando de una crisis, de una situación grave, difícil y decisiva.

    Pero se están consiguiendo los resultados y mientras eso suceda, pues…

    El desarrollo del juego no fue el mejor, se volvieron a notar los errores de antes que estuviera Restrepo sentado allí. Y para acabar de ajustar se conjugaron todos ayer como si estuvieran en promoción.

    No se planteó bien, no se manejó el timing, el ritmo lo puso el rival. Desconexiones entre todos los del ataque. La defensa mas bien floja sin proyectar seguridad, y tampoco se tuvo la tenencia del balón, como se había hecho en los partidos recientes. En donde se guardaban las proporciones con el contrario y tal cosa controlaba el destino del partido, minimizando riesgos, como pasó con Santa fe y con el mismo Patriotas.

    Entonces se evidencia que aun el grupo como tal sigue en un proceso de adaptación y hasta de descubrimientos, de que es lo mejor para el conjunto.
    Restrepo sigue observando vainas, a veces se nota muy acertado y en otras no tanto. Sus alineaciones así lo indican, tiene jugadores nuevos y queda todavía encajarlos a sus intenciones tácticas.

    Se debe ya, en estos instantes; buscar y definir la estructura central del equipo, esa columna vertebral que fundamente de una vez a todo el equipo.

    El portero chuleado. Entonces va en un central fijo que organice todo atrás, al igual que un lateral con proyección. Un volante defensivo que quite, un enganche que reparta y un delantero certero. Ahí están y hay con quien dadas las circunstancias. Solo se hay que definirlos y afianzarlos como tal, nombrarlos, posesionarlos en tales puestos. Mientras el resto pueden ser complementarios como variables, pero con buen nivel competitivo.

    Tal vez así, y sonando hasta obvio pues, se pueden evitar estos bajones, depreciaciones y bipolaridades técnicas. Repito; es mejor rectificar y advertir mientras se suma y gana…
    Saúl Restrepo, columnista Cápsulas

  3. Elkin Correa

    22 agosto, 2021 at 9:19 am

    QUE NO CUNDA EL PÁNICO

    Un partido malo es normal en una racha de buenos logros desde hace un mes largo…
    Aún así, el Quindío ha mostrado calidad ante los rivales que ha enfrentado en esta Liga II…
    Muy apresurado el señor César Augusto Londoño en Win…quien abusando de su poder y reconocido rechazo al verde desde hace años (recuérdese golpiza que le propinó Higuita en el aeropuerto JMC) prácticamente «hizo reconocer» a su compañero de comentario: Juan José Pelaez y así a la audiencia del partido, que no había sido penalty del Quindío !
    Nada más distorsionado de la realidad ! Esa falta la han pitado como penal aquí y en Constantinopla… más con el árbitro va pocos metros de la escena.
    Viene otra vez Patriotas este jueves…y en nuestro estadio !
    Elkin Correa, La Estrella

    Hincha de Nacional
    La Estrella

  4. Victor H Restrepo Tapias.

    22 agosto, 2021 at 7:14 am

    ESTE NACIONAL SIGUE SIENDO UNA MONTAÑA RUSA
    Este Nacional sigue siendo una montaña rusa con subidas y bajadas terribles; no hay muchas expectativas porque hay que recordar que este torneo colombiano no es como se empieza sino como se termina.

    Pasó en torneos anteriores terminaban líderes y en las finales desplomados.

    Con Quindío vi el mismo equipo de Osorio y Guimaraes,lento, descompensado, cualquier equipo sin mucha técnica que corra un poco más le complica la vida.

    Si voy a jugar a mil pases para llegar al arco Duque arriba no sirve, necesito uno que sepa jugar y ese es Alvez,Guzmán o Castro; Rovira en la mitad hoy sobra es mas Gómez, entonces volvimos a lo mismo, jugadores mal alineados, sin nivel y juegan; Candelo fogosito, incisivo por ratos pero que mal resuelve o decide arriba, centra cuando no hay que centrar o hace diagonales a medias cuando hay que centrar, vacíos extraños en un jugador con experiencia. Menos mal el portero ha mejorado y ha salvado partidos entonces quedamos a merced de los iluminados por raticos Andrade y Jarlan, no hay más.

    Tenemos esperanzas de que el equipo mejore con Dorlàn, esta es mi ilusión de lo contrario quedaremos viendo el mismo perro con distinta guasca.

    Claro que la cancha no ayudaba mucho, esa es la ventana de escape pero era para los dos, lo que pasa es que amerita más esfuerzo y algunos jugadores de Nacional de eso no conocen.
    Víctor H. Restrepo Tapias, Cali, hincha de Nacional

    Hincha de Nacional.
    Cali.

  5. Gustavo Ruiz

    21 agosto, 2021 at 9:12 pm

    NO ES POSIBLE

    Comentar algo con esa cancha, no es posible jugar fútbol de calidad. No resiste ningún análisis. Alguien dirá que el Quindío si pudo, pero esa piscina es más apta para el juego de lucha y fuerza del Quindío que a la propuesta de Nacional. Una mesa de billar mala, afecta más al jugador experto que al tosco novato.

    Más bien porque no nos preguntamos cuando la van a poner solución a los drenajes de las canchas en El Atanasio y en el estadio de Envigado.
    Gustavo Ruiz, Medellín, hincha de Nacional

    Hincha de Nacional
    Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top