Capsulas de Carreño

Se impone el VAR. Por Javier Castell López, El Heraldo


Por Javier Castell López, El Heraldo

 

 

*A todos los demás actores del fútbol se les acerca la tecnología para intentar hacerlos mejores, ¿por qué al árbitro no?

Las últimas decisiones arbitrales, claramente en contra del Junior, fueron el tema central del ámbito futbolero en Colombia. Dos penales erróneamente sancionados en contra (vs Millonarios y vs Caldas), uno evidente a favor no decretado (vs Nacional), más una injustificada expulsión de Teófilo Gutiérrez en ese mismo partido, son algunas de las perjudiciales determinaciones de los jueces que estropearon en gran medida los planes del equipo rojiblanco en esos partidos.

Las voces de rechazo y las posturas disconformes desde el núcleo y el entorno junioristas se hicieron sentir. Unas muy comedidas, respetuosas, pero firmes, como la de su técnico Julio Comesaña. En una mesurada intervención en los medios de comunicación expuso, desde la serenidad que le da su luenga carrera en el fútbol colombiano, pero sin titubeos y mucho menos concesiones con los perjuicios recibidos, argumentos sobre la competencia del círculo arbitral colombiano y hasta de su vinculación laboral con la Dimayor.

En esa misma tonalidad, pero coherente con su habitual forma de actuar, Antonio Char, el presidente del equipo no utilizó, como canal de alegato, los micrófonos, sino el conducto regular, como debe ser por su investidura dirigencial y socio del club Dimayor. Las que sí estuvieron enmarcadas en la inelegancia y los adjetivos desobligantes, fueron las declaraciones de Fuad Char, que por el despliegue y repercusiones que siempre tienen sus intervenciones, por su trayectoria y el liderazgo que ejerció- y creo que aun ejerce- en el Junior y la Dimayor, debería dar luces sobre las posibles soluciones a un tema que, esta vez lastimó los intereses de Junior, pero que en definitiva perjudica el fútbol colombiano, y no reducirlo a la pueril teoría conspirativa con un lenguaje barrista e inadecuado.

Afortunadamente, parece que la instalación del VAR está, en el futuro próximo, en la agenda de los dirigentes. Qué buena noticia, y no porque yo crea que esta herramienta tecnológica eliminará de tajo y por siempre la injusticia, pero sí que la reducirá en un altísimo porcentaje. Ya lo está demostrando en donde se utiliza.

Ofrecerle al árbitro unos segundos más para ver, estático no en movimiento, con las pulsaciones más bajas, sin la presión de la inmediatez, y con la gran ayuda de las imágenes desde distintos ángulos que en el terreno no puede tener, es la mejor aportación, por ahora y hasta que se invente algo mejor, que la dirigencia le puede hacer a la credibilidad del arbitraje y del torneo colombiano. A todos los demás actores del fútbol se les acerca la tecnología para intentar hacerlos mejores, ¿por qué al árbitro no?

 

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *