Capsulas de Carreño

Sentir de decepción roja (Alberto Glen Alvarado, Bogotá)

Por Alberto Glen Alvarado

—————————————–
Como dice María Victoria, la vida continúa y la ilusión se renueva…
——————————————

En el 2012 la hinchada del rojo celebrábamos un subtítulo por cuanto la institución apenas se había librado de las garras de “Sueños del Balón” en cabeza del doctor Osorio Ciro y con una nómina muy corta se llegó a una instancia inesperada.

Hoy día a pesar que se ha llegado a dos finales seguidas, hay un sentir diferente… de decepción y malestar, por cuanto no se ha logrado un título y aún no se clasifica a los dos torneos importantes que se juegan en Sudamérica.

Con lo ocurrido la noche anterior, se siente un mayor desencanto, porque desde principio de año, el Equipo del Pueblo S.A, había vendido la ilusión que se había conformado un súper equipo, que con el correr de las fechas se iba evidenciando que no era así, con muchas falencias y debilidades en su sistema defensivo, a las que se le sumó el bajón en el rendimiento de varios volantes y delanteros.

A eso suma el intempestivo cambio de cuerpo técnico en un momento a lo mejor inoportuno (con Torres a lo mejor creían que se estaba perdiendo mercadeo) por cuanto no hubo tiempo para que el nuevo cuerpo técnico conociera el plantel y pudiera trabajar en los aspectos a corregir.

Ahora toca enfrentar el segundo semestre donde se competirá tanto en la Liga II como en la Copa y para ello habrá que hacer cambios para reforzar el equipo. Ojalá que por convicción (y no por moda por el título alcanzado por el Cali y la buena campaña del Envigado), el cuerpo técnico mire hacia las inferiores (Hay que recordar que en los títulos ganados había una base de jugadores formada en el equipo). La Liga I es historia pero es el punto de partida para la Liga II en cuanto a reclasificación concierne, donde se debe mantener ese primer lugar (El Cali ya no cuenta) para llegar a una de las Copas de la Conmebol.

Los seguidores del rojo deberemos tener paciencia, ya que se inicia un nuevo proceso, bajo una nueva idea futbolística. Hay que tener presente que si bien con el profesor Leonel se obtuvo un campeonato de Liga, no está garantizada la llegada a una nueva final, si no cuenta con un buen plantel, que tenga compromiso y sentido de pertenecía por la divisa, jerarquía y ambición.

Como dice María Victoria, la vida continúa y la ilusión se renueva…

[Alberto Glen Alvarado, Bogotá D.C.-Cedritos, hincha del DIM]

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top