Capsulas de Carreño

Ser o no ser.

Por Gilberto Maldonado Bonilla.

 

 

*Alejandro tiene los conocimientos para superar los vacíos técnico-tácticos de este semestre.

Esta frase está en una de las obras del dramaturgo inglés William Shakespeare, para que no se me acuse de plagio. Viene a propósito de la continuidad o no continuidad del señor Alejandro Restrepo como director técnico de Atlético Nacional.

Un verdadero dilema para los directivos de Atlético Nacional. Y el dilema es: continuidad del señor Restrepo, que significa poner por encima la institucionalidad del equipo verde. A la vez, la institucionalidad implica borrar de la nómina una cantidad significativa de futbolistas que atentaron contra el prestigio y la historia de Atlético Nacional.

Y vienen los costos económicos necesarios para este proceso de depuración y los costos implícitos en la regeneración de la nómina teniendo en cuenta los compromisos de la liga a nivel doméstico y la copa libertadores a nivel internacional.
En la hipotética continuidad de Alejandro Restrepo en la dirección técnica de Atlético Nacional viene el interrogante, necesario por demás de resolver: ¿será capaz de romper con los futbolistas que, se dice, le manejaron el camerino y la nómina al jefe del cuerpo técnico? Ese sería el primer indicio de querer recuperar el necesario sentido de autoridad.

Viene el caso que el señor Restrepo sea relevado. Entonces tendremos que hablar durante el proceso de reacomodo del hipotético nuevo cuerpo técnico de un equipo en proceso con el agravante de dos torneos casi simultáneos. Cosa que el estanque de las pirañas resultadistas no está en condiciones de aguantar.

En lo personal, dos lunares en la campaña de este semestre del señor Alejandro Restrepo: uno superable fácilmente. El planteamiento táctico de los partidos; el otro, implica una autocrítica, con el objetivo de superar las circunstancias que llevaron a hipotecar el sentido de autoridad.

Creo que Alejandro tiene los conocimientos para superar los vacíos técnico-tácticos de este semestre. ¿Y lo del principio de autoridad?… Que El Padre Celestial lo ilumine.

Pasa todo porque tenga presente que debe aprender a ser un águila…El ave que vuela cada vez más alto para zafarse de los cuervos. Y los futbolistas desleales son verdaderos cuervos.

Voto por su continuidad.

ADENDA: Feliz Navidad y un año próximo a comenzar para el señor Alfredo Carreño, sus colaboradores; para sus columnistas y ciberlectores en general.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top