Capsulas de Carreño

¿Será posible?

Por Gilberto Maldonado Bonilla

 

 

*El temperamento fue de Quindío; el vedetismo y el alma de burócratas estuvo en la casa verdolaga.

Es un interrogante que nos hemos planteado en muchas ocasiones. Y el desempeño de Atlético Nacional frente a Atlético Quindío nos lleva, de nuevo, a plantearnos esa pregunta.

¿Será posible que un equipo de la categoría (?) del verde tenga la actitud expuesta frente al equipo quindiano?. Tienen que existir razones de fondo para tan deplorable desempeño.

La sola actitud del director técnico Alejandro Restrepo puede ser hilo conductor hacia las causas del inesperado comportamiento deportivo de Atlético Nacional la tarde del pasado sábado.

El fútbol lo puso el equipo visitante. Decir que el cuestionado arquero Aldair Quintana tuvo el trabajo que no tuvo el arquero visitante resume el partido. El resultado tiene como dueño absoluto al arquero de Atlético Nacional.

El temperamento, las ganas de jugar al fútbol, fueron de Atlético Quindío; el vedetismo y el alma de burócratas estuvo en la casa verdolaga. En términos de meritocracia el triunfo debió ser para el equipo visitante.

Entonces, ¿será posible que Atlético Nacional haya tenido un cambio tan radical frente a lo expuesto en partidos anteriores? Entonces bajémonos del caballo de troya representado por la manida y falsa jerarquía del equipo verde.

Jerarquía, en términos futbolísticos, puede concebirse como la capacidad de, mínimo, conservar y valorar lo logrado con la tendencia del mejoramiento continuo. La filosofía KAISEN aplicada al fútbol.

Esperar que el partido frente a Atlético Quindío haya sido solamente el partido que un equipo de verdadera categoría no debe intentar repetir.

 

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top