Capsulas de Carreño

Sólo ellas… Finalizó una temporada escandalosa.

El equipo femenino Washington Spirit para llegar a ser campeón de la temporada 2021 en el Torneo profesional de la National Women’s Soccer League sorteó todo tipo de ‘piedras’ en el camino. Sus jugadoras celebran.

POR WILLIAMS VIERA desde USA.

 

    

 

     Washington Spirit se consagró campeón nacional por primera vez después de derrotar, 2-1, a Chicago Red Stars en el juego final de la Liga Nacional de Fútbol Femenino, el pasado sábado, 20 de noviembre de 2021, en Louisville, Kentucky.

Spirit logró la victoria con un gol de Kelley O’Hara durante la prórroga a los 97 minutos luego de enviar la pelota al fondo de la red con un cabezazo que venció a la guardameta Carissa Miller de Chicago.

O’Hara, de 33 años de edad, ingresó en la historia al ser la jugadora más veterana de la National Women’s Soccer League (NWSL, sigla por su nombre en inglés) en convertir un gol en un juego de playoffs.

Los 90 minutos terminaron 1-1. El primer tanto fue obra de la delantera Rachel Hill de Chicago a los 45+5’ que la portera inglesa, Aubrey Bledsoe, no pudo detener.

Hill había recibido un pase milimétrico de la defensa Arin Wright. Entonces, con la mínima ventaja en el marcador y con la tranquilidad del fútbol exhibido, las jugadoras de Chicago Red Stars se fueron al descanso.

En la complementaria la orden del entrenador Kris Ward del equipo que iba a alcanzar el título fue simple, pero efectiva: “Hay que salir a atacar, empatar y ganar. Es lo único que podemos hacer”.

La paridad se dio a los 67’ luego que Andi Sullivan, con un tiro penal para Washington, derrotó a Miller, quien no pudo detener el disparo desde el punto blanco. El castigo se originó cuando Tierna Davidson cometió una falta sobre Tara McKeown.

En Washington DC los aficionados al fútbol siguen celebrando este primer título del equipo femenino que superó situaciones extradeportivas en una temporada por demás escandalosa.

 

NO SE OLVIDA

    

 Kris Ward, técnico del equipo campeón femenino, enderezó el camino de un grupo de jugadoras que estaban en la oscuridad y hoy son la luz de su afición.

Si bien se destapó la cloaca y siguió la programación del torneo profesional femenino como si nada, nadie tiene mala memoria y menos cuando se trata de hechos turbulentos.

Washington Spirit afrontó la confusión desde mediados de agosto. El técnico Richie Burke fue despedido por acusaciones de las jugadoras en el sentido de que les daba mal trato verbal, las acosaba y tenía, además, una cultura laboral tóxica. Sin embargo, aquello no fue lo único. Salió a la luz que los propietarios e inversionistas del equipo que acaba de coronarse campeón, peleaban entre sí mientras se conocía que se violaban protocolos COVID con lo que se registraron cuatro casos positivos en el plantel.

De igual manera, a Paul Riley, entrenador de North Carolina Courage, exjugadoras lo acusaron de coacción sexual y de ipso facto fue destituido mientras el FBI le iniciaba un listado de cargos.

Alyse LaHue, gerente general de Gotham FC, la separaron de la posición ejecutiva que tenía en el equipo luego de una investigación sobre la política contra el acoso de la liga.

Racing Louisville despidió a la entrenadora Christy Holly durante la temporada “por una causa”, sin que se dieran más detalles sobre el motivo.

El entrenador de OL Reign, Farid Benstiti, renunció después de que le pidieran que tenía que hacerlo. Con ello se buscó evitar otro escándalo.

Lisa Baird, comisionada de la Liga Nacional de Fútbol Femenino, renunció al cargo por sentirse, como ella lo dijo, “salpicada por la mierda” después de que se conocieron las diferentes anomalías.

Las jugadoras se unieron y por intermedio de la Asociación que las aglutina hicieron una lista de demandas que les de mayores protecciones como futbolistas.

 

ESTÁ EN LA HISTORIA

 

La celebración en el vestuario de las campeonas se hizo por todo lo alto. Todas se unieron en la alegría por la conquista alcanzada. Los malos momentos quedaron en el pasado y quizás, con el tiempo, sean simples anécdotas.

Terminó la temporada del fútbol profesional femenino 2021 que organiza la NWSL desde hace 9 años y en la misma no aparecieron jugadoras colombianas en las 10 franquicias que participaron.

Washington Spirit logró su primer título luego de un año tenebroso para sus integrantes.

Portland Thorns FC fue el primer campeón en el 2013 al imponerse, 2-0, al Western New York Flash.

FC Kansas City tiene dos galardones, 2014 y 2015. En las dos finales derrotó al Seattle Reign FC, 2-1 y 1-0, respectivamente.

Western New York Flash inscribe su nombre como campeón al empatar, 2-2, con Washington Spirit, pero en la definición por penales se impuso, 3-2.

North Carolina Courage, en el 2018 y 2019, celebró el título al imponerse a Portland Thorns FC, 3-0, y a Chicago Red Stars, 4-0.

En el 2021 cada franquicia disputó 24 jornadas. En total fueron 120 partidos en el torneo regular mientras que en los Playoffs se jugaron 5 encuentros. Se anotaron 288 goles y el promedio ofensivo fue de 2.30.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top