Capsulas de Carreño

Somos solamente un objeto del fútbol.

Por Gilberto Maldonado Bonilla.

 

*Y su único modo de protesta es no asistir al estadio.

 

Y pretender que la organización propietaria de Atlético Nacional se ponga en la tarea de lanzar al viento sus políticas organizativas es de ilusos.

Primero, los seguidores son solo un simple objeto, un rebaño a-critico que se trago el cuento de ser accionistas o propietarios afectivos del equipo verde. Y, segundo, Atlético Nacional es una entidad de derecho privado.

En su intimidad, la organización que rige el destino económico y deportivo del equipo verde traza unas políticas que, se supone, deben llevar al abstracto éxito deportivo. Y digo abstracto porque una buena política económica y financiera no garantiza por sí mismas un éxito en lo deportivo.

Lo deportivo, los resultados, tienen muchos componentes adicionales: el universo de las apuestas, los planteamientos de los partidos en lo táctico y en lo estratégico, el tema arbitral, etc., etc.

Que la organización propague sus políticas económicas y financieras solo es el sueño de ilusos administradores e intelectuales que solo pretenden brillar por medio de posibles críticas al modelo económico de los equipos de fútbol.

Puede suceder, sería lo ideal, que de ahí, de los administradores e intelectuales del fútbol salga un administrador, una especie de inteligencia artificial, que condense lo económico y lo deportivo. Entonces si podríamos creer que una buena gestión económica es sinónimo de éxito deportivo.

El seguidor de Atlético Nacional es, seguirá siendo, un simple accesorio en el engranaje de la maquinaria del fútbol. Y su único modo de protesta, cuando los resultados deportivos o la calidad de fútbol expuesto no colmen sus expectativas, es no asistir al estadio.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top