Capsulas de Carreño

¡Sumando de a uno, sirve poco!

Por Rafael Villegas.

 

 

 

*El equipo de Lorenzo no pierde y sumando amistosos y oficiales la marca ya va por 15 partidos.
======

Colombia empató en Ecuador un partido complicado por muchas circunstancias: la inicial, el amargo recuerdo del 6×1 de la eliminatoria anterior; después que este equipo ecuatoriano había derrotado en Quito a Uruguay y luego a Bolivia en la Paz; eran antecedentes para tener en cuenta. Aparte de jugar en la altura de Quito que, pese a lo que se manifieste, los que saben de este tema indican que el ahogo se siente, sobre todo, después del minuto 30 de la primera etapa.

En la ventana de eliminatoria se sumaron dos puntos que debieron ser 4 como mínimo, si tenemos en cuenta que Uruguay nos empató sobre el tiempo y en Ecuador, la Selección pudo haber ganado de no fallar el penal cobrado por Luis Díaz además, del gol anulado por fuera de lugar de Borré. El técnico Néstor Lorenzo es consciente de esto, porque en una eliminatoria tan cerrada, de empate en empate, sirve poco.

Colombia hizo un buen partido desde lo táctico y estratégico, maniatando a Ecuador y no permitiéndole hacer su futbol de transiciones rápidas en ataque. Ecuador se veía incómodo, sin encontrar soluciones claras en el campo. Es cierto que nos costó en los inicios de cada tiempo, pero en el minuto 25 de la primera etapa -después de habernos salvado con dos balones en los palos-, el equipo entendió el partido que tenía que hacer y manejó el juego con la pelota en los pies, quitándole protagonismo e iniciativa a los dueños de casa.

La formación inicial de Colombia fue un acierto, solo dejaba espacio para una duda: Yerson Mosquera como lateral derecho, -él es central-, en esa posición no generaba mucha confianza, pero, para su fortuna, contó con un estupendo partido de Jhon Arias quien como interior derecho ayudó a taponar la salida de Ecuador por ese costado con Preciado.

En la mitad lo de Kevin Castaño fue notable y simplemente confirma que es un jugador de corte moderno: marca, recupera y sale jugando. James con derroche físico y con el talento para manejar la pelota hizo un buen partido y Díaz luchador incansable por la izquierda con la colaboración de Machado, otro de buen partido.
Díaz juega muy solo arriba, Borré está más en labor de sacrificio, parece más un defensor adelantado que un hombre gol de punta.

Colombia pudo ganar el compromiso, pero nos faltó definición, ¡ni de penal la metimos!, pero más allá de eso, creo que ha sido el mejor partido desde lo táctico que ha hecho el equipo nacional que hoy aparece 5to en la tabla con 6 unidades y con el dolor inmenso de haber dejado escapar 4 puntos que hoy nos tendrían respirando tranquilos en la carrera a Norteamérica 2026.

Sumar es importante, pero indudablemente de a un punto rinde poco, ahora nos tocará con Brasil que perdió un invicto frente a Uruguay de 37 fechas sin caer en eliminatoria. Algunos se atreven a asegurar que es el peor Brasil de la historia, yo no lo creo. Brasil es Brasil, aunque haya empatado con Venezuela de local, perdido con Uruguay y para el juego del 16 de noviembre posiblemente no cuente con Neymar. Nosotros tenemos la obligación de ganar para “cuadrar caja”, así en las cuentas sea un partido perdible, porque después nos toca viajar a Asunción donde Paraguay medio en crisis nos espera y ese partido allá siempre ha sido muy bravo.

Amanecerá el 16 de noviembre y veremos, lo cierto es que el equipo de Lorenzo no pierde y sumando amistosos y oficiales la marca ya va por 15 partidos.
@lidervillegas
@colombiasports.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *