Capsulas de Carreño

Tres maestros de la música y su homenaje a tres grandes del fútbol (I)

Por John Cardona Arteaga.
Profesor Universidad de Antioquia.
Expresidente DIM.

El vínculo de muchos artistas, escritores y poetas con el fútbol ha estado presente en nuestras crónicas pasadas cuando enfocamos esa relación desde el ámbito cultural y literario, interpretando que hombres de letras, cineastas y músicos antes de desarrollar su arte fueron aficionados a un club, a una selección y tuvieron en su pensamiento uno o más ídolos desde su juventud. Esto es una particularidad del fútbol, su capacidad de ser la primera expresión de la pasión para muchas personas.

Nos ha tocado abrir puertas, mediante el fútbol, ante destacados personajes que, de otra manera, resultan infranqueables. Una vez obtenida por esta vía la llave de la amistad, la relación se vuelve más generosa. Hasta un saque de honor en un partido es deseado por grandes figuras en distintos campos. Pero, en una especie de reciprocidad, también las altas personalidades dan lustre y magnifican a las instituciones futboleras.

Vaya una anécdota que nos ilustra. Alguna vez me expresó el doctor Carlos Ossa Escobar, alto dignatario colombiano en los ámbitos académico y político, su deseo de no volver a pegar el puntapié honorífico en un partido de su equipo, el Deportivo Independiente Medellín, porque se había convertido en mufa del Club. La primera vez que lo invitamos siendo Contralor General de la República de Colombia, el DIM perdió como local ante el Deportes Quindío.

Nos vamos referir a tres inmensos hombres del mundo artístico y cultural, cantautores, muy futboleros, que han estado ligados desde la música a los equipos que aman, a jugadores que representan los colores que han escogido y a ídolos que, aunque no jueguen en su club preferido, expresan en sentido superlativo la calidad como deportistas. También tienen nuestros invitados como característica común su cercanía con el tango y la exposición de sus temáticas mediante composiciones de mucha calidad y resonancia en torno al fútbol. Sus producciones musicales orientan sus inclinaciones poéticas y artísticas dando brillo a la música popular en sus conciertos y grabaciones, las cuales hemos seguido en sus historias sonoras durante muchos años.

Seguramente recordamos temas como “Mediterráneo”,” La mujer que yo quiero”,” Pájaros de Portugal”, “Y nos dieron la diez”,” EL Palacio de las flores “o “El Salmón”. Todas estas son propiedad intelectual de nuestros invitados.

Se trata de Joan Manuel Serrat, hincha culé por definición; Joaquín Sabina, atado emocionalmente a las huestes colchoneras; y Andrés Calamaro fiel seguidor del Club Atlético Independiente de Avellaneda. Ellos armonizan esta historia, en su orden, resaltando las gestas de al menos tres conocidos futbolistas: Ladislao Kubala, Jorge Valdano y Diego Armando Maradona.

En esta oportunidad creemos innecesario el despliegue sobre las calidades y hazañas de los jugadores mencionados, ya suficientemente reconocidos por el ambiente futbolero, con amplia difusión a través de los medios especializados. Haremos una semblanza corta sobre la relación tango y fútbol para cada uno de los artistas, aunque, dicho sea de paso, han tenido encuentros y presentaciones juntos y con otras figuras que abordaremos, donde el público ha reconocido la calidad de su trabajo y sus composiciones. Una sintonía se descubre en las creaciones literarias que dan lugar a las canciones que abordaremos. Se trata de la figura de Diego Maradona, cuya trascendencia deportiva penetra los espacios del fútbol hecho poesía.

Además de los clubes de sus amores en lo más alto del escalafón, tanto Serrat como Sabina han elegido a Boca Juniors como su equipo en Argentina.

Declaró Joan Manuel en 1998 a El Gráfico: “Llegué acá en el ‘69, cuando Boca Juniors tenía un equipo realmente envidiable, que no ha vuelto a repetir desde entonces. Era aquel que alineaba con Sánchez; Suñé, Marzolini, Rogel y el Negro Meléndez; en el mediocampo estaban Medina y Madurga; tenía a Ponce y Peña como wines, estaba Rojitas también.”

https://www.elgrafico.com.ar/articulo/1090/32280/1988-serrat-tambien-sabe-de-futbol

Po su parte Sabina ha comentado: “De España soy del Atlético de Madrid, en Buenos Aires soy de Boca Juniors, y si viviera en Córdoba, sería de Belgrano”.

Quizás por lo anterior se entienda la relación de ambos cantores con Diego Maradona y Román Riquelme. Este último fue sorprendido por Sabina en una presentación regalándole su sombrero distintivo que el astro lució al salir a la cancha de Boca en partido oficial.

Por supuesto, los dos artistas han tenido palabras de reconocimiento para Lionel Messi. Serrat lo tiene permanentemente en el Camp Nou y aunque Sabina es de equipo rival del Barcelona, se atrevió a decir: «Messi no es un futbolista, es Leonardo Da Vinci».

Joan Manuel Serrat

Este cantautor catalán, a quien seguimos hace varias décadas, ha acompañado con su arte y expresión literaria a varias generaciones de Iberoamérica que han encontrado en sus letras la expresión genuina y el sentimiento de sus interpretaciones. Su pasión por el FC Barcelona se remonta a su juventud y se mantiene a lo largo de su vida, con una relación estrecha y fluida.

Serrat tiene presencia permanente en las gradas del Camp Nou, apoya con su arte las funciones benéficas del Barca como un soldado más de la causa por medio de su responsabilidad social. Es seguidor de las grandes glorias del Azulgrana en especial a Ladislao Kubala, a quien dedica una composición que presentaremos. Fue muy emotiva su participación en la celebración del centenario del Barcelona el 28 de noviembre de 1998, cuando interpretó el himno culé ante 120.000 aficionados en el Camp Nou.

Creemos que vale la pena recrear esa extraordinaria y emocionante actuación, mediante el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=tmR1DB8R0vc

Serrat y el tango

Con relación al tango se cuenta que Serrat debe su afición a la canción ciudadana a su padre, quien tuvo la oportunidad de conocer a Carlos Gardel en sus presentaciones en Barcelona. Su vínculo con esta música se refuerza por el conocimiento que pudo tener de Aníbal Troilo en Caño 14, cuando cantó Sur con el Bandoneón mayor. Fue amigo de Edmundo Rivero quien lo fortaleció en las lides del lunfardo, estilo que vocaliza con identidad en los tangos que interpreta. Llama la atención su cercanía con Osvaldo Pugliese, a quien conoció en Buenos Aires y pudo acompañar con su orquesta en Madrid en la gira realizada por el maestro. En el siguiente video se patentiza este encuentro cuando Joan Manuel Serrat y Osvaldo Pugliese, interpretan Melodía de arrabal en un concierto en Madrid (1988).

https://www.youtube.com/watch?v=GaHIRTLIC3A

Además, Serrat tuvo el apoyo de Rodolfo Mederos para realizar los arreglos para varios tangos, entre ellos El último organito. Con este destacado bandoneonista realizó presentaciones en Barcelona.

Como podemos notar, Serrat tuvo gran cercanía con el tango y con los artífices de esta música que mueve las pasiones, interpretándola con mucha calidad y sentimiento.

Se puede escuchar por Serrat El último organito, tango con música de Acho Manzi y letra de Homero Manzi en el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=v9JHwdNomeE

Otros tangos que recomendamos escuchar en la voz de Joan Manuel Serrat, cantados hacia los años 90 del siglo anterior la mayoría en presentaciones en la TV, son los siguientes:

Malena. Serrat interpreta este tango de Manzi y Demare en el programa “Querido cabaret» en 1990.

https://www.youtube.com/watch?v=2D6xglfaAPk

Taconeando. Serrat canta este tango en el programa «Querido cabaret”, 1990.Música: Pedro Maffia. Letra: José Horacio Staffolani.

https://www.youtube.com/watch?v=RxG3EOIu7A4

Margot. Serrat canta este tango, música de José Ricardo / Carlos Gardel y Letra: Celedonio Flores.

https://www.youtube.com/watch?v=0VZZ3_6NJh8

En una crónica escrita por Serrat para la revista SOHO (Edición 88 del 14/8/2007) titulada “Mi historia con el Barça”, el artista pone en claro su historia deportiva como seguidor del FC Barcelona y, lo que es más notorio para los propósitos de estas historias, su afecto y reconocimiento a Ladislao Kubala.

Tomamos algunas notas de su escrito:

“Mi barcelonismo se afianzó de manera definitiva cuando fichamos a Kubala. Los ases buscan la paz, publicitaba el Régimen y el fichaje de aquel húngaro rubio que, luego de jugar con Hungría y Checoslovaquia, llegó a España huyendo de las garras del comunismo, según rezaban los eslóganes de la época, fue una convulsión para la ciudad, el fútbol y, sobre todo, para el Barça.
Hay un antes y un después de Kubala en la historia del F.C. Barcelona.
Las mujeres se volvían locas por él. Las putas lo confesaban…
Era un ídolo al que sus pecados y sus goles mitificaban. Se hablaba de que salía a jugar después de una noche de farra sin dormir, borracho incluso y a pesar de ello corría los noventa minutos y marcaba goles. Era un figura, un monstruo.
Todos los niños queríamos ser Kubala y a mí también me cosió mi madre el número ocho del húngaro de oro en la camiseta azulgrana que me trajeron los Reyes Magos aquellas navidades.
Con él, el Barça empezó a ganar. Volvió a ganar. Fueron los años dorados de las Cinco Copas. Lo ganábamos todo. La noche en que regresaron a Barcelona después de ganarle al Niza la Copa Latina y la pasearon por la Plaza de San Jaime, yo estaba allí…
Desde entonces hasta la fecha, he visto grandes jugadores vestir y darle lustre y esplendor a la zamarra azul y grana. De Maradona a Ronaldiño, de Cruyff a Lineker, de Ronaldo a Romario pasando por Shuster, Koeman y tantos otros… Mucho fútbol de calidad ha defendido estos colores, pero, sobre todo, y para siempre vaya por delante mi gratitud a los jugadores autóctonos, los que de niños soñaron con vestir esta camiseta, los que llevan los colores marcados a fuego en la piel como Guardiola, Xavi o Puyol y antes Rexach o Fusté y muchos años antes los Martín, Alcántara, Samitier, jugadores de casa que la afición necesita para reconocerse y sin los cuales el Barça sería solo un club de fútbol más.”

Algo debe tener Kubala para despertar el espíritu futbolero de Serrat, quien no descarta las cualidades de Pelé, Maradona y Di Stéfano. Nació en Budapest, Hungría, el 10 de junio de 1927. Su primer equipo en primera división fue el Ferencváros. Emigró a Checoslovaquia durante la segunda guerra mundial y jugó en el Bratislava. Concluida la contienda bélica regresó a su país y jugó con el Vasas de Budapest. Más tarde pasa a ser refugiado en el campo de Cinecittá, acusado por la Federación húngara de fútbol y suspendido por la FIFA por un año. Llega a Barcelona en encuentro amistoso y es contratado en 1950, gracias a las gestiones de Josep Samitier. Después llegaron los éxitos y los goles con el Azulgrana.

Se destaca por haber representado en el campo profesional a tres seleccionados: Hungría, Checoeslovaquia y España.

Para ampliar la información de este excelente deportista recomendamos consultar su biografía en:

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/k/kubala.htm

El estilo literario y emotivo de Serrat supo recoger la admiración por el ídolo en una composición que con sencillez y simpleza lleva el nombre del jugador exaltado por su calidad y liderazgo. He aquí su letra e interpretación.

Invitamos a seguir el tema Kubala con letra (original en catalán) de Joan Manuel Serrat:

 

KUBALA

Pelé era Pelé, y Maradona uno y basta.
Di Stéfano era un pozo de picardía.
Honor y gloria a quienes hicieron brillar el sol
de nuestro fútbol de cada día.

Todos tienen sus méritos; a cada quien lo suyo,
pero para mí ninguno como Kubala.
Se ruega al respetable silencio,
que para quienes no lo han gozado
diré cuatro cosas:

La para con la cabeza,
la baja con el pecho,
la duerme con la izquierda,

cruza el medio campo
con el esférico
pegado a la bota,

se va del volante
y entra en el área grande
rifando la pelota,

la esconde con el cuerpo,
empuja con el culo
y se sale de espuela.

Se mea al central
con un tuya-mía
con dedicatoria

y la toca justo
para ponerla
en el camino de la gloria.

Viva el conocimiento y la alegría del juego
adornada con un toque de fantasía.
Fútbol en colores, bocado de gourmet,
encaje de ganchillo, canela fina.

[estribillo]

Permitidme glosar la gloria de estos hechos
como hacían los griegos años atrás
con la alegría de quien ha jugado a su lado
y lleva su retrato en la cartera.

Escuchemos la gran interpretación de este tema por su autor:

https://www.youtube.com/watch?v=7sMjFopGabA        EN CATALAN

 

https://www.youtube.com/watch?v=Q8wVpbOlHxs      EN ITALIANO


[John Cardona Arteaga – Profesor Universidad de Antioquia – Expresidente DIM]
Medellín, mayo de 2020.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top