Capsulas de Carreño

Triunfo Verde ante un abrumador silencio (j.i.l.)

MEDELLÍN. Por lo visto contra Alianza de Valledupar, Nacional tendrá que entrenar a mañana y tarde para implementar el sistema de juego prometido por el técnico Bodmer. Ganó sí pero hay mucha por mejorar. Foto @Dimayor.com.

===

Por Jorge Iván Londoño Maya.
Columnista Cápsulas.

Un Atanasio en grima, gracias a la excelente mala conducta del grupito aquel que por acciones del torneo anterior, generó tres fechas sin público, se encargó de darnos la bienvenida al fútbol profesional y al “nuevo” Nacional, con un abrumador silencio, luego de unas reconfortantes vacaciones, en las que solamente vimos rodar el balón de los nietos. ¡Ya era hora!

 

Y la expectativa era talla equis ele, por la llegada de nuevos jugadores, unos conocidos por venir del ámbito local y otros venidos de la extranja; además por el ambiente que nos fue preparando el técnico Bodmer, con sus prometedoras frases para este 2024, dignas del foro literario en el “Hay Festival” de Jericó.

 

Nacional estrenando uniforme buen lucido, a rayas verdes con un interesante veteado negro, además de patrocinador, por lo que le tocó al Postobón de siempre irse a dormir a la pieza de atrás.

 

De entrada debutaron Bernardo Espinosa, aplomado y sabedor de su oficio, que todavía desayuna con tortilla española,  y Edwin Torres que mostró muy poquito, solamente una tarjeta amarilla. En el segundo tiempo entraron Agustín Álvarez, Carlos Sierra, Yaicar Perlaza y Joan Castro. Cada uno mostró algo de su repertorio, pero será la continuidad la que nos ilustre sobre el verdadero potencial individual.

 

Por su parte, Alianza, que ya no es petrolera, no porque se haya tragado el cacareado cuento aquel, sino  porque partió cobijas con la administración municipal de Barrancabermeja, lo que le valió irse con sus pozos para Valledupar, en donde fueron recibidos con vallenato ventia´o, nos presentó un uniforme color rojo ají habanero, suficiente para que le picara todo el primer tiempo a Nacional.

 

Y así fue, un primer tiempo que se escrituró Alianza, con su juego fluido, copando el medio campo, con más prestancia para salir jugando desde atrás hasta llegar a las barbas del área verde, con demarcación y con inteligencia. Mientras tanto Nacional maniatado, limitado a lo que hagan Aguirre y Espinosa en su lenta e improductiva salida porque no encontraban receptores, fue creando  un nudo gordiano en la mitad de la cancha que le impedía llegar con propiedad al arco contrario. Solamente Jefferson tuvo una oportunidad, pero al chutar se “enguaraló” y cayó como trompo pagador.

 

Al minuto 42 Aguirre trastabilla en el área y en la caída golpea la parte trasera del guayo de Rentería, jugada decretada como penal. Cobra Saldaña con todos los fierros y nos vamos al descanso con un gol en contra, y con el espanto del mismo fútbol pobre e improductivo de muchos partidos que fueron historia.

 

Y claro, tal como está anotado en el libreto, para el segundo tiempo las cosas cambian. Sale “Tatay” que por lo poco mostrado habrá que decirle “Nohay” y entra el uruguayo Agustín Álvarez con un poquito más de fútbol; entra Eric Ramírez y sale Edwin Torres. Y no solo los cambios marcan diferencia, también la disposición de Mejía y de Álvarez para bajar por el balón e internarse en terreno ajeno, el apoyo de los laterales al ataque y la actitud y garra de todo el equipo.

 

Al minuto 61 Álvaro Angulo recibe un despeje, remata al arco balón que pasa como por entre una manifestación, y empata el partido, gol que aumenta el ímpetu verdolaga. Al minuto 73 se produce una falta contra Jefferson que es revisada por el árbitro en el VAR, y es decretada penal, cobra Dorlan con su potencia y decreta el segundo. A punto de terminar el partido, el portero Mosquera derriba con sus manos a Ocampo para originar otro penal, cobrado por Jefferson con su acostumbrado pasito tun tun, y es el tercero y definitivo.

 

Por lo visto, Nacional tendrá que entrenar (no jugar el bobito) a mañana y tarde para implementar el sistema de juego prometido por Bodmer cuando dijo en la primera rueda de prensa de este año “Yo quiero un Nacional de posesiones con intenciones, es decir, tener para agredir. Para mí el cómo es supremamente importante», entonces que arranque.

 

Un partido, y menos el primero,  no es muestra contundente, así se vean destellos en algunos jugadores, para formarse una idea general del equipo, entonces habrá que darle tiempo al tiempo, pero no mucho, para ver el equipo engranado y con la mejor expresión futbolística de cada uno de sus integrantes. El técnico no necesita tiempo, basta ser sensato y práctico; los inventos tienen marca registrada.

 

“Las palabras que no van acompañadas de hechos, no valen para nada”. Demóstenes.

Compartir:

5 comentarios

  1. Rodolfo Serrano

    23 enero, 2024 at 9:36 am

    Olvidar que Nacional es el más grande de Colombia
    Los dueños armaron un equipito, cuya mayor aspiración será entrar a los ocho. Los hinchas de Nacional nos debemos ir olvidando de que somos el equipo más grande de Colombia, porque la OAL ya decidió que la única meta del equipo es vender jugadores y de ahí sacar utilidades y sostenimiento. Mejor dicho: Envigado II. Para eso, lo que traen es suma y no refuerzos. Y además, les ponen un DT sin ningún antecedente. Es un principiante que, debería primero, formarse en la B, o en equipos chicos y después, si muestra cualidades importantes, llegar a un equipo grande.
    Y a prepararnos para el oso en la Libertadores.
    Rodolfo Serrano

    Del editor. Hola Rodolfo. Sacar del paseo a la OAL. Por ahora se debe mencionar es a Carlos Julio Ardila. La idea es que el equipo sea autosostenible, o sea, que no cuente la OAL. Fue mucho el dinero despilfarrado por culpa de administraciones anteriores.

    Hincha de Nacional
    Bogotá

    • Rodolfo Serrano

      23 enero, 2024 at 9:59 pm

      La culpa es de los mismos Ardila
      De acuerdo don Alfredo. Se despilfarró mucho dinero en administraciones anteriores, pero la culpa es de los mismos Ardila, por no controlar el manejo del equipo. Para eso las organizaciones tienen empresas de auditoría que deben vigilar al centímetro las inversiones. Pero, el señor Carlos Julio decidió que lo mejor era no invertir más en el equipo, en lugar de ponerle rienda fuerte al manejo de la empresa.
      Mejor dicho, vendieron el sofá.
      Rodolfo Serrano

      Hincha de Nacional
      Bogotá

  2. Victo Hernan Restrepo Tapias.

    22 enero, 2024 at 6:56 pm

    El técnico de Nacional
    Por el discurso del técnico, esperaba más, es el mismo Nacional de años atrás, sin ideas, sin creación, sin chispa arriba; lo que siempre he visto y está cacareado hace rato. Nacional armó un equipo para aguantar y esperar, para atacar no le veo, le urge un creativo bueno, que si no le da para distribuir juego, tenga inventiva; cuánto añoro al todo señor jugador César Cueto. Y un delantero, que encare, que intimide, que sepa jugar, armar paredes y no lo hay o ya no existen o Nacional no quiero verlos.

    Vi lo mismo de lo mismo, es más discurso del técnico que realidad. Aunque es prematuro y faltan «hijuemiles» sesiones de trabajo para engranaje el equipo, dice la retórica, confiemos que el equipo mejorara; fue más la ilusión y la expectativa que la realidad, por lo visto, pobre aún.
    Víctor Hernán Restrepo Tapias

    Hincha de Nacional
    Cali.

  3. Roberto Usme Motta

    22 enero, 2024 at 1:32 pm

    Por comentario de Jorge Iván Londoño
    Sr, Londoño, mis respetos. Partido muy flojo por ambos equipos, aburridor, insípido, sin sabor a nada, solo lo desequilibra los penaltis.
    Roberto Usme Motta

    Hincha de DIM
    Envigado

  4. Jose Zuka

    22 enero, 2024 at 12:08 pm

    Por comentario de Jorge Iván Londoño
    Buenos días Jorge.

    Como siempre, muy preciso y atinado tu comentario del partido. Yo creo que es muy temprano para crucificar al equipo y al técnico, pero definitivamente hay falencias que el equipo viene mostrando desde hace rato y que en este partido simplemenete se ratificaron.

    Puede que Tatay en un futuro cercano (O lejano?) sea el gran crack del futbol colombiano, pero hoy está lejos de merecerse la 10 del Nacional. Creo que deberá crecer muchisimo, para que esto se de.

    Ojalá y con el partido de ayer, los directivos se convenzan de una vez por todas, que necesitamos un tipo de ideas en el medio, que se eche el equipo al hombro y empuje al resto de jugadores.

    Ayer, por tema de selección y documentación, faltaron dos o quizás tres jugadores, que en condiciones normales serian titulares; ojalá que cuando ellos regresen, la cosa cambie un poco.

    Es muy temprano para criticar al pelao Torres que vino de Alianza, pero ojalá y él entienda, que Nacional es un equipo grande que no da espera. Esperemos que pronto se integre al equipo y muestre algo de lo que mostraba en Alianza.

    El Uruguayo y el mismo Espinoza prometen ser refuerzos y no simples contrataciones; esperemos que ambos se afiancen y le den al equipo lo que todos esperamos de ellos.

    Saludos verdolagas,
    José Zuka

    Hincha de Nacional
    Calgary

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *