Capsulas de Carreño

Tuchel vs Guardiola

 

Héctor Varela.
UEFA “A” Licence Coach
Londres.

 

El fútbol está en un nuevo nivel.

El fútbol está mucho más sofisticado que nunca.

El fútbol está en un nuevo nivel. Un nivel fantástico. Necesita entrenadores especiales que puedan leer juegos, que puedan presentar soluciones a los equipos. A más entrenadores se les ocurren planes especiales, por lo que el éxito depende de los detalles más pequeños «.

“Estos entrenadores pueden leer el juego en un nivel superior”. “Ellos ven cosas que un entrenador normal no ve, tienen una visión más profunda. Son como los grandes maestros del ajedrez «.

El juego está mucho más rigurosamente preparado que hace una década. La máxima de Bill Shankly ya no es cierta. El fútbol ya no es un simple juego complicado por idiotas, sino un juego cada vez más complejo, enriquecido por “genios”. Naturalmente se presta a aquellos que se obsesionan con cada milímetro.

Es por eso que Tuchel comienza a gritarles a los jugadores cuando están un metro fuera de posición. Puede marcar la diferencia. Este es el nivel ahora, donde los enfoques tácticos que empujan los límites requieren que los jugadores también los superen.

“El fútbol lo juegan los humanos, así que hay muchos factores, pero es increíble que clubes profesionales opten por jugadores ex profesionales sin preparación. “¿Quién sabe si están a la altura? El juego ha ido mucho más allá de hablar de mentalidad o experiencia. Es mucho más sofisticado que nunca «.

Otro cara a cara entre Pep Guardiola y Thomas Tuchel. EFE. Tomada de https://es.besoccer.com/

Mucho de esto se hace evidente en el campo de entrenamiento. Eso, en un grado mucho mayor que nunca, es donde los juegos realmente se ganan y se pierden. Ese es el único lugar donde los jugadores realmente pueden aprender e interiorizar los intrincados enfoques establecidos por entrenadores como Tuchel y Guardiola.

“Lo que intentamos implementar en los entrenamientos es la combinación de respetar tu zona”, explicó Tuchel en febrero, “y tener una estructura y luego la libertad para la creatividad y la calidad y la intuición de los jugadores. Esa es una mezcla constante «.

Por eso Tuchel es constantemente “exigente”, según el capitán César Azpilicueta. “La formación es muy específica”, dice César Azpilicueta. «Su enfoque está en cada acción, cuando un jugador está fuera de posición».

Los equipos de Tuchel y Guardiola tienen algo en común: “La búsqueda del tercer hombre” que se puede apreciar cuando en el Chelsea se juntan: Azpilicueta, Jorginho y Kanté o Mason Mount en el costado derecho para salir de la presión del rival o para ir avanzando de manera conjunta a lo largo del terreno de juego y en el City cuando se juntan De Bruyne, Foden, Silva, Gundogan, Mahrez para también salir de la presión rival y avanzar progresivamente en busca del arco rival.

Tomas Tuchel, 47 años, es el último cruyffista confeso que busca la excelencia y la innovación. Foto as.com

El sistema defensivo de Tuchel es diferente e influye enormemente en la forma de atacar del Chelsea, en el bloque de tres defensores, Azpilicueta y Rudiger acompañan a Thiago Silva, dándole blindaje al central brasileño de 36 años.

Con N’Golo Kanté y Jorginho en la medular le dan más respaldo a la zaga y en la zona de contención no dejan espacios adelante de la última línea y se encargan de cubrir ambas bandas ante las subidas de los extremos, Ben Chilwell por la izquierda y Reece James por la derecha.

La delantera refleja que este es un equipo con más oficio. No hay margen para dejar a un solitario hombre en punta como Olivier Giroud o Tammy Abraham. En cambio, Tuchel se ha preferido al trío conformado por Christian Pulisic or Werner, Kai Havertz y Mason Mount, jugadores de gran despliegue que bajan para ayudar en tareas defensivas.

El ajedrez táctico de Guardiola tal vez escoja su preferido 4-3-3.

Ederson, Walker, Stones, Diaz y Cancelo en defensa.

En la mitad con Rodrigo o Fernandinho, Gundogan y Bernardo Silva.

Marhez, De Bruyne y Foden. Un equipo rico en técnica, velocidad e inteligencia y flexibilidad táctica, en ocasiones veremos un equipo con dos falsos 9’s, en ocasiones un 4-3-3 o un 3-4-3.

Pep Guardiola fue la primera persona en la Premier League en comprender las demandas únicas del fútbol en una pandemia, aumentando la cuota de posesión de su equipo mientras ralentizaba el juego y frenaba la presión del City.

Con jugadores mental y emocionalmente agotados y con tan poco tiempo en el campo de entrenamiento, pasar a un estilo de fútbol tiki-taka más paciente fue el golpe maestro que le valió al Man City el título.

Thomas Tuchel fue la primera persona que siguió a Guardiola en ese viaje. Cuando el alemán llegó a Stamford Bridge, se esperaban frecuentes cambios de formación y ajustes incesantes, así como un fútbol de sangre y truenos en el molde de Jurgen Klopp.

En cambio, obtuvimos un 3-4-2-1 rígidamente formado y que nunca cambia, con la compresión entre las líneas y el control de la posesión como características principales.

Las similitudes entre los dos entrenadores en los últimos meses deberían garantizar que el partido del sábado sea ordenado y con poca acción en las áreas. De todos modos, ese suele ser el camino con las finales, pero como en la semifinal de la FA CUP, podemos esperar una partida de ajedrez táctico entre los dos entrenadores.

Tres meses antes de que Guardiola aterrizara en Manchester, Quique Sánchez Flores y Unai Emery dieron su opinión sobre la imposibilidad de domar el fútbol inglés y de las causas de la crisis galopante de sus equipos en Europa.

«La dinámica del juego es muy salvaje. Esa es una de las cosas que intentamos controlar pero es complicado, por una razón puramente cultural. El fútbol inglés es salvaje desde una cuestión casi étnica, cultural, por la necesidad de que el equipo llegue al área y los partidos se descontrolen sin saber cómo».

Guardiola se enfrentaba a un desafío de implantar un fútbol de control a partir de la tenencia del balón en un lugar donde se rendía culto al tackle, al juego directo y al córner, y de instaurar una cultura de la exigencia donde reinaba el conformismo.


Y GUARDIOLA HA TRIUNFADO!!!

Pep Guardiola, 50 años, y otro reto como entrenador del Manchester City.

Las batallas que definirán el juego.

En sus dos victorias anteriores, el Chelsea buscó explotar la alta línea defensiva del Man City jugando rápidamente pases más largos hasta Timo Werner, cuyo movimiento inteligente expuso la mayor falla en el enfoque de Guardiola.

Man City necesitará presionar constantemente en el área del medio campo para asegurarse de que Mason Mount no pueda levantar la cabeza para entregar esos pases.

Guardiola también puede estar preocupado por la superioridad numérica que acostumbra el Chelsea en la mitad de la cancha, Es posible que su 4-3-3, en el que se espera que Ilkay Gundogan apoye a Kevin de Bruyne en el último tercio sea ligero en números en la transición. En teoría, los delanteros interiores del Chelsea deberán apoyar a los mediocampistas centrales para superar los 3 centro-campistas del City.

En cuanto al ataque del City, gran parte de su atención estará en el lado derecho del Chelsea.

Reece James y Cesar Azpilicueta han intercambiado roles en las últimas semanas, una señal reveladora de que Tuchel aún no ha encontrado la combinación correcta en ese flanco, y debería haber una grieta en la armadura aquí para que los creadores de jugadas de Man City se concentren. La brillante forma de Phil Foden es motivo de preocupación.

Pero la verdad es que la batalla táctica no se puede explicar con gran detalle y no solo porque la rivalidad Tuchel-Guardiola apenas comienza en la Premiership.

Esta final entre clubes Ingleses tendrá dos de los mejores jugadores jóvenes del mundo:

Foden en el City y Mason Mount en el Chelsea, ambos Ingleses, podrían jugar en cualquiera de los mejores equipos del mundo, el jugador inglés del pasado era grandote, torpe, correlón y agresivo.

Esta nueva generación es diferente, todos son jugadores técnicos. Más pequeños, hábiles, ágiles. Futbolistas maravillosos.

Estos jugadores nuevos  también tienen la suerte de tener  los entrenadores adecuados, como Tuchel, Guardiola, Klopp, Ancelotti etc quienes les han dado la oportunidad.

El cambio de Chelsea en tres meses bajo Tuchel ha sido espectacular, todo comenzó con José Mourinho. Luego superó a Diego Simeone, dos veces, seguido por Jurgen Klopp, Carlo Ancelotti y Pep Guardiola.

Cinco de los técnicos más avezados del fútbol europeo, todos perdiendo ante Thomas Tuchel desde que el alemán tomó las riendas de Chelsea en enero.

En Alemania todos los jóvenes entrenadores inteligentes, cada uno de ellos, Julian Nagelsmann, Thomas Tuchel, Flick, están influenciados por Guardiola, también se puede ver en Inglaterra «.

EL SÁBADO GANARÁ EL FÚTBOL

El fútbol está en un nuevo nivel, mucho más sofisticado que nunca, los nuevos jugadores de Inglaterra son jóvenes y entre los mejores de Europa, a pesar de que aquí no se juega en la calle, todos son de academias, por lo tanto hay habilidades que no podrán obtener como el jugador de la calle, el potrero de nuestro país, pero no veo por ningún lado sofisticación en el fútbol de Colombia, los jugadores nuevos no compiten, su formación es deficiente, no veo nuevas estrellas.

El problema debe ser mi televisor!!!

Héctor Varela.
UEFA “A” Licence Coach
Londres.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top