Capsulas de Carreño

Un crack atacado por un crítico.

La magia de Neymar. Foto tomada de @PSG.

Por Álvaro Santamaría Ochoa

La magia y el talento de un gran futbolista, tiene inundado de dolor a algunos.

NEYMAR, NOMINADO AL THE BEST.

Como me explico partiendo del principio que reza en el fútbol de que nadie tiene la verdad  o todos la tienen. Un prestigioso crítico, que me merece todo el respeto y admiración, por la persona y profesional que es. Critica vehementemente los lujos técnicos que hacen parte del estilo propio del  Brasileño, lo que los ojos del mundo ven en Neymar cada que juega?

Se toma el trabajo de investigar en cuanto periódico o revista deportiva encuentre, cuántos penales ha fallado, cuántas expulsiones ha tenido, cuántos disgustos en los entrenamientos ha sostenido? . Y lo peor, critica radicalmente que lanzar una «bicicleta» en pleno juego es una provocación, que la riqueza técnica no puede utilizarse porque  !Qué vergüenza! para su colega , hacerle pasar el ridículo…

Esos comentarios patrocinan al violento que considera tener licencia para lesionar al del fútbol exquisito, al técnico, al capaz de intentar un lujo que en los reglamentos está admitido. Quisiera leer de esta importante pluma, críticas fuertes contra el violento malintencionado que va por la carne y se olvida del balón, de aquellos que  se dedican a perseguir al talentoso hasta despacharlo en camilla al camerino. Esos SI que merecen una censura ejemplar.

A veces pienso que estamos con el mundo puesto al revés. Hoy es más honrado el que se roba un reloj y por el motivo que sea lo devuelve, que aquel que nunca ha robado. Así estamos en el fútbol, le dedican toda una columna para criticar al talentoso y mandarle una ancheta de felicitaciones a quien lo lesionó, justificando al violento, porque pobrecito, se avergonzó con la bicicleta que le hizo el crack.

Lamento leer el comentario utilizado en contra de quienes enriquecen el espectáculo y hacen del fútbol un deporte con arte. Es bueno que la objetividad predomine, porque casi siempre la realidad te hace quedar mal.

La verdad es una, hoy Neymar es el futbolista con más alto precio en una negociación, pero esto tiene desvelados a mucha gente que ven al dueño del espectáculo como un provocador.  Ah! Y como si fuera poco, comparan  a  Cavani con Neymar, por favor … eso sí no lo cree nadie. Por más animadversión que exista, la crítica jamás podrá reñir con la realidad.

Por más dolor o más…. no sé como llamarlo, que se le tenga a determinado jugador, la televisión no deja mentir.
Tengamos calma y mejor disfrutemos del arte del buen fútbol, no nos desgastemos en buscar las faltas que cobra Neymar, los penales que falle, que por más errores que le encuentre jamás puede ubicar a Cavani al mismo nivel de Neymar.

Ahora entiendo el porque un aficionado que paga una costosa boleta para ver un buen espectáculo, termina aplaudiendo al «pata dura » que lesiona al crack , así se quede sin EL ESPECTÁCULO.

Una fórmula sencilla para disfrutar de las figuras, olvidémonos de cuánto dinero recibe por su juego y valoremos más una » bicicleta», un sombrero, un túnel o un gol que una patada macabra.

No le exijamos al crack que le de la mano al violento que lo siguió todo el partido, propinándole faltas a mansalva, que lo podrían lesionar seriamente.

Para evitar tantas reacciones incómodas, siempre he sostenido que los contratos deberían tener un sello total de PRIVACIDAD.
(Alvaro Santamaria Ochoa
Fútbl con identidad)

—-

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *