Capsulas de Carreño

Un excelente Caldas 1964..

El buen equipo Caldas 1964. Foto archivo Polaco Galeano.

Por Álvaro «Polaco» Galeano.

*Para matar el tedio, un lindo recuerdo. Volviendo con el gusto por avivar la nostalgia, que es como tener un buen recuerdo. En 1964 se armó un excelente cuadro en la ciudad de Manizales con una buena mezcla de gauchos y criollos. Vamos a ver…

De pie.
-Orlando Marín
, manizalita, surgido del Campeonato Nacional realizado en Medellín, excelente defensor central, técnica, clase y rudeza cuando se necesitaba, muy pronto fue llevado por el médico Ochoa a la Selección Colombia para el Suramericano (lindo apelativo) de Bolivia. Jugó para el Caldas en dos ocasiones, Millonarios y Santa Fe. Una diabetes lo llevó a la tumba, ya amputado de una de sus piernas. Llevó una linda bohemia abrazado a la música colombiana; fue un libro de anécdotas.

Julio Bricka, argentino, de poca figuración y corta temporada, cualidades como central.

Lino Huerfano, arquero bogotano, suplente de poca actuación. ¿Será que me equivoco?

Hugo Márquez, de Barrancabermeja, marcador izquierdo de gran calidad técnica y táctica, defensor con salida cuando esto era una novedad, solo jugó para Once Caldas y estuvo en la Seleccion Colombia de Suramericano de 1967. De dilatada carrera en Manizales, la vida bohemia de la ciudad lo absorbió y hace unos pocos años fue asesinado para intentar robarle lo que fue su vida, los recortes con los recuerdos de la gloria vencida.

Wilfredo Camacho, boliviano, capitán de su selección  y luego entrenador, de violenta patada y gran cabeceo, destacado en el tiempo que jugó para el conjunto blanco.

Isidro Olmos, arquero corpulento casi que salido del molde que debe tener un golero, pero de notables actuaciones en el Caldas y en el Deportivo Cali, daba gusto verlo atajar al gran «Trucutru», venido de la Argentina en la misma época de Ricardo Navarro, padre del mal recordado Navarro Montoya. (cosas de Ochoa).

En cuclillas. 
-Conrado Arango, descubrimiento del cura Jesús Maria Burgos en su equipo Imusa, fue enviado al Once Caldas, donde por su destacada actuación como marcador de punta fue llevado a la Selección Colombia de Bolivia 67 y pasa a Millonarios con gran suceso, para terminar su carrera en algunos encuentros con Medellín. Amigo del juego, casino, chance, lotería, caballos, murió en un pueblo del suroeste antioqueño.

-Rodrigo Gómez, otro de Barranca, con amplio recorrido en el Once, querido por la hinchada. Recién llegado y cuando iba a ser liquidado, por una contingencia de nómina tuvo que jugar como puntero derecho cuando se suponía marcador y ese día hizo tres goles lo que le valió que lo dejaran por muchos años, incluso regresó cuando estuvo por dos temporadas en Millonarios.

-Ignacio «Velitas » Pérez
, otro producto del Imusa del cura Burgos, Junto a Óscar López. Pérez, mundialista en Chile 62, jugó para Santa Fe, Pereira, Tolima, Medellin, con destacada solvencia en el medio campo, lo que pudo demostrar en el Once Caldas para así definir su larga campaña. Falleció hace una década en su barrio San Joaquin.

Osvaldo Galarza, argentino triunfador en nuestro fútbol jugando para este brillante equipo. Goleador de raza, de los mejores cabeceadores en el fútbol rentado nuestro.

Jorge Uribe, de la tierra,  manizalita de hueso colorao, puntero de gran habilidad, pegada y gol. Estuvo por varios equipos y la Selección Colombia que les mencione antes en Chile, desgraciadamente falleció muy joven.

-Para el ultimo, un reconocimiento como manizalita de adopción con méritos; Alfonso «El Petizo» Núñez. se quedó a vivir en Manizales, fue entrenador encargado en varias ocasiones, también como caza talentos. Como jugaba? Bastante bien por la punta izquierda en una delantera muchas veces al lado de Mirabelli y Galarza, después con Osvaldo Pérez y tantos otros.

Como ven, un muy buen equipo, de hermosa ciudad, de pocos dirigentes con espíritu ganador, de buena y culta afición a la que estos mal acostumbraron al juego bonito, que hoy, como la salud, escasea. Si el coronavirus ese nos va a 0bligar a barajar de nuevo, que el fútbol aquel vuelva, por amor a Dios !

Compartir:

8 comentarios

  1. wilson romero balnco

    1 abril, 2020 at 7:25 pm

    *Por crónica de Álvaro «Polaco» Galeano
    Excelente crónica señor Álvaro. Me podría indicar hace cuánto murió Jorge uribe, si bien no estoy mal el jugo en la Copa América de 1967 e hizo parte del Deportivo Pereira de César López Fretes conocido como el kinder donde también jugo Gustavo Santa, Jairo Arboleda y Rigoberto Urrea, entre otros,
    Wilson Moreno Blanco, Bogotá, hincha de Millonarios

    • alvaro galeano

      2 abril, 2020 at 10:58 am

      *De Álvaro Galeano para Wilson Romero
      Don Wilson, efectivamente, <jorge jugó en el clasificatorio a Copa América de 1967. Fueron dos partidos contra Chile con pobres resultados. Jorge fue jugador del Pereira y falleció entre 15 a 20 años. Le recuerdo que el Kinder también tuvo a Jorge Tato Gonzalez, Fabio Cadavid, Gabriel Correa entre otros.
      Álvaro «Polaco» Galeano, columnista Cápsulas

  2. alvaro galeano

    25 marzo, 2020 at 5:53 pm

    *Respuesta de El Polaco a Juan
    Juan, fueron juntos López, Velitas y Conrado Arango. Ya Conrado Pimbora era un veterano incluso campeón de 1957 con el DIM, como suplente de Leonel Montoya. Todos eramos vecinos y seguiamos a Imusa y el cura platica si cogió, poquita, pero cogió.
    Álvaro «Polaco» Galeano, columnista Cápsulas

  3. Uriel Restrepo

    25 marzo, 2020 at 7:20 am

    *Por la crónica de «El Polaco»
    Álvaro, como siempre, oportuno y con una pluma siempre encaminada a brindarnos espacios que en medio de situaciones imprevistas, nos transporta a nuestra juventud (niñez para otros)con historias y enseñanzas que añoramos al máximo.
    Amigo, todavía te debo la visita y la invitacioncita a un pasantico de mango biche, pero el destino nos dará pronto esa ansiada oportunidad.
    Abrazos a ti y la familia. Cuídate un montón que te necesitamos largo tiempo en esta «familia Cápsulas».
    Uriel Restrepo, Miami

  4. Juan Gutierrez

    24 marzo, 2020 at 6:12 pm

    *Por la crónica de Álvaro Galeano
    En la foto solo aparece Velitas Pérez como vendido por el cura Burgos. En realidad, el negocio fue de tres grandes del fútbol paisa y mas tarde consagrados en el fútbol del país: «Velitas», «Pimbora» y Oscar López, este ultimo, palabras mayores. Finalmente, para estos días de asueto y lectura obligada, las crónicas de «El Polaco», puro reconstituyente para el tedio y la monotonía.
    Juan Gutiérrez, Chicago, hincha del DIM 71

  5. Juan Manuel Uribe

    24 marzo, 2020 at 4:47 pm

    *Por la crónica de «El Polaco»

    El Polaco invita a recordar aquel Once Caldas: ese domingo 13 de septiembre estrenó DT al Mono Rubio y jugó el 4-2-4 de la época que en el campo era 4-3-3.
    Olmos se ganó en ese año la ida al Cali del 65; la zaga con Conrado Arango, Bricka, Marín y Márquez; Camacho, de 6, Velitas Pérez, el gran 8 de siempre y Jorge Uribe, aquí de interior, posición pocas veces ocupada por un natural puntero; Rodrigo Gómez, en uno de sus partidos como puntero derecho, Galarza y Núñez. Millos alcanzó esa jornada al Quindío; DIM y NAL, octavos, pero el Medellín subirá: será 3o, pudo ser campeón…
    Juan Manuel Uribe, historiador de fútbol, columnista Cápsulas

  6. Gonzalo Valderrama Aguilar

    24 marzo, 2020 at 3:49 pm

    *Un excelente Caldas 1964
    Qué buena nueva crónica. Un extraordinario paliativo para esta cuarentena en la salud colectiva y personal. Felicitaciones, los ciberlectores de Cápsulas, nos merecemos tus escritos.
    Gonzalo Valderrama Aguilar, Envigado

  7. humberto vasquez

    24 marzo, 2020 at 8:52 am

    *Por la crónica del «Polaco»
    Que gustazo volver a deleitarnos con tus escritos. Te envio un gran saludo y los deseos de que todo esté muy bien.
    Por favor me envias el contacto nos encontraremos. Zurdo,
    Humberto Vásquez, Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top