Capsulas de Carreño

Un gol abrebocas. Por Jorge Iván Londoño.

 

Por Jorge Iván Londoño.

 

*Si señores, un empate para un partido luchado, que tuvo de todito como bolsa de pasabocas, que nos deja en el tercer lugar, invictos, e ilusionados.

Si algo bueno tienen las eliminatorias, es que cada partido tiene su “entripa´o”. Los que son contra Venezuela, vienen precedidos de un fervor patriota que les da un tinte hasta político. Contra Chile, por ser un rival directo, el asunto es de tome y dame, con un ingrediente adicional, que ahora tienen a nuestro paisano Rueda como su técnico.

 

Para el partido de anoche los chilenos tenían una piedra en el guayo, porque venían de una derrota ante Uruguay, y nosotros una almohadilla, gracias al triunfo ante Venezuela, antecedentes que de alguna manera inquietan a los jugadores, y obvio a nosotros los hinchas, que anoche, muchos empiyamados de amarillo, nos apostamos con disciplina militar frente a lo que antes era la pantalla chica, y hoy ni de fundas, porque la de menos, como la mía, mide 43 pulgadas.

 

El partido comenzó con par sustos en ambas porterías. Primero tocó la puerta Colombia con cabezazo de Duván, y luego Chile con centro de Vidal, el de motilado mohicano y  marrullero en su forma de ser.

 

En el minuto de la suerte, una extraordinaria jugada de Stefan Medina termina en un centro certificado por el grupo de Geometría de la U de A, para que Lerma (quien juega para un   equipo inglés con nombre impronunciable)  de cabezazo al piso ponga arriba a Colombia en el marcador.

 

El mismo Lerma minutos después puso a prueba el sistema óseo de las manos del portero de Chile, con un potente remate. Luego llega la lesión de Medina para darle continuidad a la fatalidad de ese puesto de lateral, comenzada con la grave lesión del también paisa Santiago Arias. No faltará quien diga que…claro “martes trece”.

 

En el minuto 37 Chile empata por falta de Lerma a Vidal, que el árbitro decreta como penalti,  “sapia´o” por los responsables del VAR. Ese final del primer tiempo fue negro para nosotros, porque 5 minutos después llegó el segundo gol austral de los pies de Alexis (¡Qué culebra!) contando con un kilo de suerte y la falta de contundencia de Cuadrado y Vargas para despejar el balón.

 

En el segundo tiempo se vio una Colombia a raticos inspirada y a ratos embolatada, con opciones de gol de todas las formas y tamaños, hasta gol anulado a Davinson, por una supuesta falta que el árbitro trató de explicarles a los jugadores hasta con manotazos, jugada que tampoco quiso revisar en la pantalla del VAR.

 

Al minuto 70 entra Falcao para que salve la patria con el gol del empate en las postrimerías del partido, gol que nos cambia los tapabocas por el abrebocas para celebrarlo a rabiar.

 

Si señores, un empate para un partido luchado, que tuvo de todito como bolsa de pasabocas, que nos deja en el tercer lugar, invictos, e ilusionados porque tenemos materia prima y un técnico que sabe lo que quiere porque tiene lo que necesita.

 

El 12 de noviembre en la arenosa, “le veremos los dientes” a Uruguay, que llega herido al caer goleado por Ecuador.

 

¡Va´paesa!

Compartir:

Un comentario

  1. Juanfer

    14 octubre, 2020 at 1:23 pm

    *Por un gol abrebocas, columna de Jorge Iván Londoño
    https://capsulas.com.co/un-gol-abrebocas-por-jorge-ivan-londono/ MUY BUEN COMENTARIO. IMPOSIBLE OLVIDAR EL PATADÓN DEL VÁNDALO DE ESQUINA EL FEO VIDAL Y QUE EN EL MINUTO 39 ESTAMPÓ A MANSALVA Y SOBRESEGURO A UN JUGADOR COLOMBIANO. EL ARBITRO SE SUBIÓ LA PANTALONETA Y CERO ROJA
    Juanfer, Juan Fernando Echeverri, Medellín

    Hincha de MI VERDE DEL ALMA
    Medellin

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top