Capsulas de Carreño

Un Junior con vértigo.. Por Hugo Illera Jiménez, Diario Deportes


Por Hugo Illera Jiménez, Diario Deportes

*Junior volvió a ser un equipo equivocado. Es que cuando “pelea” el partido no es Junior.

Me gustó la fiesta de la hinchada, no el partido del Junior, sí el del América. El 0x0 parece extraño.  Ya había venido el club caleño en la cuarta fecha, había jugado parecido a ésta noche y había logrado ganar 1×0 con gol de Pisano de tiro penal en el minuto final.

Junior, como aquella vez, volvió a ser un equipo equivocado. Es que cuando “pelea” el partido no es Junior. Cuando el equipo de Comesaña lo hace pierde el rumbo, como esta vez atacando un 1-4-3-3 del América de manera frontal, con prisa y sin pausa.

Junior no es para correr y correr, topar y topar, enviando balones aéreos o rastreros que se pierden en la esterilidad desgastándose físicamente mientras el técnico se desvive en la raya enviando mensajes que, la mayoría de las veces, no llegan a su destino por el ruido del estadio.

Es que Junior no tiene cabeceadores a excepción de Mera, pero Germán es zaguero y, a no ser que sea con pelota quieta, no va a estar en el área del rival aunque, esta vez, en el remate del juego allá lo envió Comesaña buscando un último chance.

Junior es un equipo bien preparado físicamente y cuando ha necesitado de esa condición lo ha hecho. Pero no siempre. Últimamente pasó con Nacional y Tolima y se repitió ante América. Junior es un plantel de gran condición técnica que somete a su rival gracias a la generación de juego hilvanado con decisiones adecuadas e imaginación.

Juega por las bandas y por el centro y no es predecible. Frente al América fue obvio y repetitivo. Era recuperar, avanzar un poco y lanzar la pelota hacia adelante a ver qué salía. Se olvidó de pensar por pelear el juego.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top