Capsulas de Carreño

Un llamado… Por Juan Felipe Betancur Ramírez


Por Juan Felipe Betancur Ramírez

 

 

*Debemos rediseñar proyectos estructurados con un contenido relevante con la ventaja de tener potencial humano en cualquier área…

 

El fútbol colombiano ha construido una historia y es habitual escuchar en muchas esferas sobre las diferencias entre épocas. Cada período de tiempo trae unos hechos acaecidos, donde los protagonistas son diferentes, así muchas de las historias que los medios narren sean muy parecidas, tengamos claro que para el común sí lo sea y para el experto sea una falacia.

Por la contingencia mundial, nacional y local, estamos privados del fútbol doméstico hace meses. Las partes que tienen que ver con autorizar el retorno, por fin definieron protocolos de bioseguridad tanto individuales como sociales para estar en las canchas. Así mismo escuchamos y leemos satisfacción en muchas personas, medios de comunicación, directivos, entrenadores y jugadores del fútbol adulto, primeros favorecidos.

Tenemos un factor muy significativo y llama más la atención, cuando el criterio se hace igual para muchos; cuando nos expresamos a través de conversaciones u otros medios, refiriéndonos a la calidad del fútbol en nuestro país. De igual manera encontramos extremistas, nada les gusta; otros con argumentos por omitir o contratar jugadores para su equipo amado, palo porque bogas y palo porque no bogas.

También encontramos quien se refieren al fútbol patrio desde el juego, el resultado de ganar un partido, inversiones en alto costo, rebaja de sueldos y todo el mercado alrededor del marketing y que hoy ha dejado de producir ingresos; siendo un golpe bajo, muy bajo que puede llevar a la desaparición de algunos equipos. Réplica de la contingencia.

Siguiendo en esa misma línea, está la presencia del primer entrenador y su cuerpo técnico. Reducir costos acordados con directivos o traer uno que se ajuste al momento, a la temporada 2020 para lo que resta, mientras pasa la transición de todas las novedades que los tiempos hoy ofrecen, corriendo riesgos desde lo deportivo y su presente laboral.

Hacer UN LLAMADO a toda la parte que de manera interna y externa se sostiene del fútbol formativo, competitivo, adulto y de alto rendimiento, relacionado con invertir la pirámide, y direccionar las mayores inversiones hacia al fútbol base, la cantera, la academia, las divisiones menores; es nuestro interés y recomendación.

Tener razones para un llamado, permite que todos hagamos una mirada, evidenciando y proyectando una nueva época, tan distinta que se puede analizar como una utopía. A mal tiempo, una oportunidad. Entendamos que hacer un empoderamiento, es hacer mucho más significativa la experiencia, memorable diríamos.

Hablemos de razones para ajustar procesos e innovar. Es decir, relacionar lo educativo con la formación de aprendizajes significativos para la vida de los niños, niñas, jóvenes; desde lo transversal e integral que exige la calidad de un proyecto de fútbol en formación y que, desde los costos, los principales costos; deben estar centrados en las habilidades y empatía orientado a lo social, a lo humano, al juego y a un fútbol que permita retornar, el espectáculo y seduzca ser visto.

Ya expresamos sobre el parecer del bajo nivel del fútbol en Colombia. Aquel que nos ofrecen los medios de comunicación producto del querer tener, poseer y sólo ganar desde lo numérico. Mirada que está arraigada en títulos y lo económico, fútbol adulto. Alejados totalmente del juego, de la lúdica, del placer que se siente y de la creatividad, la iniciativa y principalmente de lo humano.

Generar en el presente del país, o sea en nuestros niños, niñas y jóvenes; hoy y ahora, experiencias memorables que permitan desafíos, compromisos y oportunidades. El fútbol es individual, hoy se generan servicios personalizados e inclusive desde la virtualidad y es parte del aprender a aprender.

En muy buen momento de la historia en Colombia nos hemos dado cuenta de que lo primero es la salud, la vida, la familia, el bienestar individual y social. Debemos rediseñar proyectos estructurados con un contenido relevante con la ventaja de tener potencial humano en cualquier área que el fútbol exige.

[Juan Felipe Betancur Ramírez
Formador de Formadores. Licencias A y C   FCF]

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top